El Colegio de Abogados presenta una nueva edición del Ciclo de Cine Jurídico que pretende llegar a toda la sociedad

El Colegio de Abogados presenta una nueva edición del Ciclo de Cine Jurídico que pretende llegar a toda la sociedad
Yolanda Rodríguez, patrona de la Fundación Torre del Clavero; Eduardo Íscar, decano del Colegio de Abogados; y Maite Conesa, directora de la Filmoteca
El Colegio de Abogados presenta una nueva edición del Ciclo de Cine Jurídico que pretende llegar a toda la sociedad

Se celebrará durante los próximos tres jueves del mes de marzo a las 19:30 horas en la Filmoteca y será de entrada gratuita. Se proyectarán una película española, una de cine clásico y una israelí, y tras los filmes habrá un pequeño coloquio

El Colegio de Abogados y la Fundación Torre del Clavero han presentado su novena edición del Ciclo de Cine Jurídico con el que se da comienzo a las actividades del colegio durante este año a expensas de la reunión del Patronato que tendrá lugar en abril.

Así lo ha explicado el decano del Colegio, Eduardo Íscar, quien ha destacado el interés que se tiene por utilizar el cine como guía para “trasladar y llevar a la sociedad la actividad que hacemos los abogados y todos los trabajadores de la administración de justicia”.

De hecho, Eduardo Íscar valoró positivamente que se esté retransmitiendo el Juicio del Procès, ya que permite observar “toda la actividad de la Abogacía con actuaciones de abogados realmente importantes”, puesto que se puede ver vía streaming la gran actuación que se está presentado por parte de abogados y todos los operadores jurídicos.

En la misma línea se mueve el Ciclo de Cine Jurídico, al que desde el Colegio de Abogados esperan que acuda el público fiel de todos los años y que no son exclusivamente del mundo de la Abogacía. Precisamente, quiso dar gracias a la Filmoteca, lugar donde se proyectarán las películas, por la colaboración que mantienen desde hace años.

Tres películas: una española, una clásica y una que trata los conflictos fronterizos en Israel

El decano del Colegio también habló de lo complicado que se les antoja encontrar las diferentes películas para cada edición, pero finalmente han conseguido encontrar “buenas películas”, que se podrán ver los próximos tres jueves del mes de marzo a las 19:30 horas, un "horario prudencial", y de manera gratuita hasta completar el aforo.

La primera proyección será este jueves, 14 de marzo, con La suerte dormida, film de 2003 que habla del conflicto minero y el papel de una abogada. Esta será presentada por la profesora de la Universidad de Salamanca, María Marcos, quien también colabora con el Ciclo de Cine y Novela Negra. Precisamente, el año pasado ambos ciclos se hicieron conjuntos con motivo del VIII Centenario del Estudio salmantino, pero ahora se recuperan las fechas del mes de marzo.

La segunda película, el 21 de marzo, será Impulso Criminal, del bloque de las películas clásicas (1959). “Es una gozada disfrutar del cine en blanco y negro en pantalla grande, algo que este Ciclo nos permite”, aseveró Eduardo Íscar, quien detalló que el film habla del impulso criminal de dos jóvenes por cometer el crimen perfecto. Será presentada por el antiguo fiscal de la Audiencia Provincial de Salamanca, Federico Bello Landrove.

La tercera, el 28 de marzo, será Los Limoneros, que habla del conflicto territorial de unas fincas sobre unos limoneros que están plantados en unas lindes y en las que una de las fincas colindantes son del primer ministro israelí y que acaba en los tribunales. Esta será introducida por Antonio Notario, decano de la Facultad de Filosofía, “experto conocedor de la problemática del mundo israelí y judío”.

“Este tipo de propuestas sólo dan alegrías”

La directora de la Filmoteca, Maite Conesa, se mostró feliz por continuar con este Ciclo de Cine Jurídico que comenzó hace nueve años de la mano de Juan Antonio Pérez Millán, quien desarrolló la idea con sus amigos abogados. Así, con un gran interés por el cine que es “fuente de debate y reflexión” surgió esta propuestas “que sólo dan alegrías”.

De hecho, la directora de la Filmoteca reflejó que la sala, con capacidad para menos de 200 personas, casi siempre está llena en cada proyección, reuniendo el pasado año a unos 400 espectadores entre los tres días, por lo que se puede calificar de “un éxito, tanto de espectadores como del debate que se suscita”.

Así, Maite Conesa recordó que la Filmoteca siempre está abierta a las propuestas que sean reflejo de la sociedad tanto a nivel de creadores como de estética, y en este caso ahonda en un mundo interesante en torno al derecho con una película española, otra clásica y otra israelí “que tratan de otra manera o visión las causas jurídicas”.

Por último, la directora de la Filmoteca se congratuló porque esta propuesta alcance su novena edición, lo que demuestra que cuando este tipo de propuestas se prolongan en el tiempo, pese a que no siempre es fácil, significa que colman las expectativas de los espectadores, que podrán disfrutar un año más. 

Comentarios