ILEON.COM

A juicio por golpear a dos agentes y lanzar un martillo contra un coche policial

A juicio por golpear a dos agentes y lanzar un martillo contra un coche policial
A juicio por golpear a dos agentes y lanzar un martillo contra un coche policial

Ocurrió en La Bañeza en la primavera de 2017. La Fiscalía pide para él una pena de un año de prisión por un delito de atentado a la autoridad y de 900 euros de multa por dos delitos de lesiones

Un hombre se sentará en el banquillo de los acusados el próximo 18 de marzo en el Juzgado de lo Penal 2 de León por los delitos de hurto, daños y atentado a la autoridad en concurso ideal con dos delitos leves de lesiones.

Según las calificaciones provisionales del Ministerio Fiscal a las que ha tenido acceso este periódico, el procesado el 31 de mayo de 2017 tras una discusión con su padre y cogió de su domicilio, en Santa Elena de Jamúz, diversas herramientas por valor de 400 euros.

Posteriormente, el 1 de junio, el acusado se dirigió a la ferretería de su padre, ubicada en La Bañeza, y con un martillo comenzó a golpear los cristales del establecimiento.

Ante esta situación, fueron requeridos dos agentes de la Policía Local para acudir hasta el lugar. El acusado adoptó una actitud violenta hacía los dos agentes, a los que gritó "cómo os acerquéis os lo coméis. Estoy muy loco" o "qué os mato". Además, lanzó el martillo hacia el coche policial.

Posteriormente, llegó al lugar el padre del acusado que también increpó a los agentes a los que amenazó con unas tijeras de podar. Posteriormente fue reducido, pero antes comenzó a golpear un coche, las lunas trasera y delantera.

Uno de los agentes sufrió contusiones en rodilla y codo y otro un esguince de muñeca.

No se reclaman daños en el vehículo policial. Los daños en el otro vehículo están valorados en 1. 451 euros y las reparaciones en el cristal de la ferretería en 590 euros.

Por todo ello, el Ministerio Público le imputa los delitos de hurto, daños y atentado a la autoridad en concurso ideal con dos delitos leves de lesiones.

La Fiscalía pide para el procesado un año de prisión por el delito de atentado a la autoridad y tres meses de multa a 10 euros por día por los delitos de lesiones, 900 euros. Además, pide que se le aplique un atenuante por trastorno mental.

Además, pide la absolutoria del resto de delitos por parentesco.

En cuanto a responsabilidad civil le reclama 590 euros por los cristales de la ferretería y 1.451 por los daños en el vehículo. Para los agentes pide una indemnización de 200 euros a cada uno de ellos por las lesiones.

La defensa se muestra disconforme con el relato de la Fiscalía y pide la libre absolución.

Comentarios
Lo más