El Convento de las Dueñas cumple 600 años a la espera del proceso de canonización de Sor Teresa Chikaba, ‘La negrita’

El Convento de las Dueñas cumple 600 años a la espera del proceso de canonización de Sor Teresa Chikaba, ‘La negrita’
El Convento de las Dueñas cumple 600 años a la espera del proceso de canonización de Sor Teresa Chikaba, ‘La negrita’

Para ello han organizado diferentes actividades, entre las que se incluyen dos solemnes eucaristías, un ciclo de conferencias y visitas teatralizadas. Además, también exponen un cuadro que se incluye dentro del proceso de canonización de Sor Teresa Chikaba, una religiosa a la que se le atribuyen distintos hechos extraordinarios

El Convento de las Dueñas está de aniversario, y es que, este año cumple su sexto centenario de vida con un total de 26 hermanas que hacen vida de clausura entre sus muros. Para esta fecha tan señalada se han programado diferentes actividades en las que colaboran también la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Salamanca.

De esta manera celebrarán los 600 años mientras se decide el Roma la canonización de Sor Teresa Chikaba (1676-1748), también conocida como ‘La negrita’, una religiosa que tras sufrir discriminación durante toda su vida por su color de piel, llegó a Salamanca para entrar en un convento de clausura que posteriormente desapareció en 1810. Tal y como Las 15 monjas que vivían allí se unieron al Convento de las Dueñas y llevaron los restos de Teresa Chikaba “porque había vivido y muerto como una santa”, tal y como explica la dominica Sor María Eugenia Maeso.

La autora de la biografía de ‘La negrita’, Amparo Sanz Albornos, detalla que hay hechos extraordinarios que se atribuyen a testimonios de la época constatados. Entre ellos, además de los propios valores y virtudes de Chikaba, también “impidió que este convento fuese objeto de un bombardeo, sanaba personas. Ya desde pequeña en su tribu la gente acudía para que pusiese sus manos y sanar a las personas”. Añadía que esa fama continuó en Salamanca y llega hasta hoy día, cuando muchas personas llegan al convento para pedir ayuda.

Un cuadro que estará dentro del proceso de canonización

La directora General de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho, ha acudido este lunes al convento para anunciar la contribución del gobierno regional con el aniversario. Se trata de una réplica de ‘Sor Teresa Chikaba y su confesor’, una de las obras presentes en el Museo de Salamanca. Es un cuadro anónimo del siglo XVIII “en un estado de conservación dificultoso pero que contiene el valor artístico y un importante valor documental vinculado al proceso de canonización de Sor Teresa Chikaba”.

La obra estará presente en la sala dedicada a ‘La negrita’ para poner en valor el recorrido espiritual y la argumentación que sustenta el proceso de canonización que se inició hace unos años. La obra, tal y como detallaba la autora de la biografía de la religiosa, Amparo Sanz, “es un símbolo y un ejemplo de reconocimiento de las mujeres santas que han estado durante estos 600 años en el convento. Un hecho histórico, clave para el proceso que se está llevando a cabo dentro del proceso de canonización”.

Convento de las Dueñas (10)

Las actividades del sexto centenario del convento

Debido a este aniversario se ha confeccionado un programa de actividades acomodado a la vida contemplativa que ellas tienen dentro de estos muros. Así, habrá dos misas solemnes el 4 de septiembre y el 8 de noviembre, esta última con la presencia del obispo, Monseñor Carlos Hernández.

Habrá también un ciclo de tres conferencias que tiene por objeto ver la vida del claustro durante estos 600 años, ver la vida contemplativa a día de hoy y poner en valor artístico y cultural de este claustro.

Además, tal y como presentaba este lunes la alcaldesa en funciones, Ana Suárez, el Ayuntamiento de Salamanca contribuirá con las Llaves de la Ciudad, unas visitas teatralizadas de octubre a diciembre que darán a conocer tanto a salmantinos como a turistas la historia del convento.

La vida de las religiosas en el Convento de las Dueñas de Salamanca, hoy

Tal y como explicaba la dominica Sor María Eugenia Maeso, “Nuestra vida es principalmente de oración, de silencio, pero también de trabajo, porque nos tenemos que ganar el pan. Nos dedicamos a la repostería: vendemos pastas, pero no trabajamos tantas horas como trabajan los confiteros. Tenemos muchas horas de coro, de rezo, de alabanza al señor”.

Sin embargo, lamentaba que actualmente en España no haya vocaciones: “El ambiente no ayuda, es un ambiente frío, más bien laico”. Sin embargo, apuntaba que en Latinoamérica la corriente es muy distinta, ya que allí sí que surgen muchas vocaciones.

Comentarios
Lo más