Salamanca no ha registrado ningún muerto por ahogamiento en sus espacios acuáticos en los primeros meses del año. De hecho, tan solo ha habido dos, ambos en febrero, en Valladolid y Palencia en lo que, eso sí, supone un aumento con respecto a los cero de 2018. 

Las víctimas han sido un hombre y una mujer, de nacionalidad española, mayores de 60 años, que han perdido la vida en un río y en ambos casos en zonas sin servicio de atención, vigilancia y socorrismo.

En el conjunto del territorio nacional, 43 personas han muerto por ahogamiento en los espacios acuáticos, dato que indica un descenso en ocho víctimas mortales por esta causa durante los tres primeros meses del año con respecto al año anterior.

La Federación de Salvamento y Socorrismo de Castilla y León (FECLESS), al igual que las Delegaciones Provinciales, apuestan por las actividades, jornadas y talleres de prevención y primeros auxilios en los centros escolares, como medida para evitar accidentes en los espacios acuáticos, dentro del marco de la campaña nacional de prevención de accidentes, #StopAhogados, iniciativa de la Federación Española.

Comentarios