Detienen a dos personas por arrojar a otra desde un decimotercer piso en un ajuste de cuentas por drogas

Detienen a dos personas por arrojar a otra desde un decimotercer piso en un ajuste de cuentas por drogas

La Policía Nacional ha detenido este pasado viernes a dos personas acusadas de arrojar desde el ventanal de un décimo tercer piso de un edificio de La Línea de la Concepción (Cádiz) a un hombre por un ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas. Posteriormente, los detenidos han ingresado en prisión de manera provisional una vez pasaron a disposición judicial.

En declaraciones a los periodistas, un portavoz de la Policía ha explicado que fue la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría de La Línea la encargada de esclarecer las circunstancias de este suceso que en un primer caso se trató como un posible suicidio.

El incidente ocurrió sobre las 00.00 horas del 9 de agosto del pasado 2018, cuando varios testigos alertaron del fallecimiento de una persona tras precipitarse de una vivienda en el décimo tercer piso del edificio Rocamar en La Línea.

Las primeras pesquisas determinaron que no se trataba de un caso de suicidio ya que el cadáver presentaba contusiones en los brazos y los antebrazos que reflejaban que posiblemente se agarró para evitar la caída y que el golpe de un tercero propició su caída al vacío. Además, la investigación confirmó que el hombre se precipitó de un ventanal pequeño a pesar de que el edifico contaba con ventanas más amplias y una terraza, que serían más propicias para cometer un suicido.

Igualmente, las primeras investigaciones descubrieron que esa vivienda estaba usada para control y vigilancia del Estrecho de Gibraltar --al poder verse desde ese edificio tanto la playa de Poniente como la playa de Levante de la localidad linense-- para facilitar el trabajo a grupos dedicados al narcotráfico. Además, los investigadores comprobaron que el fallecido no hizo voluntariamente ese acto ya que no tenía motivo para suicidarse, por lo que se enfocó como un posible ajuste de cuenta por tráfico de drogas.

Visores y teléfonos para vigilancia

La víctima, de unos 50 años y con antecedentes por tráfico de drogas, residía en esa vivienda y era la encargada de realizar las labores de vigilancia en el Estrecho, toda vez que la Policía ha intervenido de la referida vivienda visores y teléfonos supuestamente utilizados para ejercer esa vigilancia.

Durante el desarrollo de la investigación, la Policía ha detenido a dos personas de unos 30 años y con antecedentes por tráfico de drogas como autores principales de este supuesto homicidio motivado por un ajuste de cuentas, ya que posiblemente a la víctima le achacarían la culpa de haber perdido un cargamento al no haber estado en su puesto vigilando. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.


Comentarios