La velocidad de la ciudad se reduce en un 20% tras la puesta en funcionamiento de los radares

La velocidad de la ciudad se reduce en un 20% tras la puesta en funcionamiento de los radares
La velocidad de la ciudad se reduce en un 20% tras la puesta en funcionamiento de los radares

Dos cinemómetros van rotando entre las 14 cajas de radares instaladas en la ciudad desde el pasado 25 de febrero. Tras tres meses de la puesta en funcionamiento, la Policía Local cifra el descenso de la velocidad en un 20%

La mejora del tráfico urbano. Esa era una de las prioridades del Ayuntamiento, según ellos mismos afirmaban, y uno de los objetivos de la instalación de las 14 cajas de radares que en la actualidad se ubican en Salamanca. 

Y parece que, a tenor de las estadísticas, se está consiguiendo. No en vano, datos de la Policía Local reconocen que la velocidad se ha calmado en Salamanca alrededor de un 20% en los últimos tres meses en los que llevan operativos los dos cinemómetros que van rotando por estas 14 cajas. 

Fue el pasado 25 de febrero, según información del propio Ayuntamiento, cuando entraron en funcionamientos estos controles de velocidad, que están viendo recompensados los esfuerzos municipales que, en una nota de prensa, comentaba como objetivos prioritarios "el incremento de la seguridad de peatones y conductores, la prevención de posibles accidentes de circulación y, en definitiva, la mejora del tráfico urbano".

Según aseguraban, el Ayuntamiento situó estas cajas atendiendo a las peticiones de los vecinos para evitar, esencialmente, los excesos de velocidad y los atropellos de peatones y ha recordado en continuas ocasiones que la medida "en ningún caso tiene afán recaudatorio". 

De hecho, se ha suscrito un convenio con la Universidad con el que el dinero procedente de las sanciones por exceso de velocidad recogidas por los cinemómetros irá destinado a disminuir las complicaciones y mejorar la recuperación de los pacientes politraumatizados víctimas de accidentes de tráfico. 


Ubicaciones

Los cinemómetros instalados recientemente en las vías urbanas de Salamanca son del modelo Jenoptic-Robot Multa-Radar C y se alojan en catorce cabinas estáticas y estancas ubicadas en los siguientes emplazamientos: Avenida de Lasalle, 24; Cordel de Merinas de Chamberí, 117, Avenida Saavedra y Fajardo, 2; Avenida Hilario Goyenechea, 13, Vía Helmántica s/n, Paseo de Canalejas, 139-159 y en el número 31, Avenida de la Reina Berenguela s/n, Jesús Arambarri, 86, Avenida de los Cipreses, s/n, Avenida Portugal, 79-81 y en esta misma vía a la altura del Parque Villar y Macías, Avenida Luis de Camoens s/n y en Doctor Ramos del Manzano s/n.

Los límites de velocidad en zona urbana se corresponden con lo previsto en la doctrina del Tribunal Supremo y en los procedimientos sancionadores vigentes en materia de velocidad. Los límites de velocidad en vías urbanas y travesías se encuentran regulados en el artículo 50 del Reglamento General de Circulación (Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre), en el cual se establece, con carácter general, la velocidad máxima de 50 kilómetros por hora. Estos límites podrán ser rebajados en travesías especialmente peligrosas por acuerdo de la autoridad municipal con el titular de la vía, y en las vías urbanas, por decisión del órgano competente de la corporación municipal. En el casco urbano de Salamanca también rigen limitaciones más restrictivas de velocidad en zonas determinadas, como en algunas travesías, calles residenciales y entornos de centros escolares.

Comentarios
Lo más