Carlos Goñi (Revólver): "La izquierda española es muy casposa"

Carlos Goñi (Revólver): "La izquierda española es muy casposa"
FOTOS: WEB OFICIAL DE REVÓLVER
Carlos Goñi (Revólver): "La izquierda española es muy casposa"

Carlos Goñi (Madrid, 1961), siempre ha sido el alma y el corazón de Revólver, grupo indispensable del pop-rock español de los últimos veinticinco años. El pasado 23 de enero, Goñi y su banda realizaron un concierto en el Circo Price de Madrid para grabar su nuevo disco y lo anunciaron en medio del recital. El resultado es Básico IV, que salió a la venta el pasado 10 de mayo

El próximo sábado, 8 de junio, Revólver actuará en el Auditorio Calatrava de la ciudad desde las 21:00 horas. SALAMANCA24HORAS ha charlado con él para conocer los preparativos del concierto.

¿Qué supuso para Revolver la grabación del primer Básico en 1993?

Sería necio y absurdo el no reconocer que me cambió de cajón en las tiendas de discos. Yo estaba en el cajón de los "no se sabe qué" y pasé al de "esto es lo que tienes que escuchar o esto merece la pena". Fue el disco que sacó el proyecto adelante, nos convirtió en un éxito.

¿Crees que en ese momento os transformasteis en una de las referencias del rock español?

No he querido ser nunca referencia de nada. Nunca he tenido esa sensación ni la intención de considerarme alguien importante. Bastante me cuesta a mí encontrar referencias para seguir cada día como para yo ser referencia de nadie. Hago las cosas lo mejor que sé o lo mejor que puedo. Al final, considero que las propuestas artísticas deben ser lo más personales posible y es el público el que lo toma o lo deja pasar. Los músicos nos dedicamos a entretener y todo lo demás es una falacia.

¿Qué tuviste en cuenta para elegir las canciones de este Básico IV?

Traté de buscar canciones que nunca se hubieran grabado en un disco en directo, ya fuera en acústico o en formato eléctrico. Lo que pasa es que hacía trece años que no editaba un Básico, porque los tres anteriores habían salido en un intervalo más corto y hacía mucho de aquello. Estos discos en formato acústico no me los planteo, me atacan ellos a mí. Llega un momento en el que siento la necesidad de hacer uno. En España no existe demasiada tradición pero en mi formación han sido clave, porque la música que yo escuchaba cuando comencé a componer estaba formada por muchas grabaciones en acústico.

Supongo que fue toda una sorpresa para los presentes el decirles que estabais grabando un disco en directo...

Fue una sorpresa mayúscula para ellos pero a mí me costó mucho guardar el secreto, porque soy la peor persona a la que le puedes confiar uno. Me tuve que grapar la boca para no contárselo a nadie más que al resto de la banda, claro, que tenían que ensayarlo, y a nuestro círculo más íntimo. En realidad, para conseguir no contarlo, traté de imaginarme siendo yo el público de alguno de mis artistas favoritos. Me habría resultado fascinante estar en un concierto y que me dijeran in situ que iba a ser grabado en directo.

¿Cuál va a ser, entonces, la propuesta para el concierto de Salamanca?

Al concierto llego con la misma banda con la que grabé el disco y sólo te puedo decir una cosa de ella: he tocado con músicos impresionantes a lo largo de mi vida, pero en este caso es la única banda que he tenido en mi vida con la que me apetece tocar más con ellos que solo. Por otra parte, el concierto es largo, de más de dos horas de duración y el repertorio va cambiando, porque odio los setlits establecidos de antemano y siempre llevo preparadas entre 40 y 50 canciones. Así que, a veces, los músicos no saben cuál voy a arrancarme a tocar.

Vamos, que lo decides según notas el feeling que estás sintiendo con el público en ese momento...

Claro. Los setlists son un coñazo porque se acaba convirtiendo en algo como ir a la oficina y no me apetece nada. Ya que el concierto es en un teatro, me puedo permitir una serie de licencias que no suelo tomarme al aire libre y en conciertos eléctricos.

¿Qué siente Carlos Goñi al repasar tantos años de éxitos?

Me da un poco de vértigo porque soy un autor bastante prolífico y la verdad es que he compuesto muchos discos. No he parado de trabajar, lo cual es una gozada porque este trabajo es lo que más me gusta hacer en la vida. 

¿Qué momento vive el rock en España?

Mira, cuando empezaba en esto de la música, a finales de los ochenta, leí una entrevista de Neil Young en la que decía que el rock estaba muerto, e igual entonces tenía razón. Parece que el rock lleva muerto desde que se inventó, porque en cualquier época alguien lo ha afirmado en alguna entrevista; pero creo que el rock es una cuestión más de actitud que de música. No tiene que ver con la rapidez o con la distorsión, hay canciones hechas con guitarra acústica y voz que destilan más mala leche que cualquier otra con una gran banda eléctrica.

