FÚTBOL - SEGUNDA B

​Carlos Molina rescata un punto para Unionistas con un cabezazo en el último segundo

​Carlos Molina rescata un punto para Unionistas con un cabezazo en el último segundo

El cancerbero, tantas veces salvador bajo palos, subió a rematar en la última falta del encuentro e hizo el gol del empate

Repetía Aguirre el mismo equipo que le funcionó contra el Navalcarnero, con la novedad de Iván Garrido, que iba a tratar de suplir a un De la Nava sancionado. Sin embargo, desde el principio se vio que el partido no iba a ser ni parecido, ya que el filial pucelano salió muy bien plantado y con las ideas claras.

Los primeros minutos fueron de tanteo para ambos conjuntos, con los blanquivioletas dominando el ritmo del partido, si bien era Unionistas, de verde, quien controlaba el esférico. La primera oportunidad, eso sí, llegaba para los vallisoletanos, con Waldo estrellando el balón en el lateral de la red de Molina.

Intentaba soltarse el equipo charro en un partido trabado, y era Javi Navas el mayor foco de peligro por la banda derecha. Uno de sus típicos centros a punto estaba de ser rematado por Guille Andrés, pero el delantero no alcanzaba a conectar con el esférico.

Y, poco a poco, el Valladolid B iba inquietando a Molina. Los pucelanos atacaban por ambas bandas, aunque a balón parado era cuando más peligro creaban, con El Hacen a punto de hacer el primero. Contestaba a esto Unionistas, que gozaba de tres córners consecutivos y un cuarto muy seguido que a punto estaba de suponer el gol para los de Aguirre, pero la defensa blanquivioleta demostró estar curtida.

El partido estaba transcurriendo sin demasiadas ocasiones, hasta que Raúl Navarro, que atacaba por banda derecha, recortó y tiró a puerta. Molina llegó a tocar el balón, pero no pudo atajarlo debido a la fuerza y colocación de este, por lo que el Valladolid B se adelantaba a falta de 10 minutos para el descanso.

Antes de la media parte, Unionistas iba a tener una clara ocasión para empatar. Admonio remataba sin piedad una falta botada, pero Samu se estiraba para hacer un paradón y conservar la ventaja pucelana.

Tras la reanudación, lo seguía intentando Unionistas. Nada más empezar, Javi Navas ponía un fantástico centro al que Guille Andrés no llegaba por milímetros, y después Gallego botaba alta una falta desde la frontal del área.

Pero los ánimos verdes se fueron calmando poco a poco, e incluso el filial pucelano tenía varias opciones de hacer el segundo, con Molina estando atento para intervenir en balones largos y no permitir ninguna clara ocasión.

Casi todas las ocasiones de Unionistas morían en la frontal del área del Valladolid B, que desactivaba una y otra vez las llegadas de los de Aguirre, que lo intentaban, sobre todo, por las bandas. De hecho, el técnico asturiano movía el banquillo y daba entrada a Unai Hernández por un castigado Guille Andrés y a Góngora por un lesionado Iván Garrido.

Pero las ocasiones cada vez eran menores, siendo Javi Navas el único que lo intentaba con centros sin rematadores. Además, el Valladolid B supo enfriar el partido perfectamente con los cambios y tocando la bola, lo que hacía presagiar que se iban a llevar el encuentro. Pero en los últimos minutos, Unionistas tiró de garra. Primero era El Hacen el que casi se metía en propia puerta una falta botada por Góngora.

Y, en la última jugada, iba a llegar la épica. Piojo forzaba una falta que era botada por Góngora desde el lateral del campo. La defensa blanquivioleta no acertaba a despejar y Carlos Molina, que había subido a rematar, aprovechaba un balón muerto para cabecear al fondo de las mallas.

Una vez más, el portero de Unionistas lograba rescatar un punto para su equipo, ya que justo tras el gol, el árbitro pitaba el final del partido. Así, reparto de puntos que deja mucho mejor sabor de boca a los de Aguirre, que dan otro pasito para la permanencia. 

Comentarios
Lo más