El cura expulsado de Miami por abusos sexuales fue profesor en el Campo Charro y en el Rufino Blanco

Santuario de Valdejimena, en el que reside el cura Francisco Carreras, según la información de El País
El cura expulsado de Miami por abusos sexuales fue profesor en el Campo Charro y en el Rufino Blanco

La información del periodista salmantino Íñigo Domínguez afirma hoy que pese a que el Obispado de Salamanca conocía los antecedentes de Francisco Carreras, lo asignó aún así como profesor en dos colegios públicos de la ciudad

El diario El País publica este viernes, 14 de diciembre, nuevas informaciones sobre el sacerdote Francisco Carreras, que fue expulsado de la archidiócesis de Miami en 1981 tras una denuncia de abusos sexuales y enviado de vuelta a la provincia de Salamanca, en la que siguió abusando de menores durante años, según El País, en diversos destinos y localidades.

La información del periodista salmantino Íñigo Domínguez afirma hoy que pese a que el Obispado de Salamanca conocía los antecedentes de Carreras, lo asignó aún así como profesor en dos colegios públicos de la ciudad. Concretamente fue docente de religión en el colegio Campo Charro, entre los ochenta y los noventa, y en el Rufino Blanco, en la década de los noventa y hasta 2000. Hasta ahora solo constaba su paso por el centro privado Lorenzo Milani.

El obispado de Salamanca, que un mes después de la información de EL PAÍS aún no ha dado explicaciones sobre el caso, también se niega a aclarar su etapa de profesor. Los obispos en este periodo fueron Mauro Rubio, fallecido; Braulio Rodríguez, hoy arzobispo de Toledo; y el actual, Carlos López. En 2011, ante las primeras noticias de denuncias de EE UU, el obispado defendió su trayectoria como “intachable”.

Carreras estuvo primero en el colegio Campo Charro, según confirma a El País un exprofesor del Rufino Blanco: "Allí tuvo problemas, creo que le echaron, y luego pasó a este colegio". Cinco alumnos suyos en este centro recuerdan sus extrañas y controvertidas clases, cuando tenían entre 10 y 14 años. “Nos hablaba de temas que no eran en absoluto para niños. Sexo, masturbación, homosexualidad, y sobre todo estaba obsesionado con los exorcismos, nos ponía vídeos de exorcismos y de películas de terror, del lado oscuro”, dice una alumna que lo tuvo de profesor de 1994 a 1997, de sexto a octavo de EGB. Los directores de los dos colegios de Salamanca responden que no tienen archivos para consultarlo y no queda ningún profesor de aquellos años para hacer averiguaciones.

El obispado de Salamanca aún no ha dado explicaciones sobre el caso de Francisco Carreras y también se niega a aclarar su etapa de profesor. Los obispos en este periodo fueron Mauro Rubio, fallecido; Braulio Rodríguez, hoy arzobispo de Toledo; y el actual, Carlos López. En 2011, ante las primeras noticias de denuncias de EE UU, el obispado defendió su trayectoria como “intachable”.

Comentarios
Lo más