​Viva Suecia, el mejor grupo español de 2018, llega a Salamanca con otro ‘sold out’: “No hacemos música para ganar premios, es nuestra forma de vivir”

​Viva Suecia, el mejor grupo español de 2018, llega a Salamanca con otro ‘sold out’: “No hacemos música para ganar premios, es nuestra forma de vivir”

Será su segunda experiencia en la ciudad después de su actuación en el FÀCYL. Hace tres meses fueron galardonados con el MTV EMA a Mejor Artista Español por delante de Rosalía o Love of Lesbian, y en unos meses sacarán su tercer disco

Llegó el día marcado en rojo en el calendario por los amantes del indie y de la buena música. Este sábado, 23 de febrero, ha actuado Viva Suecia en la Sala B del CAEM. El grupo murciano, galardonado en noviembre con el MTV EMA 2018 a Mejor Artista Español, llega como una de las grandes bandas del panorama nacional.

Con apenas dos discos (‘La Fuerza Mayor’ y ‘Otros Principios Fundamentales’), a base de girar por toda España (más de tres años y medio de continuo) se han convertido en uno de los grupos de referencia en la música ‘independiente’. Aunque esa “etiqueta” no les hace justicia, puesto que el sold out se cuelga en todas y cada una de sus actuaciones.

La de Salamanca no ha sido diferente. Precisamente, llegan para ‘presentar’ el segundo de sus álbumes de estudio. Lo hace mucho más rodados que hace año y medio, cuando actuaron en el Patio Chico con motivo del FÀCYL en un concierto que a punto estuvo de ser suspendido por la lluvia pero que hizo las delicias de todos los asistentes.

Así lo cree el cantante de Viva Suecia, Rafa Val, que atiende a SALAMANCA24HORAS horas antes de su concierto en Salamanca. El artista, ligado con la ciudad charra (como él mismo reconoce), confirma que ya han terminado de grabar su tercer disco y que este verá la luz a lo largo del 2019

Ese aspecto así como las ‘burbujas’ tanto de los festivales y del indie, lejos de explotar a su opinión. También detalla que la actuación (en la que no se podrá escuchar nada del tercer disco, puesto que es “un poquito pronto”) será diferente a la anterior, ya que es en sala, pero eso les “obliga con gusto” a hacer que la gente disfrute.

Venís presentando, entre comillas, porque tiene dos años, ‘Otros Principios Fundamentales’.

Cumple dos años ya, el 3 de marzo.

Fue vuestro segundo disco después de ‘La Fuerza Mayor’. Pese a haber muy poco tiempo entre uno y otro, sí se pudo notar cierta evolución.

Sí, ocurrían varias cosas. Cuando ‘La Fuerza Mayor’ salió, las canciones llevaban compuestas un año, incluso las tocábamos en directo. Llevábamos un año girando y, aunque entre disco y disco hay un año de diferencia, en la composición hay más tiempo.

¿Ha evolucionado mucho el grupo de cara al tercer disco?

Nosotros pensamos fielmente que sí. No hemos inventado la pólvora, no es nuestra intención. Sí hay un cambio importante, sobre todo en la manera de entender la producción, la composición y la instrumentalización, que es más amplia. Es más calmado, tanto en cuanto que se compuso de manera más lenta y reposada. Creo que tiene más canciones lentas. Sí es un disco más calmado.

¿Cuándo verá la luz? Porque creo que lo habéis terminado de grabar hace poco.

Lo terminamos hace muy poco, así que no tenemos clara las fechas. Este año seguro. Pero aún no sabemos nada.

¿Con Subterfuge o será autoedición?

Sí, con ellos. Es la familia. Nos debemos unos a los otros, estamos muy contentos. Han confiado ciegamente en nosotros, en el proceso.

¿Escucharemos algo en Salamanca?

Es un poquito pronto todavía para lanzar pildoritas de cosas nuevas. Sí será un concierto nuevo en muchos sentidos. Las cosas han cambiado desde la última vez, el show es diferente.

No es la primera vez que venís aquí. Ya actuasteis en el FÀCYL, en un escenario como en el Patio Chico. ¿Cómo lo recordáis?

Fue un día raro, de verano pero lluvioso. Estuvimos a punto de suspender por la lluvia, fue un día frío. Vino bastante gente, hicimos un bolo a la altura y lo pasamos genial. Salamanca es una ciudad que nos encanta, de alguna manera nos debíamos un concierto en condiciones.

Esta vez es distinto, es en la Sala B del CAEM. No sé si cambian las cosas por actuar en una sala en vez de al aire libre.

En todos los sentidos. La banda está más rodada. Hemos tocado mucho este disco, y hemos incluido canciones que hemos editado fuera de los discos, es un show más amplio. La puesta en escena es distinta, hay muchas cosas que son diferentes respecto a la última vez. Al ser en sala, nos obliga, con todo el gusto del mundo, a que cada persona que haya invertido un euro salga entusiasmado.

Con Salamanca cerraréis tres días de conciertos. ¿Os quedaréis a dar una vuelta?

Yo es bastante probable que me quede un par de días en Salamanca. Es una ciudad que me gusta y seguramente me daré una vuelta un par de días, que vaya a comer y a disfrutar.

Yo la conozco bastante bien. He de decir que me gusta mucho, me recuerda a Murcia. He estado siempre ligado a la ciudad y siempre que vamos me resulta especial, de alguna manera.

