ELECCIONES 28-A

David Serrada (PSOE): "Los salmantinos tienen que entender que somos la única opción de Gobierno en esta provincia y que su voto tiene que ir destinado al Partido Socialista"

David Serrada (PSOE): "Los salmantinos tienen que entender que somos la única opción de Gobierno en esta provincia y que su voto tiene que ir destinado al Partido Socialista"
David Serrada (PSOE): "Los salmantinos tienen que entender que somos la única opción de Gobierno en esta provincia y que su voto tiene que ir destinado al Partido Socialista"

El diputado afronta sus terceras elecciones generales detallando que, en 10 meses de Gobierno de Pedro Sánchez, la ciudadanía salmantina se ha visto más beneficiada que en 7 años de Gobierno popular. La despoblación, la Universidad, Cataluña, la moción de censura, el feminismo, Franco o "las tres derechas", algunos de los temas que analiza ampliamente en una entrevista para SALAMANCA24HORAS. También las encuestas, dado su papel de sociólogo

Acabamos de comenzar la campaña. ¿Cuáles han sido las sensaciones de precampaña y cuáles son las sensaciones de cara a esta ‘rara’ campaña’?

Las sensaciones son muy positivas porque lo que nos estamos encontrando es a unos ciudadanos de Salamanca con muchas ganas de cambio y a unos ciudadanos de Salamanca que tienen ganas de ir a votar y de que el Partido Socialista vuelva a ser el partido de Gobierno. Pero lo que queremos los socialistas y lo que queremos transmitir a los salmantinos es que cuanto más votos tengamos los socialistas, más votos y más perspectiva de futuro va a tener nuestra provincia.

¿Llega el PSOE a estos comicios generales con los deberes hechos?

El PSOE ha tenido 10 meses para hacer muchas tareas que estaban pendientes. Y, sinceramente, creo que en estos 10 meses hemos revertido mucha de las políticas dañinas que el Partido Popular puso en marcha.

Y creo, además, que hemos puesto en marcha nuevas medidas que son muy positivas para todos los salmantinos. Desde el salario mínimo interprofesional; una subida de pensiones del 1,6% y del 3% para las pensiones mínimas; o el subsidio para parados mayores de 52 años que, por cierto, está teniendo record de solicitudes en los Servicios de Empleo y Seguridad Social de nuestra provincia.

Por lo tanto, creo que estamos muy satisfechos con el trabajo que hemos hecho estos 10 meses. Pero queremos seguir continuando con este trabajo porque creemos que es necesario.

A esos 10 meses de Gobierno se ha llegado con un hecho histórico, que fue la primera moción de censura a un presidente del Gobierno que salió adelante.

Mire, nosotros presentamos la moción de censura después de conocer la sentencia de la Gürtel, que creo que eso es importante que todos los salmantinos recuerden. Una sentencia que condenaba al Partido Popular por ser cómplice de corrupción.

Algo que todos sabíamos y algo que estaba judicializado en multitud de casos, quiero recordar los ‘papeles de Bárcenas’, de esa presunta financiación ilegal del Partido Popular. Y yo creo que el PSOE presentó la moción como una cuestión de limpieza y de ética democrática en nuestro país. Fue un espejo que pusimos delante de todos los partidos. Hubo dos partidos que se quisieron retratar, y el resto de fuerzas con representación en el Congreso apoyaron esa moción de censura.

Y, desde entonces, nos hemos dedicado a gobernar para los ciudadanos que, creo sinceramente, es lo que tiene que hacer un partido progresista que mira siempre hacia el futuro, como es el PSOE.

Se os criticó mucho por pactar con “independentistas” y “socios de ETA”. Incluso se llegó a hablar incluso de “golpe de Estado”.

Yo creo que eso son críticas de brocha gorda que hace alguien que está mal orientado políticamente como es la derecha, en estos momentos, en nuestro país. Yo quisiera que el PP o Ciudadanos pusieran encima de la mesa cuáles son esos acuerdos a los que nosotros hemos llegado con los independentistas o con otras fuerzas políticas que ellos dicen que no merecen ser representativas de los ciudadanos en nuestro país.

Yo creo que, en el Congreso de los Diputados, el Partido Popular y Ciudadanos han votado medidas y Decretos que han puesto encima de la mesa el Partido Socialista porque eran medidas y Decretos que benefician al conjunto de los ciudadanos y que nadie, en su sentido común, podría votar en contra.

