​Flexibilidad a la hora de aparcar en doble fila a la entrada y salida de los colegios, pero no de manera abusiva

​Flexibilidad a la hora de aparcar en doble fila a la entrada y salida de los colegios, pero no de manera abusiva
Foto de archivo de un Policía Local junto al Montessori
​Flexibilidad a la hora de aparcar en doble fila a la entrada y salida de los colegios, pero no de manera abusiva

Los colegios recibieron por escrito una comunicación donde se explicaba que se sigue siendo permisivo a la hora de estacionar de manera incorrecta para dejar a los niños, pero con un límite aproximado de 10 minutos. En el mismo se invitaba a recurrir las posibles multas de manera conjunta, si bien cada caso se estudiará individualmente

La huelga de celo de la Policía Local no cesa. Pese a que las protestas en pos de la equiparación salarial con sus ‘compañeros’ de otras provincias, así como que se les dote de medios suficientes para realizar su trabajo, se han vuelto menos ‘visibles’, los agentes continúan realizando su trabajo de manera ‘estricta’ con el objetivo de presionar en las negociaciones que están manteniendo con el Ayuntamiento de Salamanca.

A uno de los colectivos que más les está afectando esto son a los padres y madres de colegios e institutos de Salamanca, que en muchas ocasiones aparcan en doble fila para dejar a sus hijos en clase y, al volver, se encuentran con una multa por estacionar de forma incorrecta.

Esto ha llevado a muchos padres a manifestar su queja, ya que entienden que, al no haber aparcamiento suficiente, no hacen ningún mal a nadie estacionando un momento en doble fila para dejar o recoger a sus hijos.

Ante esto, fuentes municipales han explicado a SALAMANCA24HORAS que el Ayuntamiento de Salamanca sigue siendo flexible a la hora de aparcar en doble fila con motivo de la entrada y la salida de los colegios. Así se lo hicieron saber en una comunicación escrita a los centros, donde se reflejaba que desde el Consistorio se entendía la situación y, por ello, se daba cierta permisividad.

No hay unos límites fijos, pero algunos parecen claros y de sentido común. Como por ejemplo, y según detallan estas mismas fuentes, que al estacionar de manera incorrecta no se ponga en peligro a ningún peatón o coche y que no afecte a la seguridad vial, puesto que eso sí es motivo de multa.

Igualmente, el tiempo máximo que se suele dejar aparcar en doble fila es en torno a los 10 minutos antes y después del timbre que delimita la hora de entrada y salida, puesto que suele ser el tiempo necesario para acompañar a los vástagos a la hora de entrar y salir (incluso a aquellos que llegan tarde).

En la misma comunicación a los centros se invitaba a recurrir todas las multas que se consideren injustas y, a ser posible, de manera conjunta, si bien el Ayuntamiento estudiará cada caso de manera particular.

Igualmente, fuentes municipales han aclarado que si algún padre o madre, a título personal, considera que la multa que le han puesto no es justa porque entran dentro de ese margen de flexibilidad que ofrece la corporación municipal, pueden a cursar las alegaciones pertinentes para recurrir la sanción y estas se tendrán en consideración.

Comentarios
Lo más