Julia Navarro: “La lectura es reflexión y creo que el hombre moderno se pasa la vida huyendo de sí mismo”

Julia Navarro: “La lectura es reflexión y creo que el hombre moderno se pasa la vida huyendo de sí mismo”

La novelista presenta en Salamanca su último libro, ‘Tú no matarás’, una historia de tres personajes que escapan de España tras la Guerra Civil. Sin embargo, la novela no trata de contar la historia de aquel tiempo, sino de la conciencia y venganza dentro de su indagación de la condición humana. En una entrevista, habla además de la época convulsa de la Guerra Civil y el Franquismo, del papel de la mujer y de la situación de la literatura actual

La reconocida novelista Julia Navarro visita este martes Salamanca para presentar su último libro, ‘Tú no matarás’, “una novela de personajes” que gira en torno a la indagación de la condición humana. La presentación tendrá lugar en la librería Santos Ochoa a partir de las 19 horas.

¿Qué nos puede decir de ‘Tú no matarás’, la nueva novela?

Es una novela de personajes en la que una vez más lo que intento es indagar sobre la condición humana. Es una novela que trata sobre todo del peso de la conciencia y de la venganza como elementos determinantes del hombre. Es una novela que comienza con la Guerra Civil y el círculo se cierra con la llegada de la Transición. La he dividido en tres partes que se corresponden con Madrid, París y Alejandría.

¿Por qué esta división?

Madrid se corresponde con la Guerra Civil y los años 40, Alejandría es el exilio y París, la última etapa. Son tres jóvenes que huyen de aquella España de miseria y fusilamientos.

Son ya varias novelas las que ha escrito, ¿qué diferencias y similitudes puede haber respecto a otras novelas?

Todas las noveles son distintas. El único hilo conductor es el empeño que yo tengo de indagar sobre la naturaleza humana. Tengo la impresión que el último gran misterio sobre la tierra es el hombre. Hemos navegado por todos los mares, visitado lugares más recónditos, atravesado los grandes hielos pero seguimos sin desbrozar el misterio del ser humano. Intento eso en mis novelas, en esta en concreto se habla sobre el peso de la conciencia y venganza.

¿Y ha encontrado el misterio del ser humano?

Sigue siendo el último misterio, de manera que solo intento asomarse al abismo.

¿Qué le ha supuesto más trabajo, la reconstrucción de la época de posguerra o la creación de las diferentes tramas que viven sus protagonistas?

La reconstrucción ha sido lo más duro. Yo estaba buscando no los grandes datos de la historia, sino los pequeños detalles de la vida cotidiana. No podía dejar de pensar en mis familiares, en mis abuelos, en lo que tuvieron que sufrir, en lo que tuvieron que padecer aquella España del hambre, sin esperanza, que se fusilaba gente. Asomarme a esa España, a la parte cotidiana, fue como hacer un viaje a una película en blanco y negro. Sentí bastante desazón.

¿Cómo realizó el proceso de documentación?

La misión de esta novela no es contar la posguerra, es hablar del ser humano. Yo la historia me la conozco, los datos los conozco. La documentación la he realizado sobre la vida cotidiana, qué se comía, o mejor dicho qué se podía comer, cuánto ganaba la gente…. Busqué datos concretos de la vida común de los ciudadanos pero no con el afán de contar la historia.

Habla de una época convulsa como es la Guerra Civil, que nunca se ha llegado ir del todo. ¿Qué opina del tema? ¿Será posible un relato común algún día?

Lo que pasó lo sabemos. Lo han contado los historiadores. Está perfectamente documentado. Puede haber nuevas aportaciones pero el relato general está hecho, está contado. Lo que es importante es que no podemos entender el presente si no conocemos el pasado, de dónde venimos.

¿Qué ha sido lo más complicado del libro?

El coste emocional. No podía dejar de pensar en mis abuelos, aquellas calamidades, me revolvía las tripas, el alma, era como viajar en una película en blanco y negro. Me desaparecieron

Recientemente, en otra entrevista, habló también sobre la condición de la mujer en el propio libro. ¿Cómo trata este tema?

Hablo de la condición humana, no de la mujer. ¿Qué modelo de sociedad había? En la II República, la mujer dio un paso adelante en derechos y libertades y con la Guerra Civil se vieron parados en seco y a la mujer la enviaron a las cuatro paredes de la casa. Volvió a ser un apéndice del hombre, dejó de tener cualquier protagonismo y tenía menos derechos que los hombres.

¿Y cuál es la situación ahora?

Es objetivo el avance en derechos y libertades en toda España. Vivimos en un Estado libre. Son indudables los avances. No tiene nada que ver la España del siglo XXI con la Guerra Civil. Pero hay que consolidar esos avances y continuar adelante. La desigualdad sigue existiendo. Sobre el papel no, pero sobre la realidad, sí. La realidad es que una mujer gana menos que un hombre haciendo el mismo trabajo o nos cuesta llegar a ocupar altos cargos. Bienvenido sea el avance, pero hay que romper ese techo y seguir caminando en esa dirección. Tiene que venir a través de un cambio de mentalidad.

Julia Navarro 5 @Juan Manuel Fernau2560u00fcndez

¿Qué tiempos corren para los libros con tanta otra distracción?

Todo va muy deprisa ahora y la pantalla en un segundo te da un montón de imágenes. La lectura es reflexión, es encontrarse consigo mismo. Y creo que el hombre moderno se pasa la vida huyendo de sí mismo y las nuevas tecnologías le ayudan a eso. La lectura, la cultura, es la herramienta que tenemos para poder afrontar la vida y responder a las grandes preguntas que se hace el hombre desde el principio de los tiempos. Son respuestas que buscamos en la Filosofía como fruto de la reflexión. Las Humanidades tendrían que tener más peso en la educación. Creo que debería de haber una asignatura de lectura.

Y hablando de distracciones, ahora se adapta ‘Dime quien soy’ en televisión. ¿Cómo está el proyecto?

Está en la fase final de los guiones pero se va a empezar a grabar ya, esta primavera. La verdad es que el proyecto ya está en marcha. Es un proceso para mí difícil porque de alguna manera pierdes tu criatura.

¿Entonces no está conforme?

Me he peleado con los guionistas. Ha sido un proceso complicado. Los guionistas lo que hacen es coger el esqueleto de la obra y reescribirla. Cuando lo veamos en la pantalla te lo diré. Como no hayan sido fieles, la primera que criticará soy yo.

Más allá de ello, ¿cuáles son las perspectivas de futuro?

Siempre las mismas. Ya estoy trabajando en la siguiente novela.

¿Qué se van a encontrar los salmantinos en la presentación?

Me encantan estos actos. Es muy interesante encontrarme con los electores, debatir con ellos, responder a sus preguntas. Es una experiencia muy enriquecedora. 

Comentarios
Lo más