El Colegio de Ópticos recuerda la importancia de la protección adecuada en la nieve

El Colegio de Ópticos recuerda la importancia de la protección adecuada en la nieve

Puede ser más dañina para los ojos que un día de playa. La radiación ultravioleta puede ser hasta ocho veces más intensa en las pistas de esquí y aumenta un 10% por cada 1.000 metros de altitud

Los amantes de los deportes de invierno, y más concretamente de los relacionados con la nieve, reciben con entusiasmo los primeros copos del año, que llegarán este viernes y durante el fin de semana a Castilla y León, según la Agencia Estatal de Meteorología. 

En este contexto, y coincidiendo con el Día Mundial de la Nieve, que se celebra el domingo, 20 de enero, los profesionales del Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León recuerdan la importancia de la protección con gafas de sol homologadas que cuenten con los filtros adecuados para evitar quemaduras solares y minimizar el riesgo a largo plazo de desarrollar condiciones patológicas como queratitis, cataratas o incluso degeneración macular asociada a la edad.

De hecho, pasar un día en la nieve puede ser más dañino para nuestros ojos que disfrutar de una jornada en la playa. La razón es que la nieve refleja más del ochenta por ciento de la luz solar, incluida la radiación ultravioleta y, además, en el caso de desplazarse a la montaña, esta radiación aumenta un diez por ciento por cada mil metros que ascendamos.

Así lo recuerda el delegado de COOCYL en Salamanca, Mariano Luengo, al afirmar que es conveniente saber “que en la alta montaña o en zonas con nieve, cuanto más se asciende, más disminuye el filtro natural a la radiación ultravioleta; a 2.000 metros puede ser 1,5 veces menor que a nivel del mar”. Por ello, recalca, “vamos a darle a la protección solar la importancia que tiene; de nada vale llevar el equipamiento más sofisticado si desprotegemos nuestros ojos con los filtros inadecuados".

Por tanto, es vital "priorizar la protección ocular", porque, como añade Mariano Luengo, "si el dermatólogo hace hincapié en utilizar protectores en la cara y los labios con la frecuencia e índice de protección convenientes, nosotros, como ópticos, debemos aconsejar el uso de una gafa con índice de protección cuatro y montura envolvente que impida en lo posible la reflexión en la cara interna de la lente", con el objetivo de evitar "desde lesiones leves, como conjuntivitis, ulceraciones o sensación de ojo seco, hasta afecciones más graves, como pueden ser las quemaduras corneales".

En estas condiciones de altitud y frío, sólo una hora de exposición es suficiente para que se produzca una quemadura ocular, "que en un principio es silenciosa e indolora, pero que con el paso de los minutos puede provocar un fuerte dolor y la necesidad de tratamiento en la zona afectada", añade el experto.

En estos casos, la sintomatología aparece entre 6 y 12 horas después de la exposición al sol, cursando con enrojecimiento de los ojos, inflamación de los párpados, sensación de cuerpo extraño, dolor, sensibilidad a la luz, jaqueca o visión borrosa.

En resumen, concluye el delegado de COOCYL en Salamanca, se trata de "aplicar el sentido común, sabiendo dónde vamos y siendo conscientes de la necesidad de proteger nuestra superficie ocular con los medios adecuados, que podrá aconsejar tu óptico-optometrista".

Requisitos de las gafas

Con todo, la secretaria general de COOCYL califica de "imprescindibles" las gafas de sol para los amantes de la nieve, tanto en días nublados con precipitaciones como en caso de sol fuerte, y recuerda una serie de requisitos que deben cumplir:

- Deben ser lentes a ser posible polarizadas y espejadas y nunca de una categoría solar inferior a la 3. Si son fotocromáticas (se adaptan a los cambios de iluminación) y pueden pasar de una categoría solar 3 a una 4, pueden ser también una buena opción.

- En el caso de las monturas, es mejor que cuenten con sistema de ventilación y anti vaho.

- De material policarbonato y anti rayado resistente a los impactos.

- Envolventes y con apoyo de silicona en nariz y varillas para una ajustabilidad óptima.

Comentarios
Lo más