Salamanca contará con un punto de distribución de leche materna desde el próximo 12 de diciembre

Salamanca contará con un punto de distribución de leche materna desde el próximo 12 de diciembre

También se inaugurará otro punto en León, cumpliendo con el objetivo de que todos los hospitales de Castilla y León con UCI de neonatología de nivel III tengan este servicio. Desde su creación, en el año 2015, el Banco de Leche Materna de Castilla y León ha beneficiado ya a 212 bebés receptores, gracias a las donaciones voluntarias y altruistas de 112 mujeres

El Banco de Leche materna de Castilla y León es un proyecto que nació con el objetivo de conseguir que todos los niños nacidos en la Comunidad, que tengan que ser atendidos en las UCI de neonatología de nivel III y así lo requieran, puedan acceder a leche materna. Para ello es fundamental el papel de las madres donantes que, de manera totalmente altruista, colaboran con esta causa.

De esta manera, según informa la Junta de Castilla y León, la distribución de la leche materna se realizará también desde los Complejos Asistenciales de León y Salamanca. 

La leche donada se administra por lo tanto a recién nacidos hospitalizados que no disponen de leche de su propia madre, especialmente recién nacidos prematuros con peso inferior a 1.500 gramos o una edad gestacional inferior a las 32 semanas. Aunque también se emplea en la asistencia de otros pacientes como bebés con retraso de crecimiento intrauterino severo, sometidos a cirugía intestinal, cardiopatías congénitas, etc. 

Y, para ellos, supone una diferencia cualitativa clave en su desarrollo ya que este tipo de alimentación es fundamental para su recuperación y evolución física por ser el producto que mejor se ajusta a sus necesidades nutricionales. Su consumo se ha mostrado, además, como una de las vías más eficaces para evitar la aparición de infecciones y otros problemas de salud como por ejemplo la enterocolitis necrotizante.

El Banco de Leche materna de Castilla y León ha obtenido resultados muy positivos desde su nacimiento en el año 2015. En este tiempo son ya 112 las madres que se han convertido en donantes lográndose, gracias a su generosidad, la recogida de 472 litros de leche materna. De ellos, se han procesado 420 litros que han beneficiado a un total de 212 bebés receptores.

Colaboración de las donantes

Esta ampliación de los servicios requiere incrementar el volumen de donaciones para poder dar cobertura a todos los puntos de distribución existentes. Por lo que se necesita, más que nunca, la colaboración de las donantes para aumentar la cantidad de leche disponible.

Cualquier mujer que esté amamantando a su hijo satisfactoriamente, no tenga problemas de salud y lleve un estilo de vida saludable, puede ser donante. Y, para llevar a cabo esta actividad altruista solo tiene que acudir a la consulta del Banco de Leche de Castilla y León, situada en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, una vez que la lactancia de su hijo esté bien establecida y hayan pasado tres o cuatro semanas desde el parto.

En esa consulta inicial se le realizará una entrevista personal y un análisis de sangre -para garantizar su buen estado de salud y descartar enfermedades infecciosas transmisibles como VIH, hepatitis o sífilis- y se le facilitara todo el material que necesita para poder realizar las extracciones en su casa. Las primeras entregas de leche se realizan en la ya mencionada consulta situada en el Río Hortega pero posteriormente, una vez implantado el proceso de donación, se ofrece a la donante el servicio de recogida de leche en el domicilio para su mayor comodidad.

Comentarios
Lo más