Los leonesistas denuncian la privatización del servicios de atención al cliente en la estación de Peñaranda

Los leonesistas denuncian la privatización del servicios de atención al cliente en la estación de Peñaranda
Los leonesistas denuncian la privatización del servicios de atención al cliente en la estación de Peñaranda

Consideran “imprescindible que haya una apuesta por la creación de empleo público de calidad que afiance la población de nuestras comarcas" 

Tras haber publicado Adif recientemente en su web la privatización de los servicios de atención al cliente, venta de billetes y la megafonía en varias estaciones de Castilla y León y Galicia, desde el Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL) alertan "de la trascendencia que posee este hecho".

La estación afectada en Salamanca es la de Peñaranda de Bracamonte. Asimismo, desde el colectivo señalan que “a pesar de las recientes ofertas de empleo del gestor de infraestructuras ferroviarias, no se ha dotado de personal que haga este trabajo, siendo el siguiente paso el cierre de los gabinetes de circulación de dichas estaciones, que conllevarían la derivación de este trabajo a centros telemandados a distancia”.

Por otro lado, remarcan que “la edad media del cuadro de personal de la empresa pública está en torno a los 50 años y la práctica que se está llevando a cabo en este caso es, en vez de contratar nuevos trabajadores de empresa, subarrendarlos con contratas que precarizan el empleo que antes era público”.

Por todo ello, desde CCRL se denuncia esta privatización acometida por Adif en varias estaciones de Salamanca, Zamora y León, al considerar “imprescindible que haya una apuesta por la creación de empleo público de calidad que afiance la población de nuestras comarcas”.

Asimismo, desde CCRL se indica que solicitará a la empresa pública que dé marcha atrás en esta privatización de servicios, sin descartar movilizaciones junto a otros grupos, como sindicatos o ayuntamientos afectados. Y es que, para los leonesistas, “con esta medida Adif pretende minar la calidad y cantidad del trabajo, perjudicando a nuestras, ya de por si escasas, líneas ferroviarias, que pasarían a ser gestionadas desde fuera de nuestro territorio”.

Comentarios
Lo más