AUTOESCUELAS

Las autoescuelas, a rebosar de alumnos con la llegada del verano

Las autoescuelas, a rebosar de alumnos con la llegada del verano
Las autoescuelas, a rebosar de alumnos con la llegada del verano

Una vez terminado el curso, toca el turno de estudiar las normas de circulación y seguridad vial para aquellos que hayan cumplido la mayoría de edad. Así lo notan en los centros de preparación, que apuntan que este año hay, si cabe, más alumnos en comparación con veranos anteriores, cuando coincidió con la huelga de examinadores

Termina el curso, la EBAU ya pasó…. Pero toca meterse de nuevo en las clases. O al menos para aquellos jóvenes que cumplen la mayoría de edad y quieren obtener su permiso de conducir. Todos los años con la llegada del verano la actividad de las autoescuelas se multiplica precisamente por aquellos que prefieren aprovechar la época estival y de menor actividad para sacarse el preciado carnet de conducir.

Así lo explican a SALAMANCA24HORAS José Luis Cañizares de Autoescuela Gran Vía y Miguel Ángel García, de Autoescuelas Codasa. De hecho, hasta tal punto aumenta la actividad que llega incluso a duplicarse en comparación con el resto del año. Es, como denominan, la “temporada alta”.

Ahora, afirman ambos, aquellos que se dirigen a las autoescuelas son esencialmente el público joven de entre 18 y 20 años que quiere obtener el permiso B. En cambio, durante el invierno el público cambia hacia personas de más edad, ya trabajadores en algunos casos.

¿Cambio de paradigma a la hora de sacar el carnet de conducir?

A lo largo de los últimos casos múltiples informes han recogido cómo ha disminuido el número de jóvenes interesados en sacarse el carnet de conducir, movidos quizá por nuevas tendencias, como son la economía colaborativa en la que viajan compartiendo coche, por el transporte público, o por la difícil economía que atraviesan las familias.

Es una cuestión en la que nuestros entrevistados difieren. Por un lado, Miguel Ángel García, de Autoescuelas Codasa, a pesar de reconocer esas estadísticas, admite que en es algo que note a día de hoy en su negocio: “A día de hoy no, tal vez sea una tendencia que empieza ahora. No veo que la gente aborrezca los coches”. Este explica que hay muchos factores que sí pueden hacer que los jóvenes tengan menos ilusión por obtener el permiso.

Sin embargo, considera que “desde un punto de vista laboral es algo necesario”. Esta concepción también la tienen los padres de los jóvenes, que en muchas ocasiones los empujan a apuntarse a las clases.

José Luis Cañizares de Autoescuela Gran Vía, en cambio, sí que ha notado ese cambio de paradigma en niveles muy notables. Explica que “a medida que van pasando los años la prioridad no es sacarse el carnet de conducir, no tienen esa necesidad”. Añade además otros factores al hecho de que haya menos interés entre los jóvenes porque se mueven de otra forma, y es que, la natalidad ahora es mayor a la de hace unos años, por lo que son menos los que se sacan el carnet.

Sí niega, no obstante, que el hecho de que haya menos jóvenes se deba a una razón económica. Aunque el precio final dependerá de las prácticas que haga el alumno, José Luis detalla que ahora obtener el permiso de conducir cuesta menos que hace 10 años, ya que debido a la crisis hubo una ‘guerra de precios’ en las autoescuelas para captar clientela.

Comentarios
Lo más