La estrategia de atención al paciente oncológico de Sacyl incluye prevención, atención, investigación e innovación

La estrategia de atención al paciente oncológico de Sacyl incluye prevención, atención, investigación e innovación
La estrategia de atención al paciente oncológico de Sacyl incluye prevención, atención, investigación e innovación

Castilla y León ha desarrollado los programas preventivos y de diagnóstico precoz que han demostrado ser eficaces; dispone de una red asistencial completa para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer y grupos de investigación competitivos. La Estrategia pretende integrar todos los recursos y centrarlos en las necesidades de los pacientes con cáncer. Más de 100 profesionales y representantes de los afectados han participado en su elaboración

El cáncer es la primera causa de muerte en los varones de Castilla y León y la segunda en las mujeres. En 2018 se diagnosticaron 17.421 nuevos casos de cáncer, 7.071 en mujeres y 10.350 en varones. La incidencia del cáncer es de 724 casos por 100.000 habitantes y se incrementa en los grupos de mayor edad: de hecho, en la Comunidad el cáncer afecta a 68 personas por cada 100.000 habitantes menores de 45 años y se incrementa hasta 2.189 entre los mayores de 75 años. Pese a ello, la tasa de mortalidad por cáncer ajustada por edad es en Castilla y León -140,38 por 100.000 habitantes- ligeramente inferior a la media nacional -141,02-.

Los tumores más frecuentes en la Comunidad son, en el caso de los hombres, el de próstata, seguido por el de pulmón, el de colon y el de vejiga, mientras que en el caso de las mujeres, el de mama es el de mayor incidencia, seguido del de colon y el de útero.

Además, es una dolencia con un alto impacto emocional y socioeconómico, pues los años potenciales de vida perdidos por causa de muerte por tumores son 12,81 en varones y 14,06 en mujeres. Anualmente se producen 25.000 ingresos hospitalarios por cáncer. Se estima que el coste total del cáncer supone casi un 11 % del gasto sanitario público.

Así pues, teniendo en cuenta su incidencia y su importancia, el cáncer es una enfermedad que requiere de una estrategia integral que aborde todas sus fases, poniendo en el centro de los servicios sanitarios al paciente con cáncer y abogando por la participación de las asociaciones de pacientes, de los profesionales sanitarios y de la humanización en su tratamiento.

Se pretende con esta estrategia mejorar la calidad de vida de estos pacientes y llevar a cabo actuaciones preventivas y asistenciales que disminuyan la incidencia y la morbimortalidad del cáncer en Castilla y León. Además, se han marcado diversos objetivos específicos, como mejorar la información y formación a los pacientes, avanzar en la detección precoz y el consejo genético del cáncer hereditario, procurar un diagnóstico rápido y un tratamiento multidisciplinar coordinado, mejorar la información a los familiares de las personas con cáncer, promover la formación continuada especializada en el manejo del paciente oncológico o facilitar la investigación traslacional, entre otros.

Para lograr el cumplimiento de estas metas, más de cien profesionales de distintos perfiles asistenciales, en colaboración con asociaciones de pacientes, han colaborado en el proceso de elaboración de esta estrategia que ha seguido tres fases para su desarrollo.

En primer lugar, se llevó a cabo un análisis de la situación actual de la atención oncológica en Castilla y León, para lo cual se realizaron entrevistas a profesionales y asociaciones de pacientes. La segunda parte se centró en identificar las oportunidades de mejora del modelo actual, gracias a la actividad de siete grupos de trabajo de distintos ámbitos asistenciales –Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Oncología Pediátrica, Hematología, Cirugía Oncológica, Cuidados Paliativos y participación ciudadana y humanización-. Por último, y fruto del trabajo de estos grupos, se realizó una definición estratégica para el desarrollo del marco y los ejes y actividades a seguir.

6 ejes, 19 líneas y 37 proyectos

Todas las áreas sanitarias de Castilla y León han colaborado en el desarrollo de esta estrategia, en la que han participado 20 centros asistenciales. Así, el marco estratégico se compone de 6 ejes, 19 líneas estratégicas y 37 proyectos.

Los 6 ejes en torno a los que gira la Estrategia de Atención al Paciente Oncológico son: prevención primaria y diagnóstico precoz; atención al cáncer en adultos; atención al cáncer infantil y juvenil; tratamiento radioterápico del cáncer; participación ciudadana y humanización, y otras áreas soporte de valor.

Enmarcados en torno a estos 6 ejes y a las 19 líneas estratégicas señaladas anteriormente, se han elaborado los 37 proyectos, de muy diversa índole y referidos a distintos aspectos. Algunos de ellos son, por ejemplo, el programa largos supervivientes en cáncer de adulto, el programa cuidados paliativos específico en cáncer de adultos, el programa de seguimiento a largos supervivientes de cáncer pediátrico, el plan de reducción del dolor en niños y adolescentes, el proyecto de afectividad, confort y accesibilidad en la relación con el paciente y su familia, el impulso global a la investigación en adultos o la red integrada de investigación entre las unidades de cáncer infantil en Castilla y León.

Se pretende, pues, con esta estrategia, potenciar los recursos asistenciales de investigación y económicos que el Servicio de Salud de Castilla y León destina a la atención de los pacientes oncológicos, algo en lo que se lleva largo tiempo trabajando y que ha tomado gran impulso en los últimos años.

Hay que recordar que la Consejería de Sanidad desarrolla varios programas de prevención y detección precoz del cáncer: el de prevención y detección precoz del cáncer de cuello de útero, el de detección precoz de cáncer de mama y el de prevención y detección precoz del cáncer colorrectal.

Asimismo, la organización y estructuración de atención a los pacientes oncológicos se hace de manera coordinada entre los distintos niveles asistenciales: en este sentido, desde Atención Primaria se realizan las labores de prevención primaria y diagnóstico –información y concienciación sobre hábitos saludables y prácticas de riesgo y derivación a unidades de Atención Hospitalaria ante las sospecha de cáncer-. También se realiza la prevención secundaria –comunicación y captación de pacientes para campañas de cribado-, el seguimiento y, en su caso, los cuidados paliativos, de forma exclusiva o en colaboración con unidades específicas.

Por su parte, en el ámbito de la atención hospitalaria, las unidades involucradas en la atención al cáncer son las de Oncología Médica, Oncohematología, Oncología Radioterápica y Oncología Pediátrica, muy relacionadas también con las Unidades de Cirugía, los comités de tumores, las Unidades de consejo Genético y las Unidades de Diagnóstico Rápido.

Investigación

Se están llevando a cabo, además, importantes trabajos de investigación en torno al cáncer desde Castilla y León. Por eso, la Consejería de Sanidad, además de contar con una línea de ayudas económicas para el desarrollo de proyectos de investigación en los centros de la Gerencia Regional de Salud, apoya a otros centros y grupos de investigación, como el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CICI), el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM), el Biobanco en Red de Enfermedades Oncológicas de Castilla y León (BEOCyL) o el Clúster Biotecyl.

También se han creado redes de colaboración en investigación, como el ‘Centro en Red de Medicina Regenerativa y Terapia Celular de Castilla y León’, y se han apoyado ensayos clínicos en cáncer en distintos centros de la Gerencia Regional de Salud.

Comentarios
Lo más