Afibrosal se concentra contra la publicación de la nueva guía que "empeora la situación" de los enfermos

Afibrosal se concentra contra la publicación de la nueva guía que "empeora la situación" de los enfermos
Afibrosal se concentra contra la publicación de la nueva guía que "empeora la situación" de los enfermos

Comentan que no se ha contado con los pacientes ni con los médicos para su realización. "Empeora su situación social y laboral, vulnera sus derechos fundamentales en materia de salud y atención sanitaria, así como el acceso a prestaciones y a la atención de servicios sociales"

Afibrosal convocó para este jueves una movilización frente a la Dirección Provincial del INSS, sita en el paseo de Canalejas, contra la guía publicada por el Instituto de la Seguridad Social de actualización en la valoración de fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple, electrosensibilidad y trastornos somatomorfos. 

Según informan, cuentan con el apoyo oficial de más de 50 profesionales del área de salud y social y la sociedad médica Sefifac, que ha escrito, incluso, una carta. 

Esta concentración se llevó a cabo en numerosos lugares y en Madrid culminará en una rueda de prensa en la que se informará sobre los hechos y la cantidad de firmas recogidas contra la guía, así como las asociaciones adheridas, que llegan a 24.000 y 146, respectivamente. 

Como recuerdan, la publicación de esta segunda edición de la guía ha puesto en pie de guerra a las personas afectadas por las enfermedades, así como a los especialistas que las conocen bien. 

De esta manera, se iniciará un procedimiento judicial para denunciar la vulneración de los derechos fundamentales dado que el trato que se da a estas enfermedades en la guía "empeora su situación social y laboral, vulnera sus derechos fundamentales en materia de salud y atención sanitaria, así como el acceso a prestaciones y a la atención de servicios sociales". Hay que tener en cuenta que estas enfermedades afectan hasta a un 5% de la población. 

Como comentan, para ello no se ha contado con los pacientes ni con los médicos especialistas y ante los fallos se solicita la retirada y la revisión de la guía, a lo que se negaron. Esta recoge una definición de cada patología, forma de diagnóstico, evolución y tratamiento, así como indicaciones sobre los plazos de incapacidad, temporal y permanente, y la evaluación de la misma. 

La publicación, dicen, es de una gran importancia porque "no solo llegará a los evaluadores e inspectores del INSS, sino que, además, será distribuida a todos los médicos de atención primaria del territorio nacional, con el objetivo de determinar las incapacidades laborales temporales". 

Ante ello, vuelven a exigir la retirada de la guía y la creación de Unidades Multidisciplinares con médicos especializados y de tratamiento pediátrico. "Hay que tener en cuenta que el tiempo que se tarda en conseguir un diagnóstico, desde la aparición de los primeros síntomas, en los adultos se estima que puede oscilar entre los 2 y 3 años, mientras que si hablamos de niños este tiempo puede ampliarse hasta los 10 años período de tiempo durante el cual el niño, así como su familia no va a poder encontrar solución a sus problemas". 

"Es fundamental obtener un diagnóstico precoz para que las repercusiones de la enfermedad sean menores y para conseguirlo es también fundamental la formación de personal sanitario, en especial pediatras. Esta guía busca todo lo contrario, niega no solo las enfermedades, también las alteraciones orgánicas subyacentes y las medidas terapéuticas mínimas consensuadas internacionalmente".

En lo que hace referencia a los derechos legales de las persones afectadas por estas enfermedades, se reclama con urgencia la necesidad de aprobar por ley los derechos de estos pacientes, en especial a la hora de reconocerles la discapacidad y la incapacidad laboral, para que no se vean obligados a recurrir a la vía judicial, y tengan los mismos derechos que pacientes con patologías crónicas que si están más reconocidas, a todos los ámbitos, social, laboral, jurídico, médico. Para ello se precisa la creación de baremos para grados de discapacidad e incapacidad laboral actualizados, en base a las últimas evidencias científicas y no la negación de los síntomas como se busca con la publicación de la guía.

Comentarios
Lo más