Djcasasrevolverportadalibreto3640Thumb

En el Básico II hay una canción que siempre me llamó poderosamente la atención y que, creo, es una de las mejores composiciones de Revólver. Se llama Una lluvia violenta y salvaje. Me gustaría que trataras de viajar en el tiempo hasta el momento en el que la escribiste y explicar cómo nació aquella canción.

No es difícil remontarme a aquel momento porque fue una experiencia tan intensa que creo que no la olvidaré en la vida. Cuando mataron a Miguel Angel Blanco, estábamos volviendo de tocar en un pueblo de Málaga y teníamos un día libre antes de irnos a Euskadi, ya que íbamos a hacer varios conciertos allí. Recuerdo cuando recibimos la noticia de que le habían encontrado y, después, de que había fallecido. A todos nos conmocionó y yo me tiré gran parte del viaje llorando, porque en ese momento no entendía la condición humana. Bueno, sigo sin entenderla. El concierto que hicimos, en Santurce, fue muy duro. Recuerdo que aquel día tenían que haber tocado muchas bandas que finalmente se negaron y suspendieron su participación. Yo, por mi parte, pensé que tenía que ser al revés, que había que tocar porque siempre he desvestido lo que hago de ese traje de solemnidad. Mi trabajo, como he dicho antes, consiste en entretener y así lo siento profundamente. Pensé que, en aquel momento tan duro, podíamos ayudar a sentirse mejor a los asistentes al concierto. En el concierto había cientos de personas porque tuvo lugar en el paseo principal de Santurce. Estábamos interpretando Calle Mayor, que es una crítica al racismo, cuando la gente comenzó a levantar las manos, pintadas de blanco, porque venían de la protesta directamente al concierto. No me reprimí y solté una soflama. Dije lo que pensaba y cómo lo sentía. Tras el concierto, me fui a mi habitación del hotel y me pasé la noche entera escribiendo Una lluvia violenta y salvaje.

¿Cómo vives la censura que ha irrumpido actualmente en la música para quedarse?

Pues te voy a decir una cosa, esa censura viene de lejos porque a mí ya me censuraron, en época de Zapatero, la canción Mestizo, que dejó de sonar en las radios. Y eso que sólo decía: "Ningún padre debería ver morir a sus hijos, aunque los generales no opinen igual. Sólo tengo una bandera digna de sacrificio y es la sábana que cubre el cuerpo de mi mujer". Lo que pasa es que, desde entonces, no me ha vuelto a pasar. Creo que estamos en un momento muy duro y no sólo por la censura institucional, también por la autocensura que se imponen los músicos por la mierda de lo políticamente correcto.

¿Puede definirme “izquierda política española actual”?

Casposa, muy casposa. Mira, cuando yo tenía 15 años, entró la policía a caballo en la Politécnica de Valencia y tuve la espalda negra durante meses de los palos que nos dieron. Me comí todas lasmanifas del mundo. Descubrí a Garcia Lorca a los 13 años porque antes leerle era un acto casi clandestino. Mi hija es negra... pero no me siento representado ahora por esta izquierda, y por la derecha tampoco. Creo que llevamos muchos años que, si estuviéramos hablando de vinos, diría que nos encontramos ante las peores añadas de la historia. Detesto profundamente esta costumbre que hay ahora de llamar facha a cualquiera que no piense como tú. Yo he tenido a un facha de verdad aplastándome la cabeza contra el suelo y te cagas de miedo.

Participaste activamente hace unos meses en Un país para escucharlo junto a Ariel Rot. ¿Qué le pareció la propuesta de TVE? ¿Cree que ha sido lo mejor que se ha hecho musicalmente en televisión desde hace muchos años?

Absolutamente sí. ¿Sabes por qué hice ese programa? porque el teaser de veinte segundos que me enseñaron tenía una fotografía impresionante. Soy un fanático del cine y la fotografía y bueno, Ariel es uno de los tipos más educados desde aquí hasta la capa del cielo. Sabe mucho de música y tiene una conversación maravillosa. Fue un lujo hacer ese programa con él. Y todo lo que no sea algo así o el programa Cachitos, en el que TVE rinde homenaje y muestra respeto al impresionante archivo que guarda de actuaciones musicales, no tiene nada que ver con la música. Cada vez que veo algo de los talents shows me deprimo. Volviendo a Ariel Rot, creo que lo ha hecho muy bien y siempre es un gustazo trabajar con él.

¿Guardas algún recuerdo sobre alguna de sus visitas a Salamanca?

Si, pero no debería entrar en detalles porque algunas de mis visitas a Salamanca han acabado por no conocer la habitación del hotel. Las noches han sido largas y tengo muy buenos amigos en la ciudad. Además, la primera vez que hice un showcase, en el que toqué un puñado de canciones para presentar y promocionar un disco, fue en el Puerto de Chus, antes incluso de la grabación del Básico I. Le tengo un cariño muy especial a ese garito.

Comentarios
Lo más