Las organizaciones agrarias del sector remolachero amenazan con el arbitraje tras la bajada de precios

Las organizaciones agrarias del sector remolachero amenazan con el arbitraje tras la bajada de precios
Las organizaciones agrarias del sector remolachero amenazan con el arbitraje tras la bajada de precios

El acuerdo ha sido aprobado en la reunión que han celebrado este jueves las cuatro organizaciones firmantes del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) del sector remolachero azucarero para analizar la situación creada por el anuncio unilateral de Azucarera de reducir el precio de la remolacha para la próxima siembra 

Las cuatro organizaciones agrarias del sector remolachero —ASAJA, COAG, Confederación Remolachera y UPA— firmantes del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) se han reunido este jueves en Valladolid al objeto de analizar la situación creada por el anuncio unilateral de Azucarera de reducir el precio de la remolacha para la próxima siembra. 

Además, han constatado, en primer lugar, que la decisión comunicada por esta industria azucarera en la última reunión de la mesa nacional de seguimiento del AMI celebrada en Madrid el pasado 4 de diciembre, por la que rebaja en 6,5 € el precio de la tonelada de remolacha en la próxima contratación, esto es, un dos por ciento menos del precio actual, "supone una ruptura del Acuerdo Marco Interprofesional vigente hasta la próxima campaña 2019/2020".

En segundo lugar, las organizaciones exigen volver al "entorno de negociación vigente", para lo que solicitarán la convocatoria de una nueva mesa nacional "en breves fechas, con el ánimo de que Azucarera rectifique su postura y se ciña a las condiciones pactadas en el AMI en vigor, y además poder en este marco iniciar las negociaciones de un nuevo AMI para la campaña 2021 que garantice la estabilidad que reclama el sector". 

De no producirse la rectificación, las OPAS firmantes iniciarán en esa misma reunión los trámites necesarios para ir a un arbitraje y que sea la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid quien dirima las diferencias.

Comentarios