​Detenido un leones, considerado el mayor ciberestafador de España con 23 años, cuando preparaba “la estafa del siglo”

​Detenido un leones, considerado el mayor ciberestafador de España con 23 años, cuando preparaba “la estafa del siglo”
Foto: Guardia Civil
​Detenido un leones, considerado el mayor ciberestafador de España con 23 años, cuando preparaba “la estafa del siglo”

Era el supuesto cabecilla de una red que se dedicaba a engañar a gente a través de ventas online. Su arresto se produjo el pasado martes en Madrid mientras desarrollaba sus ideas de cara al Black Friday

La Guardia Civil detuvo el pasado martes tras una investigación de más de un año al considerado el mayor ciberestafador de la historia de España, un leonés de 23 años de iniciales J.A.F., y que en el momento de su arresto se estaba preparando para “la estafa del siglo”.

Así informa el diario El País, que relata que este joven adoptaba medidas extremas de seguridad para no ser localizado por la policía e incluso llegó a contratar sicarios para dar una paliza a uno de los miembros de su banda del que sospechaba que podía estar robándole.

Asimismo, la Guardia Civil, según el medio, lo considera el cabecilla de una trama que engañó a miles de ciudadanos en los últimos años mediante páginas web de venta de productos de tecnología falsas por las que ingresó más de 300.000 euros por año. Una cantidad que confiaba en superar en el Black Friday del mes de noviembre, para el que ya se estaba preparando.

La operación ha tenido el nombre de ‘Lupin III’ en honor al sobrenombre de este estafador, y se inició tras recibir la Guardia Civil numerosas denuncias de personas que habían sido estafadas de manera online de manera similar. Según detalla El País, en la mayoría de los casos se trataba de compras fallidas de productos electrónicos, principalmente videoconsolas y smartphones, que realizaban a través de páginas web ‘espejo’ de tiendas muy conocidas, puesto que las mismas habían copiado todo lujo de detalles para parecerse.

Dichas páginas eran posicionadas en los buscadores principales y en las redes sociales con ofertas atractivas y permanecían activas muy poco tiempo, muchas veces un día o un fin de semana, desapareciendo sin dejar rastro. Antes habían hecho pagar al consumidor a través de una transferencia bancaria en cuentas que el cabecilla abría en bancos mediante otras personas, también jóvenes, que aceptaban por una cantidad económica, y posteriormente retiraba el dinero en cajeros automáticos. 

Perfección de la estafa para robar miles de euros

El País también detalla que el joven leonés perfeccionó su método para que las víctimas pusiesen su teléfono móvil durante el pago online y, posteriormente, les invitaba a descargarse una aplicación para seguir el pedido que, en realidad, lo que hacía era desviar todos los SMS a su propio móvil. Con esto lograba obtener los códigos que envían los bancos para confirmar compras y transferencias, por lo que el supuesto estafador realizaba numerosas transferencias a sus cuentas o realizaba grandes compras, llegando a vaciar la cuenta de alguna víctima.

La trama que dirigía estaba integrada por numerosas personas que recibían su salario y las órdenes de J.A.F., si bien en otra operación reciente fueron detenidas 45 de sus consideradas ‘mulas’ (quienes les abrían las cuentas). Así mismo, tenía ‘contratados’ a otra persona que se encargaba de captar las ‘mulas’ y a un informático para que replicase las páginas web de tiendas para falsificarlas.

Pero ahí no acaba todo, y es que este leonés, además de contratar a un sicario para amenazar a sus subordinados, también amenazó a una de las víctimas que intentó recuperar su dinero, enviándole fotos de los perfiles en redes sociales de su mujer y de su hija asegurando que actuaría contra ellas si continúa reclamando su dinero, según El País. De la misma manera, llegó a enviar correos a otros afectados haciéndose pasar por la Unidad Central Operativa (que finalmente lo detuvo) o por la Audiencia Nacional. 

“Exageradas medidas de seguridad” que conllevaban no vivir más de una semana en el mismo sitio

La Guardia Civil también ha concretado que el ciberestafador adoptaba “exageradas medidas de seguridad” como utilizar varias identidades falsas y no vivir en el mismo lugar más de una semana, mudándose entre hoteles y apartamentos que eran alquilados por un miembro de su organización que, además, realizaba contravigilancias.

Precisamente fue en un céntrico hotel de Madrid donde este joven ha sido detenido. En el momento del arresto llevaba consigo 50 smartphones y más de 100 tarjetas telefónicas de prepago (ninguna con su nombre), algo que podría estar relacionado con la estafa que estaba preparando de cara al Black Friday y que consideraba “la estafa del siglo”.

Comentarios
Lo más