Cerca de dos centenares de funcionarios de prisiones de Topas acuden a una gran manifestación en Madrid

Cerca de dos centenares de funcionarios de prisiones de Topas acuden a una gran manifestación en Madrid

Tuvo lugar este 11 de diciembre en Madrid. Llega después de las dos últimas agresiones a funcionarios por parte de reclusos

Cerca de 200 funcionarios de prisiones del centro penitenciario de Topas acudieron este 11 de diciembre a la manifestación convocada por la Plataforma de Prisiones en Huelga formada por CSIF, Acaip, UGT, CCOO y CIG que tenía como objetivo reivindicar “la importancia y la dificultad del trabajo de los funcionarios de prisiones se plasme en una mejora retributiva, un incremento de las plantillas, el reconocimiento de una vez de su condición de agentes de la autoridad, y la mejora de su condiciones de trabajo", según indican desde el primero de los sindicatos. 

Esta llegó después de las dos últimas agresiones que han sufrido funcionarios en Topas, la última este mismo jueves, cuando un funcionario procedía a la retirada de un objeto que le pareció sospechoso y que manipulaba un interno de nacionalidad marroquí, que resultó ser droga y un cúter artesano que había fabricado el interno con un bolígrafo y una cuchilla, según denunció CSIF. 

El funcionario fue atendido por los servicios médicos del Centro Penitenciario y derivado al hospital de Salamanca, donde se le practicaron varios puntos de sutura y la analítica correspondiente para iniciar el protocolo de accidente biológico, permaneciendo actualmente de baja. Es el segundo funcionario herido y que requiere baja médica en los últimos 8 días en el centro y el sexto en los últimos meses.

Así, el sindicato CSIF lamenta el abandono de la Secretaría General y del Ministerio del Interior de la Institución Penitenciaria y del Centro Penitenciario de Topas en particular, donde, afirman, hay 140 vacantes sin cubrir desde hace años, "donde los trabajadores de todas las áreas es imposible que puedan efectuar con eficacia su trabajo, ya que a la falta de personal se une que la mayor parte de la plantilla tiene una edad superior a los 55 años, la más envejecida de España”.

La desidia de los responsables de la Institución Penitenciaria por sus trabajadores, afirma CSIF, “alcanza también al material que nos facilita para trabajar, dándose la circunstancia de que los dos últimos trabajadores heridos en actuación profesional lo han sido realizando su trabajo con los guantes que nos facilita la Administración, de tan pésima calidad que no evitan el más mínimo riesgo en este tipo de actuaciones, y que sirven poco menos que para no ensuciarse las manos y poco más, a diferencia de lo que ocurre con el material que se le facilita a otros colectivos profesionales como la Policía o los Bomberos.

Comentarios
Lo más