Juzgan a un hombre por empujar a su pareja, embarazada de cinco meses, contra una estufa durante una discusión

Juzgan a un hombre por empujar a su pareja, embarazada de cinco meses, contra una estufa durante una discusión
Juzgan a un hombre por empujar a su pareja, embarazada de cinco meses, contra una estufa durante una discusión

El juicio ha quedado visto para sentencia con la petición de la representante del Ministerio Fiscal de un año de prisión para el acusado, mientras que la abogada defensora del acusado ha incidido en que el parte de lesiones no reflejó ninguna herida o hematoma por el golpe, que la víctima en un primer momento retiró la denuncia y que "ambos se encuentran en un proceso legal para el pago de la manutención y tienen una enemistad declarada"

El Juzgado de lo Penal número 1 de Salamanca ha acogido en la mañana de este miércoles, 6 de marzo, el juicio contra un hombre acusado de empujar presuntamente a su por entonces pareja, que estaba en aquel momento embarazada de 20 semanas, contra una estufa durante una discusión en el ámbito familiar, que obligó a la intervención de la Guardia Civil y de los efectivos sanitarios, que tuvieron que trasladar a la mujer al Complejo Asistencial para descartar que hubiera sufrido problemas en la gestación por problemas derivados de la supuesta agresión.

Los hechos ocurrieron sobre las 15:00 horas del 24 de abril de 2018, cuando el único testigo de la escena, hermano del acusado, ha relatado que la víctima acudió a su casa para contarle que había visto una conversación en el teléfono móvil de su hermano en el que "una mujer le mandaba mensajes". "Ella se puso echa una furia y me dijo que no quería seguir conviviendo con mi hermano, que era un desgraciado". La mujer se marchó de la casa y volvió a la vivienda en la que residía con su pareja. Después, también acudió a la casa el hermano del acusado, y fue allí donde se produjo la discusión y la presunta agresión, ya que según la víctima "querían que me fuera yo de casa en ese momento, con un niño de 6 años que acababa de llegar del colegio y otro en camino, porque me dijo que el alquiler lo pagaba él".

La víctima también ha relatado que el hombre llegó a las manos y la empujó contra una estufa que había en la casa, llevándose ella un "golpe fuerte en el costado", justo cuando el hermano del acusado salía por la puerta de casa. El acusado ha negado en todo momento que la agrediera y que fue su expareja la que en todo momento generó la discusión porque estaba "muy alterada".

El juicio ha quedado visto para sentencia con la petición de la representante del Ministerio Fiscal de un año de prisión para el acusado, mientras que la abogada defensora del acusado ha incidido en que el parte de lesiones no reflejó ninguna herida o hematoma por el golpe, que la víctima en un primer momento retiró la denuncia y que "ambos se encuentran en un proceso legal para el pago de la manutención y tienen una enemistad declarada". Antes de concluir la vista, la magistrada de Juzgado de lo Penal número 2 le ha preguntado al acusado si tendría inconveniente, de ser condenado, a realizar trabajos en beneficio de la comunidad, a lo que el hombre ha contestado que no tendría ningún problema para realizarlos.

Comentarios
Lo más