Proyección de ‘Zaniki’, de Gabriel Velázquez, con invitaciones agotadas en el Liceo

Proyección de ‘Zaniki’, de Gabriel Velázquez, con invitaciones agotadas en el Liceo

La película, protagonizada por el grupo de folk Mayalde, hace un homenaje a los valores musicales y culturales de Salamanca

Tras pasar por los festivales de Gijón y Rizoma y haber conseguido el Premio del Público en este último, la película ‘Zaniki’, del director salmantino Gabriel Velázquez, desembarca en Salamanca ante una gran expectación por parte de sus paisanos. La proyección ha tenido lugar desde las 20:00 horas en el Teatro Liceo con invitaciones agotadas.

Gabriel Velázquez ha estado este viernes en el Liceo para presentar su sexto largometraje, acompañado de Eusebio Mayalde, protagonista de la película, y el concejal de Cultura, Julio López Revuelta.

Aldeatejada, Salvatierra de Tormes y La Maya son los principales escenarios de este filme 100% salmantino. Las Medulinas y los campos de labranza están muy presentes en la escena, como ha señalado Eusebio Mayalde quien ha explicado que el director “iba buscando verdes y se encontraron ocres. Para verdes ya está Galicia”.

Para el protagonista de esta historia, la película lanza dos mensajes principales. Por un lado, que para conservar ciertas cosas la familia es muy importante y, por el otro, que la asignatura pendiente es que “lo que se dejó de contar en la cocina, debió recogerlo la escuela”. “Todavía estamos a tiempo de salvar muchas cosas”, apunta y pone en valor la cultura y tradiciones de su tierra porque “volver atrás no siempre es retroceder”.

Por su parte, Gabriel Velázquez ha asegurado que “ser moderno es hacer lo que me da la gana” y ha destacado que, en ese sentido, lo que quiere es que “esos niños de Aldeatejada que quieren ser tamborileros, quieran serlo hoy, mañana y siempre”.

La película, protagonizada por el grupo de folk Mayalde, hace un homenaje a los valores musicales y culturales de Salamanca. Eusebio Mayalde interpreta a un chamán que aúlla como los lobos en las noches de luna llena; un folclorista que hace música con cucharas, sartenes y sus manos y le transmite su saber a Zaniki, su nieto de ocho años.

La producción ha contado con la ayuda del Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Salamanca, la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial. El concejal de Cultura ha subrayado que “merece la pena apostar por nuestros creadores y por nuestro cine” y ha asegurado que “no lo hacemos porque sean de Salamanca, lo hacemos porque son buenos”.

Comentarios
Lo más