Estos 10 meses de Gobierno se han caracterizado por estas medidas que comenta, la mayoría por Decretos-ley.

Los ciudadanos tienen que saber una cuestión, porque a veces es bueno hacer cierta pedagogía política para que la ciudadanía sepa exactamente cómo son las cosas porque, sino, encima de la mesa hay quien pone argumentos falsos o argumentos que quieren despistar y que al final, lo único que hacen, es tergiversar la realidad.

Un Real Decreto-ley se tiene que convalidar en el Congreso y se tiene que aprobar por una mayoría. El PSOE, o cualquier otro partido político, si no tiene mayoría absoluta en el Congreso no puede llevar un Decreto-ley esperando que vaya a salir. Ha sido el trabajo de los 84 diputados del PSOE el que ha logrado que la práctica totalidad de los Decretos sociales que se han llevado al Congreso de los Diputados en estos 10 meses hayan salido adelante.

Y quiero decir otra cosa más, para que la ciudadanía lo sepa. Muchos de estos Decretos son proposiciones de ley que el PSOE había planteado a lo largo de la legislatura. Y son Decretos, son medidas, son proposiciones de ley que el PP y Ciudadanos vetaron y bloquearon en la mesa del Congreso. Es decir, que nadie ha sacado un conejo de la chistera, sino que son propuestas que el PSOE llevaba en su programa electoral, que el PSOE defendió a lo largo de la legislatura y que ha sido el bloqueo de la derecha de este país lo que ha impedido que esos Decretos se tramitaran como proposiciones de ley de manera ordinaria.

Serrada (1)

Ha habido incluso una denuncia ante la Junta Electoral que se archivó, eso sí.

Evidentemente, porque el Partido Popular está construyendo un relato que no tiene nada que ver con la demanda social. Y ese es el principal error del PP. El Partido Popular lleva mucho tiempo sin mirar a la cara a los ciudadanos, y los ciudadanos le están demostrando ese rechazo. Sobre todo si vemos la tendencia que están marcando las encuestas.

Pero, más allá de eso, el PSOE siempre ha creído y siempre ha luchado contra esa política de recortes del PP que puso en marcha los últimos siete años. Y el PSOE siempre ha tenido en cuenta que su Gobierno es un Gobierno que no va a entrar en funciones hasta el día después de las elecciones.

Y en ese sentido, vamos a seguir tomando las decisiones que creamos oportunas porque hay emergencias sociales que se tienen que regular y que tienen que ser refrendadas a través del BOE cuanto antes.

Ha sido diputado en la XI y la XII Legislatura. En la XIII, los diputados que representen a Salamanca, ¿por qué van a tener que luchar?

Hasta ahora lo que ha hecho el PSOE ha sido beneficiar a 80.000 salmantinos con esa subida del 1,6% de las pensiones; a 30.000 salmantinos con una subida del 3% en las pensiones mínimas; ha sido beneficiar a más de 9.000 salmantinos con la subida del SMI; ha sido poner ese subsidio para mayores de 52 años que fundamentalmente afecta a mujeres en nuestra provincia. Esa es la senda que el PSOE marca.

¿Qué es lo que vamos a seguir proponiendo? En primer lugar, tenemos que mejorar la sanidad y la política sanitaria en nuestra provincia. Y ahí hay una cuestión fundamental que tiene que ver con los copagos sanitarios, y que el PSOE ya lo planteó como medida presupuestaria. Es fundamental y necesario que, a aquellos que menos recursos tienen, se les elimine ese copago sanitario.

Pero también en Educación. Es necesario incrementar la cuantía destinada a becas. Es necesario, para una provincia vinculada estrechamente a la Universidad, ese plan de mejora y de retorno del talento que tiene que ver con el problema más grave que tiene nuestra provincia, que es la despoblación.

Tiene que ver también con una serie de 70 medidas, hablando de despoblación, que se han tomado ya en el Consejo de Ministros para mejorar la situación de nuestros municipios. Esa es la senda que va a recorrer el PSOE y por la creemos que los salmantinos se tienen que movilizar al máximo. Que los salmantinos progresistas tienen que entender que el PSOE es la única opción de Gobierno en esta provincia y que su voto tiene que ir destinado al PSOE.

La despoblación, entonces, sí se puede luchar desde el Congreso.