Ha pasado año y medio desde esa actuación en el FÀCYL. Si por aquel entonces llegasteis como una de las grandes promesas del indie, ahora sois una de las grandes realidades de la música española. ¿Cómo habéis vivido este tiempo de crecimiento?

No sé qué somos o qué dejamos de ser. Seguro es que somos cuatro tipos con ganas de trabajar enormemente y que aman con locura lo que hacen. Tenemos una preocupación, que es hacer canciones lo mejor posibles.

Por lo demás, al final, en todos estos años ha sucedido todo tan rápido que a veces nos cuesta echar el freno de mano y la vista atrás, hacer balance incluso de lo que está pasando. Es complicado de digerir hasta que no pasa tiempo. Lo único que puedo decir es que vivimos en un huracán.

Ser mejor grupo nacional en los MTV EMAs, por delante de artistas como Rosalía o Love of Lesbian, ¿qué supone?

Lo que voy a decir es un tópico, pero es real. A todo el mundo le gusta recibir este tipo de premios, y quien diga que no, miente. O lo ve de otra manera. Pero es bonito, porque que alguien te diga que lo que haces está guay, no es ganar o perder. Esto es música, aquí ni ganas ni pierdes nada.

El día que nos dieron la noticia estábamos muy felices, lo celebramos. Pero al día siguiente ya estábamos currando. No hacemos música para ganar premios, la hacemos porque es nuestra manera de vivir.

Este tiempo habéis aprovechado para girar. Y, en casi todos los conciertos, sold out, también en Salamanca.

Supongo que ese es el gran premio. Tener una vitrina llena (de premios) y hacer conciertos en los que nadie viene a verte es absurdo. El premio real es comprobar si lo que estás haciendo va por buen camino. Vas a una sala a 1.000 kilómetros de tu casa, y la sala se llena, te dicen que les ha gustado… La música influye positivamente en sus vidas. Ese es el gran premio al que aspiramos.

¿Os esperabais todo esto?

No, de ninguna manera. Habría sido osado por nuestra parte esperar algo así. Teníamos ciertas metas, muy pequeñitas, nos conformábamos con poco. Sí que hay un punto de ambición, pero no esperábamos nada de esto, y lo recibimos con los brazos abierto0073 , estamos muy contentos.

Y no paráis de girar hasta, por lo menos, septiembre. ¿Para cuándo un descanso?

¿Sabes qué ocurre? Que cuando estamos hasta arriba, decimos que necesitamos descansar. Y cuando paramos una semana, necesitamos salir a tocar. Llevamos unos tres años y algo de gira, y la semana pasada estuvimos una semana de vacaciones y a los dos días ya estábamos hablando de las ganas que teníamos de salir a tocar.

Creo que no es el momento de parar. A nivel anímico necesitamos ir tocando, ir estando ahí, seguir con la gente y seguir haciendo música. Algún día, si necesitamos parar por la salud de la banda, lo haremos.

Muchas de esas actuaciones, en festivales. ¿Llegará un momento que explote el boom de los festivales?

Hay un debate muy extenso sobre eso. En resumidas cuentas, y a título personal, pienso que de la ‘burbuja’ se viene hablando desde hace tiempo. Pero hay gente haciendo música y gente yendo a conciertos.

No sé si el formato está cerca o no de extinguirse, y si será en salas, festivales o ayuntamientos. Pero hay gente haciendo música y gente consumiendo música, y nos debe preocupar poco el formato.

La música española goza de una salud de hierro, y tiene pinta de que va a más. Las redes sociales tienen cosas malas y buenas, pero acercan la música de manera inmediata, y eso se nota en los conciertos y en los festivales.

¿Y la burbuja del indie?

La burbuja del indie es la del pop, la del rock… la de un millón de cosas. Lo único que cambia son las etiquetas. Las bandas hacen folk, hacen funky, hacen electrónica, pop, rock, jazz… de todo. Cambian las etiquetas, los estilos y las banas, pero la gente sigue yendo a conciertos.

Ya más personalmente, ¿qué escucha Viva Suecia?

Viva Suecia escucha un mejunje de coas. Y Rafa Val, que es una cuarta parte, un mejunje un poco más pequeño, pero también importante. Bowie, Tom Waits, Nudozurdo… Todos los años vuelvo a Los Beatles, aunque sea un mes. Y ahora estoy en ese mes.

¿Y en físico o en digital?

Principalmente, y por comodidad y práctica, porque estamos fuera de casa, en digital. Pero somos muy amantes del formato físico, y nos preocupa sacar nuestros discos en formato físico.

¿Se escucha físico por el romanticismo? ¿Ya se ha producido la transición a lo digital?

No se puede negar que la inmensa mayoría escucha digital. Sí que es verdad que se sigue consumiendo físico, aunque sea poco. Antes comprabas el vinilo y leías las letras, veías las fotos… Ahora compras el vinilo, miras las letras y ves las fotos, pero lo escuchas en el iPhone. Al final, has cambiado la aguja por la pantalla, pero ese rito romántico, si se perdió, ha vuelto a renacer y se sigue estirando.

No sé si tienes algún deseo para el 2019 o que las cosas sigan yendo como van hasta ahora.

Mi deseo es que a la gente le siga gustando la música que hacemos. Una porción muy grande es que la gente tiene el interés. Sin ello, no podríamos seguir haciendo música, no podríamos vivir de esto, y sería más complicado.

Comentarios
Lo más