La tradicional comida de Navidad del PP reivindica los pueblos y la labor de los concejales al servicio de los vecinos

La tradicional comida de Navidad del PP reivindica los pueblos y la labor de los concejales al servicio de los vecinos
Alfonso Fernández Mañueco, José María Herrero y Jesús María Ortiz.
La tradicional comida de Navidad del PP reivindica los pueblos y la labor de los concejales al servicio de los vecinos

La cita ha recibido un unánime respaldo de los ediles de los ayuntamientos de la provincia 

Una reivindicación de la política 'desde abajo', del municipalismo, y por lo tanto, un homenaje a la labor realizada por los ayuntamientos y los concejales al servicio de los vecinos. Uno de los principales epicentros de la tradicional comida de Navidad del PP, que se está celebrando este domingo en la ciudad, ha sido por lo tanto este año la provincia, pero poniendo el foco en cada uno de los municipios, incluso los más pequeños. 

De esta forma, las palabras del presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, han pasado, por ejemplo, por Peralejos de Abajo, para explicar que el Partido Popular está al lado de cada vecino, independientemente de donde viva. Y las de Alfonso Fernández Mañueco, por Pereña de la Ribera, entre otras localidades, para recordar que está funcionando un colegio con muy pocos alumnos. 

Las alusiones a Cataluña, a parar el "golpe de Estado", como ha señalado Mañueco, se han aliñado con una contundente defensa de la Constitución, así como de las tradiciones que atesora el país, entre las que no han faltado los toros. 

Carlos Manuel García Carbayo también ha sido uno de los protagonistas de la convocatoria, que ha recibido una de las ovaciones más entusiasmadas. Hasta se ha levantado de la mesa para agradecer a la gente las muestras de apoyo después de que Mañueco le brindase su confianza con palabras de elogio hacia su capacidad política al servicio de Salamanca: "Ha demostrado que tiene ganas de trabajar por esta ciudad". 

José Antonio Bermúdez de Castro, sentado en la mesa de Mañueco e Iglesias, entre Carbayo y Julio López, también ha estado en la primera línea del protagonismo en la tradicional Comida de Navidad del PP con simpatizantes y afiliados. 

Pero en esta ocasión, los líderes populares han querido dar un paso atrás para ceder el protagonismo a las bases, a los que hacen el partido desde abajo. No ha sido casualidad, por lo tanto, que Mañueco e Iglesias hayan entrado en la sala saludando en primer lugar a las mesas de las comarcas de Abadengo y Arribes, al alcalde de Vilvestre, Manuel Domínguez, y al de Masueco, Marceliano Sevilla, a los concejales de los pueblos de la comarca de Vitigudino, a José Hernández Sevillano y a José María Herrero, concejal y portavoz en el Ayuntamiento vitigudinense, a los que, por cierto, también les ha saludado José Antonio Bermúdez de Castro. Tampoco ha faltado acompañando a los ediles el diputado Jesús María Ortiz y Pedro Sánchez, "el bueno", el alcalde de Lumbrales. 

El corazón de la Comida de Navidad del PP de Salamanca ha latido así en cada uno de los pueblos de la provincia salmantina, a los que Alfonso Fernández Mañueco ha prometido tener en cuenta aunque Valladolid y Pereña de la Ribera estén separados por casi 200 kilómetros. 

Comentarios
Lo más