Se puede luchar desde el Congreso tomándose en serio la despoblación. No es un arma electoral, no puede servir como una herramienta electoral de enfrentamiento, sino que tiene que haber un gran pacto y un gran acuerdo en torno a la despoblación.

Y, para eso, lo primero que hizo el Gobierno fue tomarse en serio el problema y creó la figura del Comisionado para la Despoblación, una persona que conoce profundamente el problema. Y, a partir de ahí, lo que hay que hacer es proponer medidas y establecer un marco de actuación y, sobre todo, contar con la gente que vive en el medio rural, como los alcaldes o la gente que vive allí y que tiene grandes ideas.

Y aquí en nuestra provincia lo podemos ver, con grandes alcaldes del PSOE que están desarrollando nuevas políticas y que están atrayendo población a sus municipios.

Quizá esa despoblación también se da porque los jóvenes marchan al no tener trabajo. ¿Cómo se puede luchar contra el paro juvenil?

En nuestra provincia tenemos que tener claro un modelo de desarrollo que, hasta ahora, el PP, después de 30 años, ha sido incapaz de generar. Y tenemos que tener en cuenta que tenemos una de las mayores factorías de pensamiento a nivel mundial, y así es reconocido, como es la Universidad.

Uno no puede plantear una política de desarrollo, una política de empleo en nuestra ciudad y en nuestra provincia sin contar con la Universidad. Y creo que el PSOE tiene proyectos encima de la mesa para mejorar esa coordinación y, sobre todo, mejorar la transferencia de conocimiento en proyectos concretos para nuestra provincia.

No sólo para que los jóvenes que vengan a estudiar a Salamanca puedan tener un trabajo en nuestra ciudad, sino que gente que está fuera pueda regresar y pueda desarrollar aquí su carrera profesional.

La Universidad sí parece que logra atraer talento gracias a su nombre y a sus 800 años de historia.

Sí. La USAL, para los socialistas, siempre ha sido un referente. Y desde el PSOE siempre hemos pensado que tiene ser ese motor de crecimiento en nuestra provincia porque va a hacer una transferencia de conocimiento también hacia sectores que son fundamentales, como es la agricultura, la ganadería, el sector servicios, el sector del I+D+i que cada vez tiene más implantación en nuestra provincia gracias a la labor de la USAL…

Es decir, que todo ese conjunto tenemos que vincularlo de alguna manera, y el compromiso del Gobierno con la Universidad de Salamanca es claro.

¿Tiene Salamanca que apoyarse en la USAL al no tener industria?

La Universidad puede ser el vector que atraiga la industria y que atraiga otro tipo de inversiones en nuestra provincia, sin ningún tipo de dudas.

Ya, para acabar con el tema de la Universidad. La USAL viene reclamando una ‘Selectividad’ única. ¿Va a ser fácil implantarla o, al estar las competencias de educación transferidas a las comunidades autónomas, va a tener que alcanzarse un acuerdo?

Has dado la clave. Es intentar buscar esa coordinación entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas y llegar a un acuerdo en el que todo el mundo se sienta a gusto y en el que todo el mundo se sienta cómodo.

Otro de los temas que parece que van a abordarse durante los próximos años es Cataluña. ¿Tienen solución a corto plazo los problemas de independentismo? ¿Y quiénes han sido los causantes?

En Cataluña, el principal problema es un problema de convivencia. La fractura social que ha generado el independentismo en Cataluña es una fractura que va a ser muy difícil de recuperar. Y ahí, todos los partidos constitucionales tenemos que poner sensatez. Y la sensatez se pone teniendo muy claros los límites que establece la Constitución y los límites que establece la ley. Ahí es donde se ha movido siempre el PSOE.

Lo demás, es un relato interesado de quien no quiere abordar de verdad esta cuestión, como se ha demostrado con el Gobierno del PP cuando los principales problemas del independentismo se han generado por su inacción política. Esa inacción se tiene que traducir en una capacidad de acción política en los márgenes establecidos por la ley.

¿Habéis sido demasiado blandos con el independentismo?

El PSOE ni ha sido duro ni ha sido blando. Se ha movido en los márgenes que establecía la ley.

¿Cataluña es tan importante para los ciudadanos de Salamanca como para acaparar gran parte de la campaña de estas elecciones? ¿O Salamanca tiene problemas más graves?

