Organizaciones feministas denuncian en Salamanca el negacionismo de la violencia de género y la mentira como estrategia electoral por parte de la extrema derecha

Organizaciones feministas denuncian en Salamanca el negacionismo de la violencia de género y la mentira como estrategia electoral por parte de la extrema derecha
Francisco Javier de Santiago, Ascensión Iglesias, Inmaculada Sánchez Barrios y Ángela Figueruelo

Más de 60 organizaciones feministas de todo el Estado han impulsado, de manera sincronizada este miércoles, 9 de enero, un manifiesto que denuncia el uso del negacionismo de la violencia de género y la mentira como estrategia electoral por parte de la extrema derecha organizada entorno a VOX, así como la exigencia de este partido de derogar la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Entre las instituciones salmantinas que se han adherido a dicho manifiesto estaban la Federación de Mujeres Progresistas de Castilla y León, la Unidad de Igualdad, el Centro de Estudios de la Mujer, el Máster Universitario en Estudios Interdisciplinares de Género y el Doctorado en Estudios Interdisciplinares de Género y Políticas de Igualdad de la Universidad de Salamanca, entre otras muchas.

De hecho, la lectura del manifiesto, que tuvo lugar en el Aula Miguel de Unamuno de las Escuelas Mayores desde las 11 horas de esta mañana, corrió a cargo de Ángela Figueruelo Burrieza, directora Académica del Máster Universitario en Estudios Interdisciplinares de Género de la Universidad de Salamanca.

En el acto también estuvieron presentes Inmaculada Sánchez Barrios, directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Salamanca; Francisco Javier de Santiago Herrero, subdirector del Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad de Salamanca; y Ascensión Iglesias Redondo, presidenta de Plaza Mayor y de la Federación de Mujeres Progresistas de Castilla y León.

Precisamente, Ascensión Iglesias explicó que este manifiesto, elaborado por la Red Feminista de Derecho Constitucional, llega porque las más de 60 organizaciones entienden “que al camino recorrido para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres se le están poniendo grandes obstáculos”, así como en la lucha contra la violencia de género.

Manifiesto que ataca el programa político de VOX, “formación de extrema derecha” que busca “un intolerable retroceso en los derechos de las mujeres”

En el manifiesto, leído por Ángela Figueruelo, se recoge que las mujeres, desde el inicio de los tiempos “y por el mero hecho de serlo, hemos sido discriminadas, ninguneadas, criminalizadas y maltratadas” por una sociedad “tradicional, patriarcal y machista en la que todo gira alrededor del hombre como sujeto único de derechos”.

Además, recuerdan que gracias movimiento feminista y a varones “cómplices” han sobrevivido a esas situaciones, amén de conquistar derechos “que en el siglo XXI, en la democracia española, nos abren el camino para llegar a ser ciudadanas de primera” y no “adornos al servicio de la masculinidad”, que oprime a todas las mujeres.

La Constitución recoge también la igualdad de derechos en su Artículo 14, lo que les ha permitido alcanzar avances como el uso de anticonceptivos, la ley de interrupción voluntaria del embarazo, la de igualdad o la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género 1/2004, cuya derogación precisamente está incluida en el programa político de VOX.

Así, en el manifiesto insisten en que “queda mucho camino por andar” y que no quieren que sus vidas (las de las mujeres) corran peligro, y reclaman una igualdad “real y efectiva” en todos los ámbitos de la sociedad (algo que todavía no se ha alcanzado), y “la desaparición total de las agresiones, violaciones y abusos sexuales”.

Por ello, harán frente a VOX, “un partido de extrema derecha” cuyos hechos “lo asemejan al Ku Klux Klan” y que incluye en su programa electoral “un absoluto e intolerable retroceso en los derechos de las mujeres que nos conduce a la época franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora y al servicio del varón”.

