FÚTBOL - SEGUNDA B

El Salamanca CF UDS sale del descenso a base de ‘Calerazos’

El Salamanca CF UDS sale del descenso a base de ‘Calerazos’

Dos golazos de Iván Calero, secundado por otro de Pablo González, decidieron un partido en el que Sergio, del Celta B, recortó el resultado en los últimos minutos (3-1). El Celta B tuvo sus opciones al comienzo pero desapareció con el efecto Calero. Solo lo intentó al final en un campo helado y ante un Salamanca CF UDS con diez por la expulsión de Ricardo Carvalho. Los salmantinos salen de los puestos peligrosos de la tabla en el primer partido del año

Debía corroborar el Salamanca CF UDS la mejora mostrada en el último tramo de 2018 en la vuelta al Helmántico en el nuevo año. Enfrente se encontraba el conjunto gallego del Celta B, con una mala racha fuera de su estadio pero tres puntos por encima de los salmantinos. En el objetivo de los locales, además, salir de la zona de descenso, que solo se conseguía con una victoria que finalmente fue gracias a la actuación de Iván Calero en los últimos minutos de la primera parte y un golazo de Pablo González nada más salir al césped (3-1).



Eso sí, no comenzó el partido de manera sencilla para el Salamanca CF UDS. De hecho, las imprecisiones con y sin balón supo aprovecharlas el conjunto vigués para crear las primeras ocasiones, claras, que solo Víctor Mena y Toño Vázquez pudieron salvar bajo la línea cuando ya se cantaba el gol tras una jugada por la izquierda y una vaselina en una mala salida de Sotres, respectivamente.

Ahí, con esas dos claras ocasiones, eso sí, se acabó el Celta B en ataque para que apareciera la figura de Iván Calero que, con sus movimientos hacia dentro, conseguía revolver la defensa visitante. De hecho, un golpeo suyo desde casi 30 metros con su pierna menos buena que acabó estampándose de manera violenta contra el palo fue el revivir del Salamanca CF UDS, al menos para encontrarse cómodo en el campo.

Y es que a partir de este disparo, solo en el minuto 12 en un comienzo frenético, todo se volvió más posicional. Los pases dejaron de ser pérdidas para dar seguridad a los locales y el Celta B ya no frecuentó la portería defendida por Sotres. Cierto es que tampoco se prodigaba mucho en ataque el conjunto blanquinegro pero, como en boxeo, si alguien ganaba a puntos entonces era este.

Sin embargo, más allá del poco peligro en ambas áreas, el Salamanca CF UDS tenía ese arma de Calero guardada. En una jugada elaborada, lenta incluso, consiguió introducirse en el área rival tras un buen pase de José García. Se la acomodó a la derecha, ahora sí, y con un toque sutil la coló en la red a falta de ocho minutos para el final de la primera parte. El balón entró por donde no lo hizo en su primer golpeo lejano.

Pero es que sin apenas recobrar el aliento el portero vigués, Iván Villar, el jugador nacido en Parla se desquitó de su primer golpeo lejano con otro aún más complicado por la situación en la que se encontraba. En carrera, rodeado de rivales, se sacó otro ‘Calerazo’ con la derecha, este cruzado, para hacer inútil la estirada de Villar. En apenas tres minutos, el Salamanca CF UDS se había olvidado del mismo espacio del tiempo al comienzo del encuentro y encaraba su salida del descenso.

En la segunda parte, no cambió demasiado el partido. El Salamanca CF UDS parecía controlar el partido con y sin balón, aunque en una jugada aislada, Ibán Salvador encaró a la defensa adelantada blanquinegra y Ricardo Carvalho tuvo que pararle en falta. El árbitro entendió que era el último hombre y que no tenía ánimo de jugar la pelota por lo que terminó expulsado y dejando a su equipo con diez hombres.

Este hecho fue suficiente para que en los últimos veinte minutos el Celta B se estirara buscando un gol que le volviera a meter en el encuentro. Así comenzaron a llegar los balones a un área cada vez más complicado debido al intenso frío. Los resbalones empezaban a ser demasiado frecuentes y la solución de Calderón para ello fue el debut de Javi Carpio. El experimentado jugador cogió la posición de Ricardo Carvalho en un cambio realizado para guardar el resultado. Los tres puntos, desde luego, eran importantes.

Y esto lo pareció entender también Pablo González. Recién salido al partido, a falta de diez minutos para el final, corroboró la tarde de ‘zurriagazos’ con otro desde muy lejos que también se coló casi quitando las telarañas de la portería de Iván Villar. El Celta B, por su parte, lo siguió intentando y maquilló el resultado final con un tanto de Sergio Bermejo que no evitó que los puntos se quedaran en casa. 

Comentarios
Lo más