El principal problema de Salamanca no es Cataluña. Pero eso se lo puede decir cualquier ciudadano de a pie. El problema de Cataluña en Salamanca es un problema fabricado por el Partido Popular para tapar las vergüenzas sobre su incapacidad de gestión y la mejora en la vida de los salmantinos durante muchísimos años. Es una cortina de humo.

Los problemas de Salamanca son el paro, la despoblación, los problemas que tenemos todos los días, los problemas que tenemos en el hospital, las listas de espera, la dependencia, las pensiones y los salarios bajos… Esos son los problemas que tienen Salamanca y sus ciudadanos. E insisto, para que haya un partido político que resuelva esos problemas, los salmantinos tienen que pensar que la única opción es la del PSOE.

¿Esperabais que los populismos, en estas elecciones, llegasen desde la derecha?

Eso es una reflexión ya más de fondo. El problema del PP es que es un partido que está ahora mismo desdibujado, en el ámbito de la derecha. Lo está porque han perdido el norte. Ellos han entendido que acercarse y abrazar a Vox les iba a traer más votos. Lo que han sido incapaces de prever y considerar es que ese acercamiento iba a dejar a buena parte del electorado de derechas más racional huérfano.

Y lo que estamos viendo es un proceso de primarias entre Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal para ver quién es el líder de la derecha. De una derecha profundamente reaccionaria. De una derecha que mira hacia atrás. De una derecha que, si nos fijamos en las declaraciones, de lo único que habla es de revertir derechos que están asentados en el país. Y a mí eso me preocupa profundamente.

Y creo que es una reflexión que debe hacerse incluso el electorado de derechas tradicional de nuestra provincia. Tienen que plantearse hacia dónde va el PP o hacia dónde va Ciudadanos. Yo creo que es una reflexión buena para planteárselo. Yo también me lo planteo.

No me entra en la cabeza que, cuando se ha subido el SMI a 900 euros, que no sólo afecta de manera directa a la gente que tiene empleos precarios, sino también a muchos trabajadores que en la negociación de sus convenios van a ver cómo esto tiene repercusión, alguien diga que espera que en 2020 pueda rebajarlo 50 euros. Me parece que es un atentado contra la racionalidad y el sentido común de las personas. Entonces, cada uno debe valorar qué mensajes traslada porque esos mensajes luego se van a convertir en realidad. Y cuando uno va a votar, tiene que entender que está votando lo que esa persona está diciendo. Y eso es lo que tienen que conocer los salmantinos.

Uno de esos derechos que se pretenden revertir es la igualdad de género. Estos 10 meses sí que se ha trabajado en desarrollar más esa igualdad con diferentes medidas recogidas en los Decretos-ley.

Si hay un partido a que a lo largo de la historia de nuestra democracia se ha caracterizado por la lucha contra la desigualdad y la violencia de género ha sido el PSOE. Si ha habido un partido que ha puesto encima de la mesa la lucha contra el terrorismo machista ha sido el PSOE. Y todo esto se ha visto reflejado en leyes y en proyectos presupuestarios. El PSOE ha sido proactivo en esto.

Cuando alguien habla de que la violencia de género es una violencia doméstica, a mí personalmente se me ponen los pelos de punta. Porque quien muere son las mujeres. Y cuando quien muere son las mujeres estamos hablando de una violencia de género, que no se produce en un ámbito doméstico. Se produce en multitud de ámbitos.

Y cuando oigo declaraciones de alguien que dice que no hay brecha salarial porque hay mujeres que ganan más que los hombres, pues también se me ponen los pelos como escarpias. Porque creo que esto es retroceder a hace 50 años, y eso la sociedad española no se lo merece. Creo que estos argumentos los salmantinos los deben de conocer a la hora de votar, y deben conocer cuáles son las propuestas que ponen encima de la mesa algunas personas. Para que luego no se retracten.

Serrada (4)


¿Os habéis apropiado del feminismo? Como muchos os acusan, de incluso haberlo utilizado como arma política.

Eso es una barbaridad. Quien diga eso además miente. Porque si hay uno de los principios fundamentales que tiene el socialismo es el de la justicia social y el de la igualdad. Y para eso llevamos luchando siglos, para conseguirlo. Que alguien diga que en estos 10 meses nos hemos apropiado del sentimiento está faltando a la verdad de manera muy grave.

