Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo invierte unos 290.000 euros en sus proyectos durante 2018

Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo invierte unos 290.000 euros en sus proyectos durante 2018
Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo invierte unos 290.000 euros en sus proyectos durante 2018

La presentación de la Memoria 2018 ha contado con la presencia García Burillo, María Ollaquindía y Maribel Yugueros

La presentación de la Memoria 2018 de Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo ha tenido lugar este jueves, 13 de junio, en la sede de Cáritas con la participación de Monseñor García Burillo, administrador apostólico; la delegada diocesana de Cáritas, María Ollaquindía; y la directora de Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo, Maribel Yugueros.

En el acto, García Burillo ha pronunciado unas palabras sobre el ser y hacer de Cáritas. A continuación, María Ollaquindía se ha referido a la campaña que se está llevando a cabo con motivo del Día de la Caridad 2019, festividad de Corpus Christi y que este año tiene como lema 'Pon en marcha tu compromiso para mejorar el mundo', invitando a salir al encuentro de las personas que más lo necesitan, "movilizar el amor" ya que muchas veces nos quedamos parados en “una actitud asistencialista” y debemos hacer que la realidad irrumpa en nuestra vida. 

También ha hecho hincapié en que muchas veces “no queremos ver la realidad de nuestro mundo para no sufrir porque la realidad nos compromete". Además, se ha referido a la campaña 'Compartiendo el viaje' del Papa Francisco y ha hecho referencia al informe VIII Informe FOESSA, que nos presenta una realidad “fracturada a causa del severo aumento de la desigualdad”.

Seguidamente, la directora de Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo, Maribel Yugueros, ha hablado sobre los datos económicos de la Memoria 2018 de la entidad, realizando una comparativa con respecto al año anterior. Destaca un aumento de la partida destinada al Servicio de Acogida -90.519,53 frente a los 70.601,85 del año anterior-, que señala la dirección de una crisis no superada. "Nuestra diócesis pierde población y la gente que se queda tiene mayores necesidades y menos recursos económicos”, ha dicho.

En Animación Comunitaria -área a la que se destinaron 9.415,09 euros en 2018-, se ha tratado de llegar a todos los arciprestazgos y a las parroquias que lo solicitaron, enmarcando la labor en el objetivo diocesano referido al lema del curso pastoral “El compromiso cristiano”.

La subida también ha sido significativa en Empleo -de 81.595,13 en 2017 se ha pasado 90.463 en 2018- debido sobre todo al volumen de subvenciones recibidas. Dentro de esta partida se incluye formación, donde se han desarrollado tres acciones formativas: Atención Socio-Sanitaria, agricultura y empleo doméstico. En esta última ha habido un aumento de presupuesto debido al incremento de la ayuda de Inditex. Las intermediaciones realizadas en empleo han sido en los sectores de residencias de mayores y empleo doméstico.

Ha habido un incremento en la partida dedicada a Infancia y Juventud -de 36.042,81 en 2017 se ha pasado a 42.951,66 en 2018-, debido a una ayuda de Cáritas Española en el último cuatrimestre del año 2018, destina a la educación emocional del niño.

El proyecto Lazarillo, de prevención de drogodependencias entre los jóvenes, ha descendido en cuantía ligeramente -17.829,17 en 2017 se ha pasado a 17.146,12 en 2018-, depende de una subvención de la Diputación de Salamanca destinada a materiales, desplazamientos y persona empleada.

El apartado de Administración sube debido a que ahora son dos sedes las que se mantienen abiertas -de 8.971,71 se pasa a 10.982 en 2018-. Y hay un descenso en cuanto a obras, mantenimiento y muebles porque en 2017 tuvo lugar toda la obra de la nueva sede, ya finalizada en 2018 -de 52.664,90 en 2017 se pasa a 12.489,20 en 2018-.

Con respecto a la procedencia de los fondos, es destacable la ausencia de fondos europeos, porque este año no se ha concurrido a ninguna convocatoria de la administración europea. Se registra un incremento de los fondos de Inditex -de 4.589 se pasa a 7.522- y Banco Santander -de 33.000 se pasa a 35.000-. Otra diferencia es en el apartado de los fondos procedentes del Estado a través del IRPF, que en 2018 pasan a ser competencias de las Comunidades Autónomas, por lo que varía la procedencia. 

Hay un incremento de los fondos de Diputación, porque además del convenio que hay firmado con esta entidad provincial para acogida y el proyecto Lazarillo, hay un acuerdo de gestión de ayudas en emergencia, que ha supuesto 10.320 euros -el total ha ascendido a 31.320 euros en 2018, frente a los 21.922,33 euros de 2017-. Y en el caso del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, mantiene su ayuda de 20.000 euros, destinada al proyecto “Sembrando inclusión desde la Educación Ambiental”.

Con respecto a las parroquias, es destacable la subida a 18.334,44 euros de las colectas y las donaciones han descendido de 41.249,67 a 35.598, esto puede ser debido a que una parte de los donantes son personas de cierta edad que están falleciendo y por otra parte a que, tal y como indica el informe FOESSA, las personas de clase media en este momento “estamos remisas a ser solidarias porque creemos que la crisis ha pasado”. Por otro lado, son destacables los 24.985 euros recibidos de herencias.

El total es 292.322,94 euros de recursos invertidos en 2018, frente a los 289.512 de 2017. La labor de Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo sigue la línea de atender a las necesidades de los más pobres y excluidos y de la formación dirigida a la promoción y desarrollo personal.

Además, Maribel Yugueros también habló del informe de la Fundación FOESSA, cuya octava edición fue presentada en el día de ayer y que ofrece datos preocupantes: 8,5 millones de personas están en exclusión, de ellos 4.100.000 en exclusión severa. El total es 292.322,94 euros de recursos invertidos en 2018, frente a los 289.512 de 2017. 

Estos datos ofrecen el “rostro de una sociedad estancada”, donde “el ascensor de la movilidad social no es capaz de subirles ni siquiera a la primera planta”, esto nos hace pensar en que es posible que estemos a las puertas de una nueva crisis, “6 millones de personas están en la antesala de la exclusión, al filo de la navaja, hoy pertenecen a la sociedad del bienestar pero no sabemos qué pasará”. 

Hay problemas como pérdida de vivienda, desempleo precario o salud donde los colectivos más afectados son jóvenes y mayores, familias con niños, mujeres con familias desestructuradas o víctimas de violencia de género. “Este es el panorama preocupante que se nos presenta”, ha concluido.


Comentarios
Lo más