Castilla y León contradice a España y gana peso en el trabajo parcial, teletrabajo y número de huelgas

Castilla y León contradice a España y gana peso en el trabajo parcial, teletrabajo y número de huelgas

El trabajo parcial crece en tres décimas pese al descenso nacional. El teletrabajo ya lo utiliza uno de cada doce trabajadores y en huelgas y huelguistas se sitúa por encima de la media nacional

En un contexto de generalizada mejoría en el apartado de conciliación, Castilla y León acompaña la tendencia y se mantiene como la décima mejor región para conciliar vida profesional y personal, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo. 

De esta manera, como refleja, Castilla y León ha mostrado un aumento en la modalidad de la jornada parcial, y ha crecido hasta el 15,5% del total de ocupados, con tres décimas más. Es la proporción más alta para esta comunidad desde junio de 2016. En 2018, 8 de cada 10 puestos de trabajo creados en esta autonomía han sido a tiempo completo.

Aun así, con estos datos se ve que Castilla y León y España se alejan de los países más avanzados de la Unión Europea, donde la importancia del empleo a tiempo parcial es significativamente mayor, potenciando las posibilidades de conciliar la vida laboral con la personal. Por ejemplo, en Holanda, la mitad de la población trabaja a tiempo parcial, mientras que lo hace 1 de cada 4 en otros países como Austria, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Bélgica y Suecia. La media de la Europa de los 28 es un 20,2%.

Castilla y León y España se colocan por delante de países como Portugal (10,7%), Grecia (9,3%), Polonia (7,2%), Hungría (4,8%) o Bulgaria (2,1%).

Por otro lado, el número de personas que dice trabajar al menos ocasionalmente desde su hogar muestra una clara tendencia ascendente desde 2006. En España, por ejemplo, un 7,4% del total de ocupados admiten realizaron en alguna ocasión, mientras que en Castilla y León alcanza el 8%, cuatro décimas más que hace un año. 


Conflictividad


El número de huelgas en España ha revertido la senda ascendente de 2017 con descensos en cada uno de los cuatro trimestres del año pasado. Actualmente se registran 12,7 conflictos cada 100.000 empresas (caída interanual de un 8,8%). Es una cifra inferior a la de los años anteriores a la crisis, excepto 2005, y es prácticamente la mitad del número de conflictos que se registraron en 2013, cuando se contaban más de 20 cada 100.000 empresas.

En este caso Castilla y León ha ido en sentido inverso al de la media nacional: el número de huelgas, de 13,3 cada 100.000 empresas, supone un incremento interanual de un 54%, el crecimiento más intenso entre todas las autonomías. Es el mayor número de huelgas para la región desde marzo de 2015 y se ha vuelto a colocar por encima de la media nacional.

El descenso de la conflictividad también ha llegado a otro de huelguistas, que se han situado a final del año en 7,6 por cada 10.000 ocupados, la cifra más baja de los últimos 17 años. 

También en este caso, Castilla y León marcha a contracorriente, con un aumento interanual de un 39,8%. Así, ha crecido hasta 15,8 participantes en huelgas cada 10.000 ocupados, el cuarto dato más alto a nivel autonómico.

Comentarios