Quizá alguno debería plantearse por qué no apoyaron ciertas medidas del PSOE durante esta legislatura cuando gobernaban, o preguntarse por qué pusieron pegas para incrementar los fondos al Pacto de Estado contra la Violencia de Género, por cierto impulsado por el PSOE. Es decir, hay quien pide explicaciones cuando no las da por cuestiones y hechos graves en los que ellos han tenido capacidad de decisión.

¿Se está usando el feminismo para tapar temas más importantes, como una nueva recesión?

Insisto, eso es una barbaridad. Quien plantee eso, está cometiendo una pasada de frenada, por así decirlo, porque no se corresponde en absoluto con la realidad. Y nosotros tenemos que ser tajantes en todo lo que tiene que ver con la desigualdad, con la injusticia social y con la violencia de género. Y lo hemos sido y lo hemos demostrado a lo largo de los años.

Que a un partido que ha puesto en marcha la Ley de Igualdad le venga alguien dando lecciones de cómo tiene que ser o de que utiliza electoralmente el género, me parece que está completamente fuera de tono.

¿Y a Franco, se le está usando? ¿Es una medida electoralista o era necesario hacerlo después de 40 años?

Yo le voy a poner un ejemplo personal. Hace unas semanas encontraron en una fosa los restos de un hermano de mi abuelo. Quedan dos hermanos más fusilados en la Guerra Civil. Yo creo que es una cuestión de sensatez y de sentido común dar por cerrada una etapa de la historia en la que unos fueron los vencedores y otros fueron los vencidos.

Y para que todos seamos iguales creo que todos tenemos que tener igualdad de trato. Y nadie puede estar en una situación de privilegio respecto a otros. Y creo que es una medida justa y que nos tiene que reconfortar con nuestro pasado

¿Es fijo que el 10 de junio, esté el partido que esté, se retirarán los restos del Valle de los Caídos?

Si está el Partido Socialista, sí.

¿Y si está otro partido? ¿Pondrán trabas o lo cumplirán?

Eso ya cada partido político podrá poner las trabajas que quiera. Pero si está el PSOE, eso se va a producir.

¿Y qué va a suceder con el Valle de los Caídos? ¿Se va a musealizar?

Quien habla de concordia y quien genera fundaciones para la concordia también debe de ser consciente de que la concordia no se genera por generación espontánea y de una parte, sino que tienen que participar todas las partes. Esa es la grandeza de la democracia que algunos defienden. El consenso, el diálogo… pues que pongan en funcionamiento y en práctica esos valores de consenso y diálogo. Si los ponemos todos en práctica, estoy seguro de que encontraremos las mejores soluciones y en las que todos vamos a estar de acuerdo para cerrar, insisto, una etapa triste, gris y sombría de nuestra historia.

Que no se haya estudiado bien los años de la Dictadura franquista, ¿puede haber favorecido que la extrema derecha esté tan ‘blanqueada’?

Yo creo que ha habido algún partido político que se ha dedicado expresamente a blanquear a la extrema derecha en nuestro país por una cuestión puramente electoral.

Hablemos de las encuestas. Usted es sociólogo. ¿Son creíbles las estimaciones que salen?

Las encuestas siempre han marcado tendencias. Siempre. Una encuesta además es una foto fija. Una encuesta hecha hace una semana marca lo que pasaba esa semana y ahora marca lo contrario. Lo que nos dicen las encuestas son dos cuestiones fundamentales. Una, que el PSOE es el partido que prefieren mayoritariamente los españoles para que gobierne, lo cual es un hecho positivo de por sí. Y hay otro fenómeno, que marcan todas las encuestas, y es el elevado número de personas indecisas que hay en nuestro país.

A partir de aquí, esas personas indecisas lo que tienen que hacer es movilizarse para votar al PSOE. Primero, porque como dicen todas las encuestas, es la única fuerza que tiene opciones reales de poder gobernar este país sin necesitar ningún pacto. Pero para eso, necesita tener el apoyo de muchos ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. La movilización en estas elecciones es fundamental.

En Salamanca hay encuestas que dan hasta un cuádruple empate.

Lo que marca la tendencia actual es que este es el momento del PSOE. Y es un momento que no se puede desaprovechar, de cambio, que está generando una nueva política en nuestro país. Es un momento, además, que está teniendo efectos reales y que son tangibles. Y ese momento no se puede desaprovechar, y eso los salmantinos lo tienen que valorar.

