Las rotondas de Salamanca, algo más que unión de calles y regulación de tráfico

Las rotondas de Salamanca, algo más que unión de calles y regulación de tráfico
Glorieta de la Charrería, decorada con cuatro escudos de la localidad en hierro sobre piedra de Villamayor
Las rotondas de Salamanca, algo más que unión de calles y regulación de tráfico

Ciudades, reyes, políticos, obispos, toreros o equipos de fútbol tienen glorietas dedicadas en el municipio.

Salamanca es una localidad conocida mundialmente por su monumentalidad, lo que atrae a miles de turistas cada año. Sin embargo, en su afán por conseguir más visitantes, los charros podrían innovar y crear el turismo de rotonda. Y es que el municipio está convirtiendo a sus glorietas en unos elementos arquitectónicos mediante los que homenajear a personalidades o entidades vinculadas a la villa charra. Aunque la finalidad de estas rotondas sea regular el tráfico rodado, están sirviendo para conectar calles, crear pequeños espacios ajardinados y servir de punto de encuentro.

Entre las más emblemáticas se encuentran las que bordean al centro de la ciudad, como la de España, denominada oficialmente así desde 1942. Anteriormente llevó el nombre de plaza de la República. En su interior cuenta con el Monumento al Vaquero Charro, realizado por el escultor Venancio Blanco, nacido en el municipio salmantino de Matilla de los Caños del Río en 1923 y fallecido en Madrid en 2018.

Glorieta Plaza España

Otra de las glorietas más conocidas es la de la puerta de Zamora, dominada por una fuente. En el pasado recibió varias denominaciones: Francisco Maldonado, Enrique Gil Robles, Doctor Nogueras, Eduardo Callejo, Eulalio Escudero y plaza del Ejército. Desde 1988 debe su actual nombre, aunque previamente se le conoció así, a que allí comenzaba la carretera a Zamora cuando la ciudad se encontraba amurallada.

Glorieta Puerta Zamora

También tiene vínculos con la muralla la glorieta de los Milagros, antes llamada La Vaguada. Según señala Ignacio Carnero en su obra Callejero Histórico Salmantino (Amarú Ediciones, 2008), desde 2006 recuerda a la puerta que se abría junto a una ermita conocida como la de los Milagros por las curas atribuidas a una figura que albergaba la iglesia de Santa María.

Glorieta de los Milagros

El perímetro lo cierra la glorieta de la Ciudad de Brujas, que contiene el escudo floral de esta localidad belga que en 2002 fue Capital Europea de la Cultura, como Salamanca.

Glorieta Ciudad de Brujas

Otro municipio que tiene dedicado una rotonda es, precisamente, el anfitrión. En la avenida de Salamanca se construyó en el siglo XXI una glorieta para evitar excesos de velocidad. En su centro se colocó una bandera de la ciudad.

Glorieta Avenida de Salamanca

En cuanto a pueblos se refiere, San Miguel de Valero cuenta con una glorieta en la avenida de Mariano Rodríguez Sánchez, ya que este empresario nació en dicha población.

Glorieta de San Miguel de Valero

Castilla y León también tiene una glorieta en tierras charras. Está presidida por una bandera de la comunidad autónoma.

Glorieta de Castilla y León

Un barrio presume de rotonda propia: Ciudad Jardín.

Glorieta Ciudad Jardín

Incluso un itinerario, la Ruta de la Plata, sirve para denominar una glorieta incluida en él.

Glorieta Ruta de la Plata

El Arenal del Ángel es otro lugar con hueco en las rotondas charras. En este caso se dedica a una zona de baño ubicada junto al río Tormes. Por eso, se sitúa próxima a esta especie de playa salmantina.

Glorieta Arenal del Ángel

A su lado se halla la glorieta de las Bernardas, que recuerda a las religiosas que poseen un convento allí.

Glorieta de las Bernardas

Juan Bosco, fundador de la Congregación Salesiana, también goza de parcela propia en el espacio 'rotondístico' charro con la glorieta de Don Bosco, dominada por un obelisco.

Glorieta Brigada Caballería Jarama

Desde 2007, otro religioso, San Marcelino Champagnat, fundador de los Hermanos Maristas, tiene su homenaje en una rotonda situada junto al cementerio de San Carlos Borromeo. Anteriormente debía su nombre a Ramiro II, rey de León entre los años 931 y 951.

Glorieta San Marcelino Champagnat

También son 'dueños' de glorietas dos obispos de Salamanca. Las dos se sitúan en la misma recta. La de Francisco de Cabrera y Bobadilla, que en 1512 colocó la primera piedra de la Catedral Nueva, está en uno de los vértices del camposanto.

Glorieta Obispo de Bobadilla

De la dedicada a Mauro Rubio, obispo de Salamanca entre 1964 y 1995, parte la conocida como carretera de Ledesma.

Glorieta Obispo Mauro Rubio

Entre las personalidades de la realeza con rotonda se encuentra Urraca I de León (Doña Urraca), reina de León en el siglo XII. Posee una pequeña glorieta de piedras sobre la que se alza un árbol.

Glorieta de Doña Urraca

Beatriz de Suabia, reina de Castilla nacida en fecha indeterminada y fallecida en Toro (Zamora) en 1235, es acreedora de un espacio en su honor compuesto por césped y tres árboles.

Glorieta de Beatriz de Suabia

Metidos en apartado histórico, cabe mencionar que Salamanca no olvida sus orígenes. La glorieta de Vettones y Vacceos da fe de ello.

Glorieta del Arrabal

El Tratado de Tordesillas, firmado en 1494, se refleja en el callejero charro con una rotonda nombrada de esta manera.

