ZAMORA24HORAS

Detenido en Zamora por difundir en Internet fotografías de carácter sexual de una menor de edad

Detenido en Zamora por difundir en Internet fotografías de carácter sexual de una menor de edad
Detenido en Zamora por difundir en Internet fotografías de carácter sexual de una menor de edad

Las fotografías, realizadas cuando la víctima era menor de edad, fueron publicadas en una página web con contenido pornográfico

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zamora a un vecino de la capital, de 34 años de edad, como presunto autor de un delito de revelación de secretos por difundir diversas fotografías de carácter sexual de su exnovia, que fueron subidas y compartidas en internet, a través de una página web de almacenamiento de imágenes que aloja material pornográfico.


Las investigaciones, realizadas por la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Zamora, se iniciaron a raíz de la denuncia de la víctima que, a través de terceros, descubrió la publicación de las fotografías que habían sido tomadas, años atrás, cuando era menor de edad, por un antiguo novio, que inequívocamente las había difundido menoscabando gravemente su intimidad.

La investigación fue compleja debido a que la sede social de la empresa de internet en la que se alojaban los contenidos ilegales se encuentra fuera de nuestro país, siendo la primera vez que se detecta un delito de estas características cometido a través de esta página web.

El delito de sexting

Este delito, conocido como sexting, cuando la difusión no consentida de imágenes o grabaciones de carácter íntimo se realiza, desde un ordenador o dispositivo móvil, a través de aplicaciones, redes sociales o páginas web, puede llevar aparejada una pena de prisión de tres meses a un año, además de una indemnización por daños morales a la víctima.

Se trata de un delito especialmente humillante, cuyas consecuencias son difíciles de eliminar debido a la difusión masiva de las imágenes a través de internet, que conlleva graves perjuicios morales para la víctima debido al evidente menoscabo de su honor y su intimidad.

Para evitar este tipo de situaciones indeseadas, la Policía recomienda no compartir fotografías íntimas, ni siquiera en el ámbito de las relaciones de pareja, ya que al hacerlo ponemos nuestra privacidad e intimidad en manos de terceros que, en un momento dado, por venganza o simple maldad, pueden llegar a difundirlas. Si aún así, decidimos hacerlo, podemos adoptar precauciones, como excluir de la imagen o vídeo el rostro, marcas corporales o entornos que permitan conocer nuestra identidad, o asegurarnos de la posterior eliminación las imágenes o grabaciones.



Comentarios
Lo más