Detenida por agresión mutua una pareja cuyos hijos admitieron que "habitualmente" están borrachos

Detenida por agresión mutua una pareja cuyos hijos admitieron que "habitualmente" están borrachos
Detenida por agresión mutua una pareja cuyos hijos admitieron que "habitualmente" están borrachos

Los hechos han ocurrido en Vigo en la noche de este martes

Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido a un hombre de 44 años de edad, F.C.Q., y a su pareja, de 42 años, M.M.P.P., por agredirse mutuamente durante una discusión en su domicilio de la ciudad olívica.

Según han informado fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar en la noche de este martes, cuando el 092 recibió la llamada de una mujer asustada, que explicó que había golpeado a su pareja y que temía que él hubiera fallecido.

Una dotación se desplazó hasta el domicilio, en la calle Xílgaro, y pesar de la insistencia llamando a la puerta, nadie la abrió. Por ello, y debido a que se escuchaban golpes y gemidos de auxilio, los agentes extrajeron la mirilla de la puerta y pudieron ver una pared y unos cristales cubiertos de sangre.

Ante la aparente gravedad de los hechos, los policías rompieron la puerta y entraron en la vivienda, donde encontraron a un varón que se acercó a ellos sangrando por la cabeza, y a una mujer llorando y en estado de nerviosismo.

Discusión

La mujer explicó que había mantenido una discusión con su pareja porque ella se había comprado un bañador, y que el hombre, de forma repentina, le había propinado un puñetazo en la mandíbula y, posteriormente, la había sujetado con la intención de arrojarla por el balcón.

En ese instante, ella le golpeó en la cabeza con una botella, dejándolo inconsciente, momento en que se asustó y llamó a la Policía, creyendo que estaba muerto.

Aunque el hombre no quiso aportar su versión de los hechos, sí lo hicieron los hijos de la pareja, menores de edad, que estaban en un parque próximo solos, jugando. Los niños explicaron a los policías que las peleas entre sus progenitores eran frecuentes, y que habitualmente están ebrios, y consumen drogas.

Según relataron, ese mismo día, su madre les había dicho que, al llegar a casa, iba a romperle una botella en la cabeza a su padre; y también han recordado que, en otra ocasión pasada, su madre había intentado ahogar a su padre en el pilón de la casa.

Los padres de los niños fueron detenidos, mientras que los menores fueron dejados al cuidado de unos familiares.


Comentarios
Lo más