El curioso tiroteo de Pizarrales: la víctima ingresó en prisión y el presunto autor acudió a Comisaría tras perder el DNI

El curioso tiroteo de Pizarrales: la víctima ingresó en prisión y el presunto autor acudió a Comisaría tras perder el DNI
Policía en un incidente anterior ocurrido en Pizarrales
El curioso tiroteo de Pizarrales: la víctima ingresó en prisión y el presunto autor acudió a Comisaría tras perder el DNI

El suceso tuvo lugar el pasado 30 de diciembre en la calle Cardenal Cisneros. Curiosamente, tanto víctima como presunto agresor han acabado detenidos

El barrio de Pizarrales ha sido en los últimos años escenario de diversos incidentes y sucesos con tiroteos de por medio, aunque seguramente ninguno tan extraño y curioso al mismo tiempo como el ocurrido el penúltimo día de 2018 y que, casi dos meses después, se cierra con la detención del presunto autor de los disparos por parte de la Policía Nacional.

Recapitulando. El suceso tuvo lugar en la tarde del pasado 30 de diciembre en la calle Cardenal Cisneros de Pizarrales. Agentes de la Policía Nacional se personaron en el lugar alertados de que se habían escuchado disparos. Allí se encontraron con la víctima, que tenía un brazo vendado y presentaba un orificio de entrada pero no de salida. Pese a que no quiso ser atendido, debido a que la herida podía presentarle problemas finalmente recibió asistencia sanitaria en su domicilio, debido a que presentaba un proyectil del calibre 22 que le había alcanzado tras recibir dos disparos.

El joven, de 19 años, acudió al Hospital el lunes siguiente por sus propios medios, para ser atendido de la herida. Según indicaron testigos, el varón recibió una primera cura, pero cuando iba a ser pasado con el médico especialista se marchó del Complejo Asistencial, al parecer para no coincidir de nuevo con la Policía Nacional, que estaba investigando los hechos.

Los hechos ocurrieron, según los datos facilitados por la Policía Nacional tras las explicaciones dadas por la propia víctima, "por un problema de mujeres" que en un principio se había ido caldeando en las redes sociales y posteriormente había acabada generando en enfrentamiento. Él mismo admitió haberse citado aquel día del tiroteo con un conocido, que a su vez se presentó en el lugar con otros dos jóvenes.

Sin embargo, el tres de enero de este año fuentes de la Comisaría de la calle Jardines afirmaron que la propia víctima del tiroteo había sido detenida, curiosamente, debido a una requisitoria que tenía vigente por un presunto robo con violencia cometido en el mes de noviembre en la carretera de Ledesma. Fuentes policiales confirmaron que el joven había ingresado en prisión, porque aquel 29 de noviembre de madrugada el joven había participado presuntamente en un robo con violencia en grado de tentativa, cuando en compañía de otros dos jóvenes, el detenido había abordado a cuatro chicos para robarles los móviles, pudiendo huir tres de ellos, mientras que uno fue herido por arma blanca en una pierna.

 Con la víctima en prisión, poco más había trascendido de lo ocurrido en la calle Cardenal Cisneros, aunque la Policía no había realizado la detención del presunto autor, que se encontraba en busca y captura porque sí había sido identificado. 

Y así hasta este viernes, 15 de febrero, cuando se ha conocido que finalmente el autor de los disparos, que también tiene 19 años, ha sido arrestado por los agentes en una situación de lo más curiosa. El joven acudió a la Comisaría para denunciar que había perdido o le habían robado el DNI. 

En definitiva, un caso cerrado —hasta el juicio— de lo más sorprendente.

Comentarios
Lo más