Nuevo paso de cebra en Guijuelo junto al CEIP Miguel de Cervantes para mejorar la seguridad

Nuevo paso de cebra en Guijuelo junto al CEIP Miguel de Cervantes para mejorar la seguridad

La apertura del nuevo supermercado Lupa en el entorno del CEIP Miguel de Cervantes ha generado un mayor tráfico en la zona de forma que el Ayuntamiento de Guijuelo ha tomado distintas medidas con el objetivo de aumentar la seguridad de los peatones. Una de ellas en la creación de un nuevo paso de cebra en la calle Carmen Martín Gaite mientras que en la intersección con la calle Miguel Delibes se han se han pintado unas líneas amarillas que impiden el estacionamiento, "permitiendo así un mejor giro y más visibilidad". También en ese entorno se han pintado línea amarilla en una de las salidas del supermercado para mejorar la visibilidad.

Con la finalidad de "mejorar la fluidez del tráfico en la localidad y evitar incomodidades para los peatones y conductores", además la Policía Local ha procedido a determinar varias zonas que se han pintado con líneas amarillas como espacios en los que está prohibido aparcar.

Zonas para la carga y descarga, solicitados por particulares, esquinas en las que el aparcamiento supone una pérdida de visibilidad para la circulación o áreas en las que el estacionamiento implica un problema para la movilidad de peatones, han sido los principales objetivos de esta campaña que también ha incluido otras actuaciones como, entre otras, el repintado de algunas líneas en las que el paso del tiempo había deteriorado estas señales viales.

Uno de los puntos céntricos en el que se ha procedido a pintar una cuadrícula amarillas ha sido en la calle de San Antonio. El Consistorio recuerda que la marca amarilla en zigzag indica el lugar de la calzada en que el estacionamiento está prohibido a los vehículos en general, por estar reservado para algún uso especial que no implique larga permanencia de ningún vehículo. Generalmente se utiliza en zonas de parada (no estacionamiento) de autobuses o destinadas a la carga y descarga de vehículos. Por otra parte, una línea continua, de color amarillo, en el bordillo o junto al borde de la calzada, significa que la parada y el estacionamiento están prohibidos o sometidos a alguna restricción temporal, indicada por señales, en toda la longitud de la línea y en el lado en que está dispuesta. Mientras que un conjunto de líneas amarillas entrecruzadas recuerda a los conductores la prohibición de quedar detenido de forma que impida u obstruya la circulación transversal.

Comentarios