Más de catorce años de prisión acumulada para cuatro narcos encabezados por el lugarteniente de 'El Rubio'

Más de catorce años de prisión acumulada para cuatro narcos encabezados por el lugarteniente de 'El Rubio'
Más de catorce años de prisión acumulada para cuatro narcos encabezados por el lugarteniente de 'El Rubio'

La Audiencia Provincial ha condenado a los cuatro con más de tres años de prisión por cada uno de ellos. El grupo criminal estaba encabezado por E.B.C., conocido por haber sido enjuiciado ya al ser el lugarteniente de 'El Rubio'

La Audiencia Provincial de Salamanca ha hallado culpables a los cuatro narcos acusados de formar un grupo criminal que traficaba principalmente con cocaína y heroína desde sus bases de Madrid y Valladolid, y cuyo cabecilla, el salmantino E.B.C., tenía línea directa con 'El Rubio', así como algún otro también condenado. 

Este grupo, formado por cinco personas aunque uno huyó y se encuentra en paradero desconocido, fue desmantelado en 2010, después de una larga investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, que requirió de escuchas telefónicas y registros realizados en Getafe, Valladolid y Arroyo de la Encomienda. 

Hechos probados

De esta manera, el Tribunal considera como hechos probados que el grupo formado por E.B.C., L.M.L., J.A.R.E., M.A.P.M. Y H.L.P. (en paradero desconocido) formaban un grupo dedicado a la adquisición venta y distribución de cocaína y heroína. 

En este, el primero, lugarteniente de 'El Rubio' según el que el juicio por el que ambos fueron condenados a más de diez años de prisión, era quien adquiría la droga, examinaba el corte cque se realizaba y la distribuía entre los otros, llegando incluso a transportarla. También recaudaba el dinero y daba órdenes para asegurar la continuidad e impunidad de la organización. 

Para ello, dicta la sentencia, tenía contacto con el resto de ahora condenados, especialmente con el último, en busca y captura, a quien visita asiduamente en su domicilio de Madrid, donde estaba depositada y se cortaba la droga. Además, en la plaza de garaje de H.L.P. se guardaba el vehículo que habitualmente utilizaba el cabecilla. 

Así, el 2 de febrero se procedió a la detención de este último al salir de su domicilio y se realiza posteriormente un registro en el que se encuentra un paquete de cocaína de casi un kilogramo con una pureza del 33,36%, otro paquete de casi 400 gramos de la misma sustencia con menor pureza y cantidades más pequeñas sueltas, así como casi 500 gramos de cocaína pura valorada en más de 55.000 euros y diversos utensilios para tratar la droga, una pistola con dos cargadores, cartuchos, dinero y varios teléfonos. 

Por otro lado, en el trastero también se halló heroína ya tratatad y otros casi 300 gramos pura con un valor superior a los 55.000 euros en el mercado, así como paquetes de otra sustancia denominada brillo. Mientras, en el coche comúnmente utilizado por el cabecilla también se encontró una pistola con la numeración de serie borrada, una bolsa de plástico con 7.800 euros y hasta un estudio para realizar metanfetamina líquida. 

El mismo día de los registros, el cabecilla llamó a L.M.L., también con contactos con 'El Rubio', para que tirara todos los teléfonos que la organización ha estado utilizando para comunicarse. Este se trataba, según la sentencia, de quien preparaba la recepción de la droga en Valladolid, aunque M.A.P.M. era quien la recibía y la guardaba en su domicilio y trastero en la misma localidad. Ambos quedaban en un establecimiento hostelero. 

Así, el 18 de febrero se realiza un nuevo registro en el domicilio de M.A.P.M. y en el interior también se encuentran varios móviles y una gran cantidad de heroína tratada y pura, valorada esta última en más de 126.000 euros en el mercado. También se realizó en el domicilio de E.B.C. donde se encuentran también varios móviles, 585 euros y un DNI falso cuya persona guardaba gran parecido con él. 

Se aprovechó también este día para hacer otro registro en el domicilio de un tercero, también de este grupo, en Madrid, en el que se hallan documentos falsificados, tres teléfonos móviles y una llave del coche registrado días antes en Madrid. 

Más tarde y por último se realizó otro registro en el domicilio de E.B.C. que tenía en Madrid encontrándose cajones de chapa galvanizada, tubos metálicos con entrada y salida de rosca, depósitos con salidas, cajón abierto, cubos metálicos de forma trapezoidal, objetos cuya fabricación había encargado a una empresa diciendo que eran para la Universidad de Getafe.

Penas

Ante ello, la Audiencia Provincial ha decidido condenar al cabecillo a pena de tres años de prisión por el delito contra la salud pública y multa del triple del valor de las sustancias intervenidas con responsabildiad penal de dos meses de prsiión en caso de impago. Además, también se le condena a seis meses de prisión por la tenencia ilícita de armas y otros tres meses por el delito de pertenencia al grupo criminal, concurriendo la agravante de reincidencia y las atenuantes de drogadicción, confesión y dilaciones indebidas.

Por su parte, L.M.L. deberá cumplir otros tres años de prisión por el delito contra la salud pública, así como a la misma multa que el anterior y otros tres meses por pertenencia a grupo criminal, concurriendo las atenuantes de confesión y dilaciones indebidas.

M.A.P.M., mientras, cuenta con la misma condena, así como J.A.R.E., al que se le suman otros tres meses de prisión por falsificación de documentos públicos. Además, se decreta el comiso de las sustancias, las armas, municiones y objetos ocupados, incluido el coche. Contra la setencia cabe recurso de apelación ante la misma Audiencia dentro de los día días siguientes al de la notificación. 

Comentarios