​“Aquí roban cada dos por tres”: así fue la ruta de los ladrones, que utilizaron una pickup robada en Golpejas para asaltar establecimientos que ya conocían

​“Aquí roban cada dos por tres”: así fue la ruta de los ladrones, que utilizaron una pickup robada en Golpejas para asaltar establecimientos que ya conocían
Imágenes del interior del bar Las Palmeras
​“Aquí roban cada dos por tres”: así fue la ruta de los ladrones, que utilizaron una pickup robada en Golpejas para asaltar establecimientos que ya conocían

No es la primera vez que roban o intentan robar en los sitios donde han entrado en la madrugada de este sábado. Las cámaras de seguridad de las gasolineras registraron los asaltos, así como la dueña de una cafetería también pudo verlos

Los robos en la provincia de Salamanca se han vuelto una constante en el último año. Establecimientos de toda índole llevan, desde hace tiempo, siendo asaltados por ladrones que, casi siempre, utilizan el método del alunizaje para allanar su camino.

Fuentes de la Guardia Civil cuentan a SALAMANCA24HORAS que todavía no pueden saber si los robos cometidos en la madrugada de este sábado han sido perpetrados por las mismas personas que, durante el pasado año (y, sobre todo, antes de verano), asaltaron diferentes tiendas, almacenes y restaurantes del Campo Charro.

Eso sí, las mismas fuentes aseguran que los cuatro robos y el intento de robo producidos esta noche sí han sido llevados a cabo por el mismo grupo. Todos tuvieron el mismo método y fueron grabados por distintas cámaras de seguridad, así como vistos por la dueña de una cafetería.

Este medio ha podido charlar con los propietarios y responsables de los diferentes establecimientos. Casi todos cuentan que no es la primera vez que son asaltados, o bien ellos directamente o bien otras dependencias de la zona, por lo que ya están “acostumbrados”, como aseguran, a que cada poco salga una noticia parecida.

SALAMANCA24HORAS recrea la ruta de los ladrones, que comenzó con el robo de una camioneta blanca en Golpejas pasadas las 4:30 horas y que terminó, hora y media después, en La Fuente de San Esteban con el asalto a dos restaurantes.

El robo de una pickup blanca a la que quitaron la matrícula y el asalto a un almacén, primera maniobra de los ‘cacos’ en Golpejas

El modus operandi de estos ‘cacos’ coincide con todos los asaltos ocurridos durante el pasado año. Lo primero que hicieron fue robar un vehículo. En este caso, apostaron por una camioneta blanca (por una pickup, concretamente, aquellas que tienen un pequeño remolque en la parte trasera).

Esta fue robada en Golpejas, donde cometerían también la segunda de sus fechorías: el asalto a un almacén de cerámica. El dueño de la tienda explica a este periodista que apenas se han llevado un poco de dinero en metálico y alguna caja de herramienta. Nada “de mucho valor”, pero sí que le han causado grandes destrozo “porque han reventado toda la entrada empotrando el coche y dentro han tirado todo al suelo”.

En su caso, sí es la primera vez que le entran, y rápidamente dio aviso a la Guardia Civil. “Ha venido la Policía Científica para tomar las huellas, y me han dicho que de aquí han tirado para los otros lados hasta, creen, terminar huyendo a Salamanca”, relata, asegurando que su único deseo es “que les cojan, porque también han robado el coche aquí en el pueblo”.

Las gasolineras camino a Vitigudino, sus siguientes víctimas, donde fueron grabados por las cámaras de seguridad

Pero la cosa no iba a quedar en Golpejas. Los ladrones cogieron la camioneta y se dirigieron camino a Vitigudino. Sin embargo, iban a hacer dos paradas por el camino en diferentes gasolineras, y no precisamente a repostar.

La primera fue la de Villarmayor, a apenas cinco minutos desde el anterior almacén. Allí repitieron el alunizaje al establecimiento, de donde se llevaron el poco dinero que había en la máquina registradora.

La responsable del negocio, Isabel, cuenta que no es la primera vez que les entran. “Ya entraron en septiembre, y no es muy normal que entren dos veces en medio año, igual habría que tener un poco más de control”, opina. Además, las cámaras de seguridad de esta gasolinera pudieron grabar a los ‘cacos’, pero iban cubiertos con pasamontañas y habían quitado la matrícula al coche.

Lo mismo puede atestiguar Carmela Prieto, propietaria de la estación de servicio de Villar de Peralonso, a donde fueron los asaltantes una vez terminaron en Villarmayor. Son 15 minutos en coche, pero ahí no llegaron a entrar “porque no han podido”, explica.

Sí que han causado varios daños en la entrada, y también fueron grabados por las cámaras de seguridad, a eso de las 5:15 horas de la madrugada. Tampoco es la primera vez que intentan robarles, algo que preocupa a Carmela, quien también espera que los cojan, aunque sabe la dificultad que entraña.

La Fuente de San Esteban, último destino conocido, donde perpetraron dos robos y fueron vistos

Una vez vieron que entrar en la gasolinera de Villar de Peralonso era casi misión imposible, los ladrones decidieron cambiar su dirección y marchar hacia La Fuente de San Esteban, donde no perpetraron uno, sino dos robos.

El primero fue en el bar Las Palmeras, poco antes de las 6 horas de la mañana. Pilar, la dueña, cuenta que los pudo ver: “Escuché un golpetazo y me asomé, y habían roto las cristaleras con la pickup, tirando marcha atrás; habían quitado la matrícula y llevaban pasamontañas, y sacaron unas mazas con las que terminaron de romper los cristales”, detalla.

Apenas se llevaron unos 400 euros (que tenían en la máquina registradora) y lo que hubiese en las tragaperras, aunque al igual que en los otros asaltos, el gran daño se lo han causado en los destrozos de la entrada, que además habían reformado el pasado verano.

Tras ella, se fueron al restaurante Vegallana, ya camino de la autovía A-62. Teodoro, el responsable, explica que en su caso no pudieron entrar alunizando (ya que hay un escalón en la puerta), por lo que rompieron los cristales de la entrada con una piedra y las mazas.

Igualmente, se llevaron el poco dinero que hubiese en la tragaperras y varios lotes de embutidos, y sobre todo han causado destrozos. Teodoro lamenta, además, que ya están acostumbrados: “aquí roban cada dos por tres, nos tienen que tener controlados”, motivo por el que apenas dejan nada de valor en el establecimiento.

Más de 62 kilómetros en poco más de una hora para huir hacia Salamanca

Aunque la Guardia Civil se encuentra investigando los hechos, por el momento, y a falta de denuncias oficiales, se conocen cinco robos en la provincia, todos cometidos por el mismo grupo, que se cree que huyó por la A-62 en dirección Salamanca tras cometer su última fechoría conocida.

En total, y desde que robaron la camioneta en Golpejas, recorrieron 62,6 kilómetros que, a una velocidad normal, se podría completar en 53 minutos. A eso habría que añadirle el tiempo que dedicaron a los asaltos, lo que daría el total de más de hora y media que utilizaron para llevar a cabo los cinco robos.

Ruta ladrones

Comentarios
Lo más