Los animalistas de Salamanca denuncian agresiones físicas y verbales de los cazadores cuando fueron a rescatar animales en los incendios de Toledo

Los animalistas de Salamanca denuncian agresiones físicas y verbales de los cazadores cuando fueron a rescatar animales en los incendios de Toledo
Pelea que tuvo lugar entre la gente del pueblo y los voluntarios.
Los animalistas de Salamanca denuncian agresiones físicas y verbales de los cazadores cuando fueron a rescatar animales en los incendios de Toledo

La gente de los pueblos les acusó de robar a sus perros y les quisieron echar del lugar “entre insultos, escupitajos y puñetazos”. Se defienden argumentando que ellos solo iban a ayudar a los animales

La protectora de animales salmantina Siempre Fiel ha emitido un comunicado para responder a las graves acusaciones que se han hecho desde diversos colectivos y medios de comunicación relacionados con la caza. Concretamente, estas se han derivado de su actuación como voluntarios en los incendios ocurridos hace unos días en la provincia de Toledo.

En el comunicado explican cómo todo empezó con la petición de voluntarios tras el incendio ocurrido en Almorox y que se propagó hasta localidades madrileñas de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios. El objetivo de este voluntariado era poder concretar un punto sanitario donde ubicar y atender a los animales que llegaban heridos por el fuego. De esta manera, varias personas de las protectoras Siempre Fiel y El Hocico marcharon el 1 de julio a la zona.

Cuando llegaron, a pesar de que al principio estaban con una persona que les guiaba por la zona geográfica, esta desapareció: “nos quedamos desubicados, la organización en general era muy complicada, y no podíamos ayudar todo lo que se quisiera”. Ante la falta de organización, los voluntarios del Hocico volvieron a Salamanca, mientras las dos personas de Siempre Fiel se quedaron y se sumaron a otro grupo de voluntarias de la zona.

Las agresiones a los voluntarios

Los problemas empezaron, detallan en el comunicado, cuando al dirigirse al pabellón de Cadalso de los Vidrios, mientras estaban paradas en sus vehículos bebiendo agua, fueron recriminadas por Protección Civil: “comenzó una disputa verbal que no tenía sentido con nosotras, lo cual en segundos vimos como un gran grupo de gente salía del pabellón a la voz de ¡pelea, pelea!”. Ese grupo, formado por más de 30 personas empezó a grabar y a hacer fotos mientras gritaban “¡Nos habéis robado a los perros! ¡Fuera de aquí ¡Habéis entrado en nuestras fincas y nos habéis robado!”. Detallan incluso que hubo agresiones físicas, mientras los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil “no nos ayudaron estando presentes, un poco de evasión y sin más”.




El periplo vivido por los voluntarios salmantinos continuó cuando los voluntarios fueron por unos caminos “libres de toda propiedad privada para ver si algún animal necesitaba ayuda”, donde un policía Local les llamó la atención y les escoltó hacia la Guardia Civil, que tomó sus datos. En el lugar estaban presentes algunas personas de las que les agredieron en el pabellón, y cuando quisieron salir del lugar “les escupieron en la cara, delante de la GC y policía local a lo cual tampoco hicieron nada”.

En ese momento, explican, “gente del pueblo nos grabó, fotografió y divulgó nuestra imagen y las matrículas por grupos móviles y diferentes redes. Se daban aviso entre ellos para saber por dónde íbamos, accesos cortados por el incendio, el desconocimiento de la zona, nos insultaban por todos los sitios que pasábamos. Las compañeras de Siempre Fiel fuimos perseguidas y cortadas el paso por un furgón con dos gitanos, los cuales nos insultaban y nos tiraron latas de cerveza al coche”.

La actuación de los voluntarios

A raíz de las acusaciones vertidas, explican que les llegó información de personas que, aprovechando la situación de caos aprovecharon para entrar en fincas privadas para robar animales, “cosa que nos culpan a nosotros los animalistas de robar a sus perros y demás animales”.

Sin embargo, desmienten todas las acusaciones asegurando que estos voluntarios “solo fuimos a ayudar, no pusimos un pie en una sola finca”. De hecho, puntualizan que las protectoras están saturadas de animales y que es absurdo pensar que necesitan perros para conseguir subvenciones.

Cuentan en su comunicado que en el rescate de animales dieron con algunos perros “sin chip, famélicos y en un medio deplorable, un maltrato animal”. Para los animales que o tenían chip y fueron reclamados por sus dueños se les pidió una tasa por esos gastos.

66615271 2251701291609356 7178377071725379584 n

Titulares en la prensa

El calvario no terminó ahí, tal y como detallan, ya que al día siguiente aparecieron en la prensa —especialmente en revistas relacionadas con la caza como Jara y SedalClub de Caza, o Caza Visión— algunos titulares en los que se acusaba seriamente a estos voluntarios de robar animales, “todo ello con fotos en portada de nosotras como protagonistas, nos estaban acusando de cometer estos delitos con comentarios muy serios hacia nosotras”.

Aseguran que “nos pusieron de cabeza de turco, distorsionan los medios sensacionalistas de comunicación tergiversando la información”. Tras el mal rato vivimos, las protectoras ya han puesto la pertinente denuncia, aunque queda la parte, tal y como explican, de dar a conocer la situación que vieron en muchos perros, llegando en algunos casos a maltrato animal.

67343484 465959637515347 6838147006829953024 n

Denuncian incluso la actuación de los agentes de seguridad, que “solo dejaban el paso a los cazadores, dueños de sus perros que “iban a alimentarlos”, pero a la gente que iba ayudar se les limitó”.

Por ello, además de presentar una denuncia a la justicia, las protectoras han iniciado una recogida de firmas en Change.org con la que pretenden visibilizar la situación que vivieron allí.

Comentarios
Lo más