Un momento que llega tres años y medio después de que el PSOE cosechase el peor resultado de su historia en el Congreso.

Fíjese, presentamos una moción de censura y nadie nos dijo que la fuésemos a ganar. Nadie nos dijo que fuéramos capaces de gobernar con 84 diputados. Y, a pesar de eso, ganamos la moción de censura y hemos gobernado con 84 diputados y no hemos sacado adelante unos Presupuestos Generales del Estado, que eran los mejores Presupuestos Generales del Estado en muchísimos años, con una inversión importante en política social, porque la derecha de este país y los independentistas de Cataluña votaron en contra de esos presupuestos. Y esto también lo tienen que conocer los salmantinos.

Sí que parece que el PSOE puede salir beneficiado de algo que nunca había sucedido, y es que el voto de la derecha esté fragmentado, cuando históricamente esto ha sucedido en la izquierda.

Es que el PSOE es un partido de gobierno. Es un partido que siempre ha estado en el centro político, siempre ha ocupado la centralidad política. El PSOE ha gobernado muchísimos años en nuestro país, y cuando uno quiere gobernar un país no sólo tiene que tener el apoyo de una parte del electorado. Tiene que tener el apoyo de una buena parte de la sociedad, y eso es lo que está logrando el PSOE, porque en 10 meses lo que han demostrado es que se pueden poner en marcha medidas sensatas, que apelan al sentido común y que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos.

En 7 años ha habido quien se ha ido desangrando y perdiendo todo su crédito político enfangado en la corrupción. El PSOE, en 10 meses y con 84 diputados, insisto en esto, ha sido capaz de lograr grandes acuerdos políticos que tienen una gran proyección social. Y la gente eso es lo que valorará.

Serrada (2)


¿Hay miedo a que se repita el ‘Pacto de Andalucía’?

Hay una amenaza muy creíble de que puede haber un pacto entre las tres derechas. Y no es una amenaza para el PSOE, es una amenaza para la sociedad, porque quien hace determinadas declaraciones y lleva en su programa electoral medidas fiscales que lo que hacen es pervertir el proceso de redistribución y se convierten en una especie de Robin Hood pero al revés, en el que yo quito a los que menos tienen para dárselo a los que más tienen; o cuando alguien nos está hablando de violencia doméstica; o cuando alguien quiere recortar derechos sociales; o cuando alguien no tiene muy claro hacia dónde tiene que llegar y cuál es el futuro que quiere para nuestro país, yo creo que eso es un peligro social para el conjunto de los ciudadanos, no un peligro para ningún partido político.

Y en una sociedad y en una provincia como la nuestra que durante años ha estado en la cola de inversiones del Estado, como se puede demostrar poniendo encima de la mesa las cantidades presupuestadas y ejecutadas en nuestra provincia, yo creo que eso debería generar en la sociedad salmantina un sentimiento de rechazo hacia un posible pacto de la derecha.

Si hubiera habido un ‘cordón sanitario’ en Andalucía, ¿hablaríamos de unas elecciones diferentes?

En Andalucía no había un sentimiento de generar un proyecto político de cambio, sino de echar al PSOE. Y lo que estamos viendo, pese a que el PSOE ganó las elecciones, que es importante poner encima de la mesa, es una regresión en multitud de políticas.

En el ámbito sanitario o en el ámbito de la educación, que son dos pilares fundamentales dentro del Estado del Bienestar, cuando alguien se plantea implementar recortes como primeras medidas, creo que está atacando al conjunto de los ciudadanos. Y eso es lo que está favoreciendo el PP en Andalucía.

Para ir terminando, vamos a hablar de los diferentes líderes políticos. Empecemos con Albert Rivera, quien ha asegurado que no va a pactar con ustedes. ¿Es creíble?

Albert Rivera es increíble. Albert Rivera es una persona que ha pasado de ser socialdemócrata a ser liberal, a ser ultraliberal y, ahora, a pactar con la extrema derecha. Algo que no está haciendo ninguno de sus socios liberales en Europa. Por lo tanto, a partir de ahí, lo que diga el señor Rivera se lo puede creer él, el resto de personas que conforman su partido o incluso aquellos que votan a las 3 de la mañana en un proceso de primarias que nadie sabe muy bien cómo se pone en marcha. Lo del señor Rivera es increíble.

Pablo Casado. ¿Se esperaba el PSOE ese giro a la derecha que ha tomado?

