RETORTILLO

​Berkeley comienza las catas para la búsqueda de tierras raras en los alrededores de Retortillo

​Berkeley comienza las catas para la búsqueda de tierras raras en los alrededores de Retortillo
Foto de archivo de la jornada de puertas abiertas de Berkeley
​Berkeley comienza las catas para la búsqueda de tierras raras en los alrededores de Retortillo

Según informa el diario La Razón, la empresa australiana ha iniciado sondeos en la comarca para comprobar la existencia de metales que se usan en móviles o en baterías de coches eléctricos 

Berkeley ha iniciado los sondeos para confirmar que la comarca de Retortillo alberga tierras raras tal y como indicaban algunos indicios encontrados hace dos semanas. Así informa el diario La Razón, que detalla que la empresa australiana ha puesto en marcha un programa para certificar que la zona alberga tierras raras y otros metales que se pueden usar para la fabricación de baterías de móviles o coches eléctricos, entre otras cosas.

El medio explica que Berkeley ha enviado un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que detalla que su intención es hacer trece catas para buscar, además de tierras raras, metales como litio, cobalto, tungsteno o estaño. Esto sucederá en los terrenos donde la empresa minera tiene licencia de explotación, que se extienden a 12.000 kilómetros cuadrados en la provincia de Salamanca.

Así, y siempre de acuerdo a La Razón, la primera área que la compañía someterá a estudio será una que está situada a 50 kilómetros de Retortillo donde ya han encontrado estaño, litio y cobalto. Para realizar dichas pruebas, Berkeley utilizará la metodología de Ionic Leach, un sistema que permite la detección ultra baja de metales y minerales, reduciendo significativamente la perforación necesaria y facilitando la búsqueda de objetos concretos, informa el periódico.

Una vez se tengan los resultados, de acuerdo a las informaciones publicadas, estos serán volcados a una base de datos donde se analizarán los minerales y materiales encontrados para detectar si son válidos a la hora de darles diferentes usos, entre ellos la fabricación de baterías.

La Razón confirma que Berkeley también ha anunciado que ha obtenido otra zona de 31 kilómetros cuadrado en la que podrán realizar catas y en la que en el pasado se extrajeron litio y titanio, lo que se suma al área de 266 kilómetros cuadrados que obtuvieron hace dos semanas.

El medio también recuerda que del valor tanto económico como estratégico que tienen las tierras raras da cuenta el hecho de que, en el marco de la guerra comercial que mantiene con EE UU, China, que controla el 80% de estos metales, ha amenazado con reducir o incluso interrumpir el suministro de esta materia prima al país que gobierna Donald Trump, lo que supondría un duro golpe para la industria tecnológica americana.

Comentarios
Lo más