El corazón de la ciudad: La Plaza Mayor de Salamanca, curiosidades, usos e imágenes

El corazón de la ciudad: La Plaza Mayor de Salamanca, curiosidades, usos e imágenes
FOTOS: ARCHIVO (Varios Autores)
El corazón de la ciudad: La Plaza Mayor de Salamanca, curiosidades, usos e imágenes

Casi resulta más fácil pensar lo que no ha albergado la Plaza Mayor de Salamanca a lo largo de su historia. Es posible que se acabe antes de enumerarlo

La Plaza Mayor es el indiscutible corazón de Salamanca. El tesoro de la ciudad, que fue construida entre 1729 y 1755 en la antigua Plaza de San Martín, un gigantesco emplazamiento que en aquel tiempo era considerado el mayor ágora de Europa Occidental y que ocupaba, además de la actual Plaza Mayor, también la plaza del Mercado, la del Corrillo y la del poeta Iglesias.

El promotor de la representativa construcción fue el corregidor Rodrigo Caballero y Llanes, militar que obtuvo el permiso del monarca Felipe V pero no el dinero para su financiación, por lo que necesitó del apoyo de ciudadanos ricos, de terratenientes y de las propias arcas del Ayuntamiento de la ciudad. El arquitecto que empezó la obra fue Alberto Churriguera. Sin embargo, al morir durante la construcción, recogió el testigo Andrés García de Quiñones.

La Plaza se caracteriza por el principal material con el que está construida: la piedra de Villamayor, que aporta el color y la forma de numerosos monumentos de la ciudad. Cada lado se denomina pabellón. Los dos primeros en edificarse fueron el Pabellón Real y el de San Martín. Con ellos prácticamente terminados, las obras fueron interrumpidas durante más de una década, debido a los pleitos que surgieron con los propietarios de las viviendas y de otros edificios que se vieron afectados por la construcción. Tras solucionarse el litigio, por último se construyeron el Pabellón Consistorial y el de Petrineros, finalizando la obra. La espadaña, que remata el edificio del Ayuntamiento, no se colocó hasta casi cien años después.

Plaza Mayor 12

Una plaza repleta de números

La Plaza Mayor de Salamanca cuenta con 88 arcos de medio punto, así como con 477 balcones. Entre sus medallones, dedicados a monarcas, militares y conquistadores y otros personajes ilustres, Felipe V aparece tres veces. Del ágora además han desaparecido dos medallones. Del primero sus restos siguen allí: se encuentra a la entrada de la calle Prior y era el del "afrancesado" Godoy, que cayó en desgracia y una turba decidió destruirlo. Más recientemente fue retirado el medallón de Franco tras años de litigios. Además de dos alegorías de la I y la II República; uno de los medallones representa a Bernardo del Carpio, héroe medieval cuya existencia real hoy se pone en duda.

Los múltiples usos de la Plaza Mayor

Casi resulta más fácil pensar lo que no ha albergado la Plaza Mayor de Salamanca a lo largo de su historia. Es posible que se acabe antes. En un primer momento fue mercado de todo tipo de productos que se vendían en sus soportales. Luego fue lugar de celebración de pronunciamientos políticos y de otros acontecimientos y desfiles. También, de ejecuciones públicas a garrote vil en el siglo XIX y de visitas de Franco y otros ominosos acompañantes a comienzos de la Guerra Civil.

Plaza Mayor 10

La Plaza ha acogido corridas de toros, congregando según las crónicas a casi 20.000 personas, engalanadas con historias de diestros legendarios y fugas increíbles de toros que escapaban por las calles aledañas. Después, la Plaza Mayor tuvo jardines y un templete en el que se ofrecía música de todo tipo hasta 1954, cuando los árboles y plantas desaparecieron y la Plaza tuvo un aspecto más parecido al actual.

Plaza jardines

Ya en la década de los cincuenta comenzaron a celebrarse en el ágora los denominados Festivales de España, que supusieron el antecedente de los conciertos musicales que cada mes de septiembre siguen llenando la Plaza Mayor.

AS

La Plaza es y ha sido un imprescindible punto de celebración de triunfos deportivos, lugar de un sinfín de actividades solidarias e improvisado escenario de duelo ante crímenes terroristas, antes, y machistas ahora. Se han grabado anuncios, películas y series de televisión; programas como El Juego de la Oca en 1993 o incluso acogió una partida de ajedrez gigante a finales de los años sesenta del siglo pasado y el sorteo de la lotería en los setenta. 

Es escenario de exposiciones; por ella pasan los Reyes Magos y su séquito cada tarde del 5 de enero y también ha visto desfilar a los animales del circo antes de ofrecer sus espectáculos en la carpa de la Aldehuela.

868536

Ah, también en ella se instalan las casetas de la Feria del Libro.

Comentarios
Lo más