Juzgan a dos primos por una trifulca en Martín de Yeltes porque uno de sus hijos "le pinchó en el culo" al otro

Martín de Yeltes. FOTO: VERPUEBLOS.COM
Juzgan a dos primos por una trifulca en Martín de Yeltes porque uno de sus hijos "le pinchó en el culo" al otro


En el juicio, en el que estaban citados a declarar como testigos numerosos vecinos del pueblo, se ha conocido que el desencadenante de los hechos fue una pelea entre sus respectivos hijos, de unos 12 años de edad, en la que uno de ellos "pinchó en el culo" a otro, aunque no se ha concluido si fue con una navaja, un pincho de hierro o con un "pico de un rosal", tal y como ha dicho uno de los menores.

Dos hombres de iniciales L.R.S. y J.R.M., primos carnales, se han sentado en la mañana de este martes, 15 de enero, en el banquillo de acusados del Juzgado de lo Penal número 2, acusados de un presunto delito de lesiones, debido a que protagonizaron una sonada trifulca en agosto de 2017 en Martín de Yeltes, municipio en el que residen, y en la que llegaron a las manos.

En el juicio, en el que estaban citados a declarar como testigos numerosos vecinos del pueblo, se ha conocido que el desencadenante de los hechos fue una pelea entre sus respectivos hijos, de unos 12 años de edad, en la que uno de ellos "pinchó en el culo" a otro, aunque no se ha concluido si fue con una navaja, un pincho de hierro o con un "pico de un rosal", tal y como ha dicho uno de los menores.

El primero en declarar ha sido L.R.S., que ha explicado a la juez que aquel día de agosto se encontraba en compañía de su mujer dando un paseo por el pueblo con su hijo de pocos meses de edad, y en ese momento llegó su otro hijo, el mayor, que les dijo que acababa de recibir "un pinchazo" que le había dado el otro niño. El acusado fue a pedirle explicaciones al menor que, presuntamente, había pinchado al otro niño, y fue en ese momento, según el acusado, "cuando el niño salió corriendo y yo le perseguí". "Comenzó en ese momento a insultarme y yo le llevé hasta la casa de sus padres, para pedirles explicaciones de lo que había ocurrido y que su hijo les dijera con qué había pinchado al mío".

Sin embargo, según testigos, el primer acusado no agarró del brazo y acompañó al niño a casa, sino que "le arrastró y le causó heridas en las rodillas y en una mano", según ha declarado su padre, que es J.R.M., el otro acusado. Este otro hombre ha señalado que él se encontraba en casa cuando llegó su primo con el pequeño " a rastras", pero los ánimos se calmaron porque "intervinieron otras personas y nos dijeron que tratásemos de arreglarlo, que éramos primos". "Mi hijo tenía las rodillas desbaratás, llenas de heridas, y le tuvimos que llevar a urgencias a La Fuente de San Esteban", ha dicho J.RM. a las preguntas del fiscal.

Otro incidente días después

Días después, la mujer de L.R.S. y madre del niño que presuntamente recibió el pinchazo en el trasero, escuchó en el pueblo que la otra familia "nos había denunciado por haber arrastrado a su hijo". Esta mujer se encontró en la calle a J.R.M., pidiéndole explicaciones. "Fue en ese momento cuando me llamó de todo, me empujó y me golpeó el hombro, que en principio yo ni me di cuenta pero luego vi que cada vez me dolía más", ha contado la esposa de L.R.S.. Y es que en este conflicto entre familiares llegó, según testigos, a intervenir la abuela del menor que había sufrido el pinchazo, y que llegó, según J.R.M. "a darme bastonazos en la cabeza". La propia señora de avanzada edad ha comparecido, con el bastón en cuestión, para decir que ella "está operada de la columna, de ocho vértebras" y que "bastante tengo con mantenerme de pie como para andar pegando bastonazos".

Las penas

La petición inicial del representante del Ministerio Fiscal es de un año de prisión para J.R.M. por un delito de lesiones y una multa de 24o euros por otro delito leve de lesiones. El otro acusado, L.R.C., se enfrenta a otros 240 euros de multa por otro delito leve de lesiones. De ser condenados, el primero tendrá además que pagar  2.935 euros de indemnización para la esposa de L.R.C., por el golpe en el hombro, mientras que L.R.C. deberá pagar 1.150 euros al menor al que llevó a casa o arrastró, dependiendo de los testigos, que no se han puesto de acuerdo.

Comentarios
Lo más