CICLISMO

​Celebrada con éxito la Quedada BTT de Alaraz

​Celebrada con éxito la Quedada BTT de Alaraz
​Celebrada con éxito la Quedada BTT de Alaraz

Como en años precedentes, conocidos y amigos pertrechados de coloridas indumentarias se encontraban en Alaraz, todos con una buena dosis de alegría y camaradería que bien se agradece en esta época en la que vivimos

Fantástica jornada matutina la que nos regaló este domingo, 12 de mayo, para llevar a cabo una nueva edición de la Quedada BTT de Alaraz por este paraíso natural, un gran evento sociodeportivo que ha contado con un lujo de participantes y que ha alcanzado su octava edición.

Como en años precedentes, conocidos y amigos pertrechados de coloridas indumentarias se encontraban en Alaraz, todos con una buena dosis de alegría y camaradería que bien se agradece en esta época en la que vivimos.

Y 246 inscritos fueron los que este año tuvieron la fortuna de participar en la VIII edición de la Quedada BTT de Alaraz organizada por el Ayuntamiento de la localidad en colaboración con el Ayuntamiento de Diego del Carpio, la Asociación Cultural Amigos de Alaraz, el Club Salandar de Peñaranda y un buen número de empresas de la zona.

Dos recorridos, el corto y el largo, formaban parte de la prueba, como siempre no competitiva. Un año más se ha realizado un esfuerzo para cambiar el recorrido. Desde la organización han intentado que no se olvide algo tan sencillo de entender como que el eje principal y soporte de cualquier actividad tiene como base la naturaleza, los pueblos, el entorno…

Y una edición más se cambió el recorrido de la actividad, intentando seguir alimentando el asombro y la fascinación por la tierra, por conocer los pequeños reductos de monte biológicamente tan ricos que día tras día regalan grandes dosis de afabilidad y vida. Incluso este año, en ese ejercicio permanente de responsabilidad individual, que también lo es colectiva, se ha contribuido en la recuperación de algunas callejas por las que es fácil que no pasara nadie desde hacía décadas.

Como siempre, los participantes pudieron elegir en función de sus posibilidades y en ambos disfrutaron de algunas pistas, las cuestas Radicales, las callejas, subidas y bajadas más o menos técnicas, pedregales, riachuelos… Todos pudieron pedalear con energía, en algunos casos también tocó portear la bicicleta durante algunos metros, atravesar zonas de barro, barrancos, etc. Y es que todos estos ingredientes son los permiten que la quedada sea única, diferente, intentando dar gusto a los corredores rápidos pero también a los ciclistas que gozan con este tipo de terrenos más duros, exigentes, no llanos, donde debemos sumar la técnica y la habilidad a nuestra fuerza y resistencia, con la naturaleza como protagonista.

Como viene siendo tradición, el colofón a la jornada matutina y deportiva lo puso un vino de honor que, además, permitió charlar con conocidos y amigos, comentar las subidas y bajadas, las caídas, las averías, las zonas técnicas, las nuevas sorpresas del territorio y retar desde la distancia a La Radical para el año que viene.

Desde la organización han hecho una valoración muy positiva de toda la actividad, y esperan que los lesionados en alguna de las caídas se recuperen pronto, congratulándose por el éxito de esta modesta actividad que se está convirtiendo en un clásico obligatorio para muchos deportistas, amantes de la naturaleza, que eligen esta actividad BTT donde lo importante no es correr sino disfrutar.

También han destacado el buen ambiente y la extraordinaria participación en esta ya octava edición, y han agradecido la visita de todos los ciclistas, los acompañantes y el apoyo a todo el mundo (tanto a los trabajadores de la institución alarazeña y de la vecina localidad de Diego del Carpio, a los numerosos voluntarios que trabajan antes, durante y después, a los sanitarios, a las fuerzas del orden público, a los vecinos de Alaraz, a las casas comerciales colaboradoras, etc.).

De igual manera, han brindado un reconocimiento especial y cariñoso al más de medio centenar de voluntarios y vecinos por su apoyo y comprensión, a los ganaderos que ese día nos permitieron pasar con las bicicletas por alguna finca privada, y a las empresas que han colaborado con la quedada BTT y sin las que este tipo de eventos, donde no hay clasificaciones, premios, regalos, etc., serían imposibles de llevarse a cabo.

Comentarios
Lo más