Creo que Pablo Casado es un líder incómodo no sólo para su partido, sino sobre todo para su electorado. Un electorado que estaba acostumbrado a un señor como Rajoy, que dejaba las cosas pasar y que apelaba al sentido común. Y ha pasado a otro líder que se toma las cosas de otro modo, de otra manera, y que a veces hace declaraciones completamente fuera de tono en el error de querer compararse con un partido político que está aún más a la derecha que su partido.

Entonces, yo creo que hay una desorientación importante no sólo entre los militantes del PP, sino entre el electorado del Partido Popular.

Pablo Iglesias. En este descalabro de Podemos, ¿tiene mucha culpa?

El descalabro de Podemos, en mi opinión, se debe a dos cuestiones fundamentales. Una tiene que ver con una lucha de poder dentro de la organización, además hecha de una manera personalista y no basada en una confrontación de proyectos políticos alternativos dentro de la propia organización; y luego, a un error fundamental que han cometido, y es no saber desarrollar una política en torno a las instituciones.

El activismo está muy bien fuera de las instituciones, pero dentro hay que hacer política. Y el mayor error de Podemos ha sido seguir pensando que son activistas y que no forman parte de una institución en la que se va a resolver los problemas de los ciudadanos. Y su electorado, fundamentalmente, es lo que le recrimina. Esa falta de utilidad del partido, de Unidas Podemos, para resolver problemas.

Pedro Sánchez. Cosechó el peor resultado de la historia del PSOE, dimitió, se presentó a un proceso de primarias y las ganó, presentó una moción de censura y salió adelante, y parece que ha convencido dentro y fuera del partido. ¿Tiene esa madera de líder que no tenía hace 4 años?

Esto no es una cuestión de liderazgo. El PSOE no es un partido que se asiente en el liderazgo. Es una premisa más, pero el trabajo del Partido Socialista es el trabajo del conjunto de sus militantes. Lo que ha hecho Pedro Sánchez ha sido poner encima de la mesa políticas y medidas que hace mucho tiempo que este país nos estaba demandando.

Y quizá hacer una autocrítica sobre medidas que podíamos haber adoptado antes. Y ese es el mérito de Pedro Sánchez, saber hacer esa lectura de lo que demanda la sociedad y saber hacer esa lectura interna de proponer dentro del partido acciones y medidas valientes que deberíamos haber tomado hace tiempo y que, por cuestiones que afectan fundamentalmente, y no tengo ningún reparo en decirlo, a la vida interna de la organización, no fuimos capaces de poner en marcha.

Ahora la situación ha cambiado, y creo que el PSOE vuelve a demostrar un partido de gobierno que apela al sentido común y, sobre todo, a atraer el voto y atraer el apoyo de una mayoría social.

Salamanca. 28 de abril. ¿Qué posibilidades hay de que el PSOE sea el partido más votado en la provincia?

En Salamanca llevamos desde el año 86 sin que el PSOE sea el partido más votado en la provincia. Y este es el momento de que el Partido Socialista sea el partido más votado. Pero quiero insistir en el argumento que me daba antes. Porque Salamanca se merece un cambio, y ese cambio no se lo va a dar un tripartito de la derecha entre Vox, Ciudadanos y PP. Ese cambio sólo se lo puede dar el PSOE. Y los salmantinos pueden valorar qué ha pasado en estos últimos 10 meses y qué ha pasado en los últimos 7 años. Esa comparativa sería buena también a la hora de ir a votar.

¿Cuál puede ser el incentivo para que los salmantinos indecisos voten al PSOE?

Hay un incentivo final, y es mejorar la vida de todos. Y mejorar la vida de todos implica mejorar la tuya pero también la de tus padres, la de tus hijos y la de tus nietos. Y ese es el horizonte que dibuja el Partido Socialista. Nosotros tenemos las cosas muy claras, un proyecto muy definido de país, de qué políticas queremos poner en marcha, el aval de muchos años de Gobierno, el aval de haber puesto un pilar fundamental en el Estado de Bienestar como la dependencia, el aval de miles y miles de apoyos en gobiernos locales, provinciales y autonómicos. Ese es el aval con el que se presenta el PSOE.

Pero, más allá de eso, el PSOE es hoy por hoy la única fuerza política que está en condiciones de garantizar un cambio a mejor en las condiciones de vida de la gente.

Serrada (5)


Comentarios