CASTELLANOS DE MORISCOS

Lío en la residencia de Castellanos de Moriscos: Versiones diferentes entre una familia y la Dirección por la negación de la vuelta de una anciana enferma

Lío en la residencia de Castellanos de Moriscos: Versiones diferentes entre una familia y la Dirección por la negación de la vuelta de una anciana enferma
La residencia de mayores privada de Castellanos de Moriscos fue la que sufrió un incendio a comienzos de año
Lío en la residencia de Castellanos de Moriscos: Versiones diferentes entre una familia y la Dirección por la negación de la vuelta de una anciana enferma

La familia ha presentado una reclamación contra la medida, pero de momento ha tenido que hacerse cargo el Hospital Los Montalvos, al requerir la anciana cuidados especializados y por su delicado estado de salud. El centro de mayores explica que no pueden "poner en riesgo la vida" de otros residentes y trabajadores 

La residencia privada de mayores de Castellanos de Moriscos ha negado la vuelta a una anciana enferma de 83 años, que lleva en el centro cerca de 10 meses. Después de diferentes ingresos hospitalarios, el último por el período del 2 de enero al pasado viernes 11, el centro se ha negado a acogerla de nuevo, pese a que reconoce que "está pagando". 

Según se detalla en el documento facilitado por la familia a SALAMANCA24HORAS, el dueño de la residencia, Rafael de la Torre, se ha negado a aceptar la vuelta de la residente, hasta en dos ocasiones —el viernes 11 y el sábado 12— "debido al diagnóstico de la paciente". Sin embargo, se hace constar que tanto la dirección del centro como el equipo médico aceptan el ingreso. La firma es de la directora, Elena González de la Fuente. 

Documento Residencia

Sin embargo, la residencia de Castellanos de Moriscos aseguraba que es un caso de "alto riesgo", después de que haya vuelto del hospital con una bacteria resistente y no contar con una zona preparada de aislamiento ni tampoco las medidas adecuadas para evitar el riesgo de contagio para los otros 113 residentes y cerca de 50 trabajadores. "No podemos poner en peligro sus vidas". 

Sin embargo, la versión de los familiares de la anciana es muy diferente a la que da la residencia. Apoyándose en el informe del SACyL, explican que la infección se limita exclusivamente al "contacto", de forma que puede evitarse fácilmente con medidas higiénicas y usando guantes y mascarilla. Además, destacan que, incluso, podría compartir zonas comunes, como se especifica en el protocolo médico: "siempre que esté protegido el foco u origen de la infección o colonización", por ejemplo, cubierto con apósitos. "Es una bacteria resistente que no es rara en los hospitales y las residencias también están preparadas para atender a los afectados", aseguran, explicando que por la edad descartan que la bacteria pueda ser eliminada: 

"El 2 de enero tuvo que ser trasladada al borde de la muerte por una subida de glucosa que superaba los 600. Gracias a la pronta reacción de los médicos del SACyL la consiguieron salvar, pero le detectaron que había contraído una bacteria que requería de aislamiento, que se contagia únicamente por contacto. Esta infección apareció por unas heridas en muy mal estado que tiene en los pies y en el costado. Al darle el alta, y cuando parecía que todo había pasado para la familia, la residencia se negó a aceptarla y la dejaron a la puerta en plena noche de este viernes 11 de enero sin avisar a nadie. La ambulancia la 'entregó' al servicio de Urgencias y allí se quedó en una cama durante horas debido a la gran cantidad de pacientes que había en el centro. En torno a la medianoche volvió a Los Montalvos y todo volvió a empezar porque el sábado por la mañana ya tenía el alta". 

A continuación, los familiares recalcan que se personaron en la residencia, en la mañana del 12 de enero, para pedir explicaciones: "Gracias a la mediación de la dirección y del equipo médico consiguieron que el dueño cediese, pero por poco tiempo. Al cabo de media hora y bajo la orden del dueño, Rafael De La Torre, le volvieron a negar el acceso y con la orden de no traerla bajo ningún concepto". 

Aunque en un principio tenía el alta hospitalaria, el Hospital Los Montalvos ha acogido en estos momentos a la anciana, después de que fuera rechazada por la residencia, su delicado estado de salud y necesitar de cuidados especializados. La familia, que ya ha registrado una reclamación en la Administración regional, está muy angustiada porque ahora tienen que buscar una residencia nueva y hacerlo de forma inmediata. 

Además, los familiares se quejan que, desde su ingreso en abril, la anciana "ha recibido unos cuidados bastante pobres y el empeoramiento ha sido notable. Ha pasado de andar de manera autónoma a quedarse postrada en una cama y alimentada por sonda". 

Comentarios