Detenidos cuatro miembros de un grupo dedicado a la trata con fines sexuales y liberadas nueve víctimas

Detenidos cuatro miembros de un grupo dedicado a la trata con fines sexuales y liberadas nueve víctimas

Por los gastos de su traslado las víctimas contraían una elevada deuda de la que eran informadas nada más llegar a España

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de cuatro personas como presuntos responsables de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, y ha liberado a nueve mujeres víctimas de la trama en Cieza (Murcia), según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

En agosto del pasado año, dos mujeres de nacionalidad hondureña se presentaron en dependencias de la Comisaría de Policía Nacional de Molina de Segura (Murcia). Denunciaban haber viajado desde su país a territorio español mediante engaños.

Una pareja afincada en el municipio murciano de Cieza, mujer de origen hondureño y el varón de origen boliviano, les habían prometido un trabajo y, al llegar a España, tuvieron conocimiento de que habían contraído una elevada deuda por el viaje.

Dicha pareja, junto con otras personas, coaccionaron a las denunciantes para prostituirse e incluso mantener relaciones sexuales con miembros de la organización que conformaban. La explotación sexual se llevaba a cabo en distintos pisos-prostíbulo regentados por distintas personas y todo ello con objeto de cubrir el elevado débito contraído.

Trama para explotar sexualmente a mujeres sudamericanas

La Unidad contra las redes de inmigración ilegal y falsedad documental (UCRIF) puso en marcha una investigación y pudo constatar la existencia de una banda criminal formada por cuatro personas: dos varones, uno de origen boliviano y otro de nacionalidad italiana, y dos mujeres, una de origen hondureña y otra española, con edades comprendidas entre los 31 y los 68 años de edad.

Una de las parejas regentaba un piso-prostíbulo en la localidad de Cieza y la otra pareja servía de enlace con clubes de alterne de la Región de Murcia y Alicante.

Uno de los matrimonios captaba a mujeres jóvenes en Honduras con falsas promesas de encontrarles trabajo. Se aprovechaban de la precaria situación económica en la que estas jóvenes se encontraban en su país de origen. Nada más llegar a suelo español se les informaba de que habían contraído una elevada deuda, sin decirles siquiera la cantidad y, posteriormente se las conminaba al ejercicio de la prostitución, según las mismas fuentes.

Uno de los investigados además se prevalió de su situación de superioridad para coaccionar a las víctimas a mantener relaciones sexuales con él, aprovechándose de los momentos en los que las trasladaba en coche, a altas horas de la noche.

Fruto de las distintas indagaciones, la Policía Nacional tuvo conocimiento de que, hace unas semanas, los investigados habían organizado el traslado a España de otra chica desde Centroamérica. Los agentes establecieron un dispositivo policial detectando la llegada de la joven a Madrid; su recogida por un miembro del grupo; y su traslado a la localidad murciana de Cieza. La banda ya había publicitado a través de diferentes portales de internet diferentes servicios sexuales a ofrecer por la recién llegada.

De forma consecutiva y con objeto de auxiliar a esta víctima, la Policía procedió a la detención de una de las parejas investigadas así como a la entrada y registro en el domicilio de los investigados. Se localizó y auxilió a esta víctima recién llegada, contando con la asistencia de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP).

Quedaron intervenidas joyas, diversos dispositivos electrónicos, abundante documentación relacionada con los hechos investigados y el vehículo utilizado para los traslados.

Nueve víctimas localizadas y liberadas

Los investigadores continuaron gestiones y, contando con la UCRIF de Granada, pudieron localizar a otras cuatro mujeres que habían sido víctimas de esta organización y todas ellas declararon. A continuación sobrevino la detención de las otras dos personas de la banda, dueñas de otros prostíbulos donde se trasladaba a las víctimas.

Asimismo, con la colaboración de la Policía Local de Cieza se localizó a otras dos víctimas, siendo por tanto nueve el número total de mujeres auxiliadas en virtud de esta operación y cuatro las personas detenidas.

Los individuos fueron detenidos por un delito relativo a la prostitución, favorecimiento de la inmigración clandestina, contra los derechos de los trabajadores, abuso sexual y pertenencia a organización criminal. Dos de ellos han ingresado en prisión.

El operativo policial ha sido desarrollado por la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia a través de su UCRIF y contando con la colaboración de la Policía Local de Cieza (Murcia) y la UCRIF- Granada y UCRIF-Central.

La Policía Nacional tiene articuladas diferentes vías de comunicación para todos aquellos ciudadanos que tengan conocimiento de la existencia de una situación de trata de seres humanos. Vía telefónica al '900-105090', en el hastag: #contralatrata o en el correo electrónico 'trata@policia.es'.


Comentarios
Lo más