Glorieta del Tratado de Tordesillas

La política aparece en glorietas como la de los Alcaldes. Las calles que la rodean llevan por nombre el de regidores de la localidad.

Glorieta Alcaldes

El político y médico Filiberto Villalobos, nacido en 1879 y muerto en 1955, tiene su homenaje con una escultura de Fernando Mayoral.

Glorieta Filiberto Villalobos

Desde 2014, año en el que falleció, otro político, Adolfo Suárez, presidente del Gobierno entre 1976 y 1981, tiene una rotonda junto a la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, institución en la que se licenció en Derecho.

Adolfo Suárez

La glorieta del explorador portugués Don Enrique, 'El Navegante' (1394-1460), se descubre a la entrada de la ciudad si se viaja desde Portugal.

Glorieta de Don Enrique 'El Navegante'

El polímata italiano Leonardo da Vinci (1452-1519) da nombre a una rotonda ubicada al lado del río Tormes. ¿Señal de que se está ante una localidad famosa por su arte y saber?

Glorieta de Leonardo da Vinci

La poesía figura en la glorieta de Antonio Machado (1875-1939), cuya forma escapa del habitual círculo.

Glorieta de Antonio Machado

También fue escritor, además de médico, Francisco López de Villalobos. Según se cree, nació en el municipio zamorano de Villalobos en 1473 y falleció en el leonés de Valderas en 1549. Fue doctor de los Reyes Católicos y residió en Alba de Tormes.

Glorieta Francisco López de Villalobos

¿Y por qué no recordar al grabador y medallista Tomás Francisco Prieto con una glorieta? La del que fuera director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, nacido en Salamanca en 1716 y fallecido en Madrid en 1782, se levantó en el barrio de Huerta Otea.

Glorieta Tomás Francisco Prieto

Desde el 2 de septiembre de 2013, 21 años después del atentado terrorista que acabó con su vida, una glorieta de Salamanca lleva el nombre de Coronel Antonio Heredero Gil. Está situada en la confluencia de la avenida de Portugal con el paseo de la Estación, a pocos metros del lugar del suceso. Antonio Heredero Gil era un coronel del Ejército que desempeñaba su labor en el desaparecido cuartel de caballería Julián Sánchez, ‘El Charro’. Natural de Calatayud (Zaragoza), tenía 55 años, mujer y tres hijos en el momento de fallecer. En la tarde del miércoles de 2 de septiembre de 1992, una bomba lapa adherida a su vehículo, un Opel Kadett, explotaba en la rampa del garaje situado en el número 38 del paseo de la Estación, causándole la muerte en el acto. Era la primera vez que se cometía un atentado terrorista en Salamanca.

El Ayuntamiento recuerda al coronel Antonio Heredero Gil, asesinado por ETA hace 25 años

Los toros no son ajenos a las rotondas. Así, Santiago Martín, ‘El Viti’, nacido en Vitigudino en 1938, tiene una situada delante de la plaza de toros de La Glorieta que incluye el Monumento al Toro de Lidia, inaugurado en 1966 y obra del escultor Gabriel Sánchez.

Glorieta Santiago Martín El Viti

Julio Robles, torero de origen abulense afincado en Salamanca y muerto en 2001, cuenta desde ese año con un emplazamiento que le recuerda.

Glorieta de Julio Robles

En el panorama deportivo, la Unión Deportiva Salamanca, entidad de fútbol desaparecida en 2013, tiene una rotonda construida por el Ayuntamiento en la confluencia de la avenida de Portugal y el paseo de Torres Villarroel.

Glorieta Unión Deportiva Salamanca

También es muy famosa la glorieta del Alto del Rollo, llamada así por haber existido allí un teso coronado por un rollo o columna, que no es la que la preside actualmente, pues se trata de una que estaba en el parque de los Jesuitas y la plaza de Santa Teresa, trasladada a esta plaza años después.

Glorieta del Alto del Rollo

Cerca de ella se ubica la glorieta de Cuatro Caminos, conocida como plaza de San Antonio hasta 2006. Debe su denominación a que allí se unían cuatro vías: paseo del Rollo, paseo de San Antonio, avenida de Campoamor y camino de las Aguas. Su peculiaridad es que está delimitada por una forma ovalada que rompe con la clásica construcción circular.

Glorieta de Cuatro Caminos

La plaza del Oeste, constituida por una fuente, es el eje del barrio homónimo. Hasta 1936 se llamó Central. Entonces, adoptó su nuevo apelativo por ubicarse en el occidente de la ciudad.

Glorieta Plaza del Oeste

La naturaleza también tiene su tributo en algunas glorietas, como la del Río Miño, decorada con tres cipreses, árboles que dan nombre a una de las avenidas que parten de esta rotonda.

Glorieta Río Miño OK

Los antiguos oficios y la utilidad que tenían los molinos del barrio de Tejares justifican la creación de la glorieta Aceñas.

Glorieta Aceñas

Además de todas estas rotondas, Salamanca cuenta con varias más de diferente tamaño, muchas de las cuales carecen de nombre. La más sencilla, la que da entrada al recinto ferial de La Aldehuela en el mes de septiembre: un círculo pintado sobre el asfalto.

Glorieta pequeña de La Aldehuela

Como se aprecia, Salamanca es un municipio que aprovecha sus rotondas para decorarlas y rendir tributo a quienes han formado parte de su historia. Las glorietas ya están integradas en la fisonomía charra. Quizás, en el futuro se consideren unos monumentos más de la ciudad.

Comentarios
Lo más