El Ayuntamiento ha destinado casi dos millones de euros a Cáritas durante la presente legislatura

El Ayuntamiento ha destinado casi dos millones de euros a Cáritas durante la presente legislatura
El Ayuntamiento ha destinado casi dos millones de euros a Cáritas durante la presente legislatura

Así lo ha recogido el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, en una visita a la entidad

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, se ha reunido con la directora de Cáritas Diocesana de Salamanca, Carmen Calzada, dentro de la ronda de contactos que está manteniendo para interesarse por proyectos que contribuyen a la atención de las personas más desfavorecidas, incidiendo en su desarrollo personal e incorporación social. En total, el Ayuntamiento ha aportado durante este mandato 1.852.516 euros a Cáritas, un 81% más que el anterior.

El convenio entre ambas partes se firmó en 2016, con una aportación anual de 150.000 euros, que se incrementó el año pasado hasta los 175.000. Con este dinero se sufragan costes salariales del personal, mantenimiento y actividades del Centro de Acogida Padre Damián, del Centro de Acogida de Enfermos de Sida, Espacio Abierto y del Centro Ranquines. A esta cantidad se suman 18.480 euros para el programa de educación de calle en el barrio Zurguén. Cáritas atendió el pasado año a 900 personas, la mayoría en el Centro de Acogida Padre Damián y el Espacio Abierto.

Por otro lado, según recogen desde el Ayuntamiento, se rubricó en 2013 un protocolo pionero en Castilla y León con las entidades de economía social de la ciudad para mantener cerca de un centenar de puestos de trabajo para la prestación de servicios municipales. Entre ellas se encuentra la empresa de inserción 'La Encina', impulsada por Cáritas, para conservar y mantener la jardinería de casi 450.000 metros cuadrados, entre espacios verdes y otras zonas de vegetación. El primer contrato se firmó en 2013 por importe de 219.738 euros anuales, una cantidad ampliada sucesivamente hasta los 355.045 euros actuales.

Protocolo de Atención Coordinada a Personas Sin Hogar de Salamanca

El alcalde de Salamanca mostró a Cáritas que su prioridad son las personas, potenciando la atención a las más desfavorecidas, con ayudas para el alquiler, para evitar un desahucio, para pagar la luz o el agua, para adquirir libros de texto, y atención a la dependencia mediante teleasistencia, ayuda o comida a domicilio, entre otros muchos servicios.

El Ayuntamiento, en colaboración con todas las administraciones y entidades que prestan asistencia y atención a las personas sin techo, entre las que se encuentra Cáritas, ha impulsado la elaboración del Protocolo de Atención Coordinada a Personas Sin Hogar de Salamanca. Su objetivo fundamental es mejorar los mecanismos de comunicación y coordinación entre las entidades, asociaciones y organizaciones que trabajan con las personas que tienen dificultades, potenciando el trabajo en red para ayudar de manera más eficaz y ofrecer una respuesta más rápida.

Este protocolo, que se articula en tres fases (detección de las personas sin hogar, acogida y valoración e intervención), recoge la realización de itinerarios individualizados adaptados a las singularidades y necesidades de cada persona. Su objetivo es facilitar a este colectivo el desarrollo final de una vida plena e independiente de las instituciones y su desarrollo está encaminado a proporcionar alternativas a las personas sin techo, cubrir sus necesidades básicas, favorecer la recuperación de sus competencias personales y sociales, propiciar su inserción sociolaboral y prevenir el sinhogarismo.

Más 1,8 millones de euros para las personas más desfavorecidas

El Ayuntamiento de Salamanca lleva a cabo una amplia política social para garantizar la atención a las personas más desfavorecidas. Es una de las prioridades del alcalde, Carlos García Carbayo, con ayudas para el alquiler, para evitar un desahucio, para pagar la luz, el gas y el agua, ayudas para natalidad o adopción y para adquirir libros de texto, entre otros servicios. En total, el Consistorio concedió el año pasado ayudas directas por más de 1,8 millones de euros, cerca de un diez por ciento más que en 2017.

Además, mantiene acuerdos con Aqualia, Iberdrola y Naturgy para evitar cortes de suministro o reanudarlo a familias en dificultades. Y se firmó un protocolo con jueces y abogados para la ayuda a estas familias a través de la Oficina Antidesahucios, que ha mediado para que familias salmantinas puedan continuar residiendo en su vivienda.

En esta misma línea, se han habilitado viviendas municipales con coste cero para colectivos de especial vulnerabilidad o en régimen de alquiler social, que oscila entre 50 y 124 euros. Actualmente, el Patronato de Vivienda y Urbanismo está gestionando un parque de 27 viviendas en alquiler, que se verá incrementado por las 45 que se están construyendo en el centro de convivencia Victoria Adrados y por nueva promoción de 35 viviendas sociales en alquiler en El Rollo, en licitación, y otras 36 que se encuentran en fase de proyecto.

Comentarios
Lo más