Éxito de público en el Mercado Campesino de Miranda de Azán

Éxito de público en el Mercado Campesino de Miranda de Azán
Éxito de público en el Mercado Campesino de Miranda de Azán

Un año más, la localidad de Miranda de Azán se ha vestido de gala para celebrar el Mercado Campesino, que se ha convertido en una cita obligada del mes de agosto en la provincia. Este domingo, 11 de agosto, el municipio ha vuelto a reunir más de 50 expositores que llenarán la plaza de olores y sabores, con gran éxito de público

Un mercado que es en un lugar donde el pequeño productor pueda vender su trabajo y donde tenga cabida la artesanía tradicional, los productos regionales, el arte y el folklore. Cabe destacar, que este año se caracteriza por el fomento de los oficios tradicionales: panadero, picapedrero, alfarero… se convierte en una mezcla entre recuperar la memoria de lo tradicional y poniendo el acento en los productores de Salamanca.

No obstante, todos los años se cuenta con invitados de fuera, y este no ha sido menos; como son expositores del valle de Ambroz (al norte de Cáceres) o de Ávila. Precisamente, del Valle de Ambroz fueron los primeros invitados a este Mercado Campesino y ha sido tal el impacto que ha recibido en esa zona, que el propio alcalde de Miranda de Azán, José Luis Sánchez, ha confirmado que están en proceso de constitución de una red de mercado y la creación, en esa zona extremeña, de su propio Mercado Campesino inspirado en el de Miranda.

En la edición de este año, la comida vegana ha cobrado una especial relevancia. Así, a las 13:00 horas todos los presentes han podido participar en un taller de este tipo de comida. Precisamente, para comer, el menú del día (con un precio de 7 euros) también ha sido vegano.

Después de llenar el estómago, el paso será para los postres, aunque esta vez no para comerlos, sino para aprender a hacerlos. A las 17:00 horas habrá un taller de repostería para chuparse los dedos.

Media hora después, 17:30 horas, se llevará a cabo un interesante taller para todas las edades, con el que los presentes podrán aprender a fabricar pequeños instrumentos tradicionales de percusión, de la mano de “Cachivaches y soniquetes”.

El colofón final, lo pondrá este año la música de Entavía, un grupo salmantino arraigado al pasado musical de nuestra sociedad, que nació con la idea de crear una tradición oral más allá de hacer folk historicista.

No obstante, a parte de los talleres con un horario fijo, se puede disfrutar de múltiples actividades en la feria, como de una zona infantil, cuentacuentos, oficios tradicionales, paseos en burro, pasacalles y tabernas.

Lo más