La Junta retira la autorización de funcionamiento del colegio La Inmaculada de Armenteros, que cesa sus actividades asfixiada por las deudas

La Junta retira la autorización de funcionamiento del colegio La Inmaculada de Armenteros, que cesa sus actividades asfixiada por las deudas
La Junta retira la autorización de funcionamiento del colegio La Inmaculada de Armenteros, que cesa sus actividades asfixiada por las deudas


Una resolución de la Dirección General de Política Educativa Escolar, publicada recientemente en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL), ha confirmado la extinción de la autorización de apertura y funcionamiento del Centro Privado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria La Inmaculada de Armenteros; por lo que el colegio cesa finalmente su actividad

El histórico colegio, que dirigió durante décadas el sacerdote Juan Trujillano, pasaba por importantes apuros económicos desde que se hiciera cargo una nueva gestora a la muerte del cura, y ya el pasado mes de enero el Boletín Oficial del Estado (BOE) recogía un anuncio de la Agencia Tributaria en la que se subastaba la residencia universitaria que tiene la Fundación Armenteros en la avenida de la Merced de la capital salmantina. 

Finalmente, el proyecto educativo en el que tantos jóvenes de Salamanca de familias con pocos recursos se formaron llega a su fin por la asfixia de las deudas; aunque tal y como recoge el BOCYL, la resolución no pone fin a la vía administrativa, por lo que la Junta Gestora del colegio todavía podrá interponer un recurso de alzada ante el consejero de Educación en el plazo de un mes. 

La situación del colegio lleva sufriendo importantes problemas desde hace tiempo. Tal y como publicó SALAMANCA24HORAS en noviembre de 2018, más de una decena de extrabajadores y exprofesores del colegio La Inmaculada de Armenteros llevan casi seis años sin cobrar lo que les deben, pese a que una sentencia firme del Juzgado de lo Social número 2 les dio la razón hace años y reconoció la deuda que la institución contrajo con ellos tras numerosos meses de impagos y su posterior despido.

Estos profesionales, que mantuvieron lógicamente su caso en manos de la Justicia, manifestaron su malestar con lo que consideraron que fue una "lentísima instrucción" del juzgado de Instrucción que lleva el proceso. Estos mismos afectados contaron a este diario que, pese a que hace años el colegio vivió una situación muy comprometida acuciado por las deudas como consecuencia de una mala gestión, en 2018 se encontraba de nuevo en funcionamiento y se había creado una fundación heredera de la que en su día puso en marcha el ya fallecido sacerdote Juan Trujillano.

"Tanto el colegio como esta nueva fundación están recibiendo subvenciones e ingresos", contaron, "por lo que no entendemos cómo tras tantos años no hemos cobrado deudas que ascienden, en algunos casos, hasta los 40.000 euros". Su situación económica y desesperación, indicaron, había llegado tan al límite que amenazan con ofrecer importantes datos, cifras y testimonios del colegio que comprometerían a diversos cargos políticos y empresarios de la provincia. "Queremos que se haga justicia y, si es necesario tirar de la manta, lamentablemente lo vamos a hacer porque está todo documentado", dijeron.

La entidad que dirigió Juan Trujillano hasta su muerte se hizo muy famosa como consecuencia de su política de recepción de jóvenes necesitados y, posteriormente, de niños inmigrantes llegados, en muchos casos, en pateras y cayucos a las costas españolas.

Comentarios
Lo más