Lucharán “con la razón y con el mismo ímpetu que lo hemos venido haciendo siglo tras siglo”, y acusó a la “formación machista” de VOX de estar a favor “de la prevalencia del varón sobre la mujer”, exigiendo “muchas aberraciones”, lo que supone un insulto a las mujeres, así como llamarlas “hembristas o feminazis”.

Respecto al “repugnante” argumento de que la violencia de género no existe, algo en lo que se fundamenta el ideario de VOX, el manifiesto espeta que no se pueden sostener, y ahora tampoco lo hará, porque la ley que pretenden derogar desde una autonomía “es una ley estatal de carácter orgánico aprobada por unanimidad por todos los integrantes del Poder Legislativo”.

Una ley que no se puede derogar desde una autonomía entre otras mentiras “sencillas de refutar”

“Dejen de engañar a la ciudadanía, no pueden derogar esta ley, y nos sonroja incluso que lo planteen, porque el mero hecho de hacerlo demuestra su más absoluta ignorancia sobre materias que se aprenden en el primer curso del Grado en Derecho”, prosigue, por lo que pide a VOX que “dejen de hacer el ridículo y, si no saben, estudien”.

El manifiesto también recoge la curiosidad de que “un partido de extrema derecha nos vincule (al movimiento feminista) con el nazismo que practican ustedes con sus ideas, que no son otras que el exterminio público y la anulación del diferente”, ya que lo que ellas son “feministas”.

Es más, se afirma que negar la violencia de género “es como negar el holocausto judío”, puesto que existe “con cifras alarmantes” y sólo lo sufren las mujeres “por el mero hecho de serlo”, algo que puede consultarse a la Organización Mundial de la Salud, quienes indican que, en todo el mundo, el 30% de las mujeres que han tenido una relación afirma que han sufrido violencia por parte de su pareja.

“Si estos datos no les convencen, les podemos aconsejar que estudien y que acudan a los informes de la ONU y de la Unión Europea”, continúa, así como a diversas organizaciones españolas, puesto que podrán descubrir “las aberrantes cifras reales de la violencia de género”, que es diferente y “propia del contrato patriarcal machista que ustedes abanderan”, motivo por el que en una auténtica democracia “tiene un tratamiento legislativo distinto”. Precisamente, en España ese tratamiento ha sido avalado por el Tribunal Constitucional en multitud de ocasiones.

Otra de las “mentiras” de VOX que recoge el manifiesto es la ocultación de datos, que es muy sencilla de refutar, puesto que la cifra de denuncias falsas se publican por la Fiscalía General del Estado y por el Consejo General del Poder Judicial, nunca pasando del 0,01%.

Respecto a la violencia familiar, el manifiesto insiste en que el feminismo no niega su existencia, “pero se da en menor proporción que la de género y con características distintas”, datos que también están a la disposición de quienes los quieran consultar en la página del CGPJ o en las estadísticas de criminalidad del Ministerio del Interior.

“Digan lo que digan, una mentira no se convierte en verdad aunque se repita mil veces”, sigue el documento, advirtiendo de que las mujeres no van a consentir la eliminación de sus derechos, y que son expertas “en luchar contra la opresión, tal y como nos enseñaron las feministas siglos atrás”. Así, el Movimiento Feminista “es imparable, porque le va en ello su subsistencia, y en cuanto se descuiden les habremos arrollado, como hace el viento con un castillo de naipes”.

"No está en peligro el Pacto de Estado"

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, por su parte, ha destacado que, según su punto de vista, el Pacto de Estado en este sentido no está en peligro pese a la posible irrupción de partidos como VOX. "Es un Pacto de Estado mayoritariamente apoyado por los partidos políticos dotado con 1.000 millones de euros". 

Destacó, además, que en Castilla y León se está apostando contra la violencia de género con hasta diez nuevas presetaciones nuevas a las víctimas por violencia de género en esta legislatura. "Seguimos trabajando en la sensibilización, prevención, detección y atención. Debemos seguir avanzando". 

Comentarios