Soledad Murillo rechaza que se equipare la violencia de género con la 'intrafamiliar': "No estamos para bromas"

Soledad Murillo rechaza que se equipare la violencia de género con la 'intrafamiliar': "No estamos para bromas"
Soledad Murillo rechaza que se equipare la violencia de género con la 'intrafamiliar': "No estamos para bromas"

La secretaria de Estado de Igualdad en funciones, Soledad Murillo, ha mostrado un rechazo rotundo a que se equipare la violencia de género, que es la que sufren las mujeres por parte de parejas o exparejas, con la violencia 'intrafamiliar', que contempla a todas las víctimas de violencia en el ámbito doméstico: "No estamos para bromas", ha sentenciado

Así lo ha manifestado la profesora de la Universidad de Salamanca durante la clausura de la Jornada 'Tolerancia Cero contra la violencia de género', organizada por Atresmedia y Fundación Mutua Madrileña este martes en Madrid. "No estamos para bromas porque es necesario tratarlo bien además en términos de prevención", ha señalado.

Precisamente uno de los puntos del acuerdo presupuestario que han firmado recientemente el PP, Ciudadanos (Cs) y Vox en Andalucía se refiere a la puesta en marcha de un teléfono de atención para la protección de víctimas de la violencia 'intrafamiliar', en el que quedan incluidas las mujeres víctimas de violencia de género.

Durante su intervención, Murillo ha destacado que, según un estudio de su departamento, todavía hay un 46,8% de chicas jóvenes y un 51% de adultas que dicen haber mantenido relaciones sexuales sin ganas. "Tenerse a una misma en cuenta no es una traición, es un deber", ha reivindicado.

En esta línea, ha cuestionado la educación afectivo sexual que reciben los y las jóvenes. "Se les habla sobre las enfermedades sexuales y sobre los preservativos, pero ¿dónde se habla del consentimiento? ¿Y del placer?", ha lamentado.

Mujeres culpabilizadas por "abandonar su rol"

Según ha incidido, todavía hoy en día las mujeres son "culpabilizadas" al abandonar su rol histórico, marcado entre otras cosas por "la disponibilidad" hacia la pareja y los demás. "Quererse es ser egoístas en el caso de las mujeres, pero en el caso de los hombres no. Las que abandonan su rol son absolutamente culpabilizadas", ha lamentado.

"Cada vez que apoyamos las transgresiones, mujeres que tienen tiempo propio, que no están dedicadas a los otros, estamos evitando violencia, la transgresión evita violencia", ha reivindicado la secretaria de Estado.

En este contexto, Murillo también ha recordado que las víctimas de maltrato por parte de sus parejas o exparejas tardan una media de casi 9 años en denunciar. "¿Por qué es tan importante el vínculo afectivo?", se ha preguntado.

"¿Cuántas veces se pregunta a una chica con quién estás y cuántas a un chico? Eso lo estamos reproduciendo en el lenguaje permanentemente", ha asegurado. Además, ha destacado que socialmente la imagen de la mujer siempre "está ligada a problemas", como la anorexia o de violencia. "Si a mi me está reflejando la sociedad esa imagen con respecto a mi, ¿de dónde saco el poder para creerme que soy una persona con plena ciudadanía frente él?, ha preguntado.

Para Murillo, a todo esto se suma que la sociedad pide a las mujeres "disponibilidad". "Cuando una chica ayuda en casa no es excelente, es lo que le toca, y cuando un chico ayuda en casa es excelente, extraordinario", ha reflexionado. A todo esto se suma el "examen permanente" al físico de las mujeres.

"Cuando soy el centro de la vida de mi chica, es evidente que si tengo cualquier sublevación se lo voy hacer pagar", ha incidido, criticando la idea del "me pertenece" en las relaciones sentimentales. "¿Cuántas personas aquí presentes no hemos salido que ha abusado emocionalmente de nosotros?", ha preguntado.

Educar en igualdad

Durante el evento, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Rebeca Palomo, ha defendido la necesidad de "poner el foco" en los jóvenes y ha dicho que "hay que insistir en la educación en igualdad". En este punto, ha mencionado las "actitudes de control sobre la pareja" por parte de los jóvenes, rechazándolas.

Por su parte, la fiscal especial de Sala para la Violencia de Género, Pilar Martín Nájera, ha reclamado una educación sobre este tipo de violencia, "que no es solo la torta" o la violencia física. Eso sí, ha avisado de que se parte "de una sociedad machista", por lo que el cambio de mentalidad es poco tiempo no es complejo.

Para la psicóloga especializada en violencia de género, Bárbara Zorrilla, la educación es "una herramienta poderosa" pero los mensajes "siguen siendo diferenciales". En esta misma línea se ha pronunciado la titular del juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Arganda del Rey, María Jesús López, quien ha precisado que no es cuestión de introducir "una asignatura que debe evaluarse", sino de hacer que "interioricen" esa igualdad.

Suspensión de la patria potestad

Durante la mesa redonda sobre la protección de los menores en la violencia de género, se ha puesto el foco en la suspensión de la patria potestad a un procesado o condenado por un delito relacionado con la violencia de género con órdenes de protección sobre la víctima.

Para la presidenta de la Subcomisión del Consejo General de la Abogacía, Filomena Peláez, es una cuestión "de sentido común y coherencia". La abogada ha cuestionado que los jueces no adopten esta medida en la mayoría de los casos, ni tampoco la suspensión del régimen de visitas de los niños.

Al respecto, María Jesús López ha asegurado que "ahora mismo" no se puede suspender de manera automática la patria potestad porque no se ha producido un cambio legislativo al respecto. Según ha explicado, un juez tiene que "acreditar" que la relación con el padre afecta al interés superior del menor, entre otras cosas. "La cuestión no es si quitar la patria potestad, es si se puede quitar", ha incidido.

"¿Cómo puede ser un buen padre alguien que agrede a tu madre?", ha cuestionado por su parte el director de Programas de Fundación ANAR, Benjamín Ballesteros, que ha avisado de que la obligación de ver al padre, en casos en los que se ha demostrado que ha intentado asesinar a la madre, puede "dañar" el desarrollo de los menores.

Comentarios
Lo más