El alcalde (PP) de Monterrubio de Armuña responde al PSOE que no está juzgado y que cargan contra él porque no les pueden ganar "en las urnas"

El alcalde (PP) de Monterrubio de Armuña responde al PSOE que no está juzgado y que cargan contra él porque no les pueden ganar "en las urnas"

En la nota de prensa enviada en la jornada de este martes a los medios, el PSOE destacaba que el alcalde de Monterrubio de Armuña, Manuel José Moro, "será juzgado por acoso laboral", un participio que también presidía el texto, aunque prescindiendo de la perífrasis. 

No obstante, el regidor ha salido al paso de la información, divulgada por los Socialistas, para aclararles, en primer lugar que no ha sido condenado por acoso, de forma que, en respeto de la presunción de inocencia, ha exigido al PSOE contención en sus valoraciones, así como un mejor uso de los participios con el objetivo de evitar confusiones sobre los tiempos verbales. 

Además, el primer edil ha destacado que la denuncia del PSOE se enmarca en una campaña que sólo persigue desprestigiarle y que tiene también una finalidad electoral ya que, siempre según Manuel José Moro, en las urnas no le pueden ganar. "Por eso hablan mal y ponen denuncias, para intentar echarme porque ni el PSOE ni Izquierda Unida pueden ganarnos en las elecciones". 

También refuta el supuesto despilfarro de dinero público del que le acusan los Socialistas, "en cuanto a abogados, procuradores y costas judiciales": "Todo lo he pagado yo, 4.700 euros de mi bolsillo, dicen mentiras y mentiras", señala. 

En relación al despido de la trabajadora que ha provocado el proceso judicial, aclara que la medida laboral es una decisión de la Corporación municipal, aunque ha tenido que firmarla "como jefe de personal", igual que ha tenido que hacer, y tiene, en las gestiones ordinarias municipales. Incluso asegura que él, personalmente, estaba en contra del despido de la empleada municipal. 

El alcalde de Monterrubio de Armuña recuerda también que en los 12 años que lleva al frente del Ayuntamiento han pasado muchos trabajadores, más de dos centenares. "Y ninguno de ellos puede hablar mal de mí, todo lo contrario". 

Tras reiterar la "utilización política" del despido y que están tratando de "tirar por tierra" el trabajo que lleva realizando en beneficio del pueblo durante más de una década, recuerda que gobiernan con mayoría absoluta y que la posición no acude ni a la mitad de los plenos. 

"Mi única preocupación es trabajar por el pueblo y la gente lo ve y lo sabe", subraya. 

Comentarios