Tres de cada cuatro jóvenes con discapacidad no tiene empleo ni lo busca

Tres de cada cuatro jóvenes con discapacidad no tiene empleo ni lo busca
Tres de cada cuatro jóvenes con discapacidad no tiene empleo ni lo busca

El informe de Fundación Adecco y JYSK detalla que la tasa de actividad de los jóvenes con discapacidad es del 25,4%. Entre los motivos, se incluyen que "prejuicios y creencias estereotipadas en las empresas frenan la contratación de jóvenes con discapacidad", también "las barreras psicológicas de carácter intrínseco" como "la sobreprotección familiar, las inseguridades, falta de confianza y temor".

Tres de cada cuatro jóvenes españoles de entre 18 y 30 años con discapacidad no tiene empleo ni lo busca, según un informe de Fundación Adecco y JYSK. En concreto, la tasa de actividad de los jóvenes con discapacidad es del 25,4%.

La cuarta edición del informe 'Jóvenes con Discapacidad, motor de futuro' se basa en 300 entrevistas y datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en 9.419 los jóvenes con discapacidad de hasta 25 años inscritos como demandantes de empelo, lo que supone el 1,9% de los desempleados jóvenes en España, que ascienden a 502.900.

El perfil de estos jóvenes es mayoritariamente hombre (64%) que reside en Andalucía (22,7%), Cataluña (15,6%), Comunidad Valenciana (11,2%) y Comunidad de Madrid (10,5%). Estas cuatro regiones concentran a seis de cada diez empleados con discapacidad menores de 25 años.

Según este informe, el 27% de los demandantes parados menores de 25 años con discapacidad es de larga duración. Con ello, 2.551 jóvenes con discapacidad de los 9.419 parados totales llevan más de un año buscando empleo sin éxito. En concreto el 15,3% lleva entre de 1 y 2 años y un 11,8% supera los dos años.

En cuanto a la evolución del número de desempleados menores de 25 años con discapacidad, se constata un aumento del 5,4% en el último año, sin embargo disminuye un 6,9% en el último lustro.

Según Fundación Adecco, los "prejuicios y creencias estereotipadas en las empresas frenan la contratación de jóvenes con discapacidad", también "las barreras psicológicas de carácter intrínseco" como "la sobreprotección familiar, las inseguridades, falta de confianza y temor".

"La carencia formativa es un gran obstáculo para insertarse en el mercado laboral actual", añaden los autores del informe. "Las personas con discapacidad, especialmente aquellas que tienen discapacidad intelectual, terminan su formación con 18 años por falta de una verdadera educación inclusiva, lo cual aumenta la brecha formativa que existe actualmente entre los jóvenes con discapacidad y el resto", exponen.

Seis de cada diez encuestados afirman que la discapacidad les perjudica a la hora de encontrar un empleo y todavía un 25% no indica en su currículum que tiene una discapacidad.

Según el informe 'El mercado de trabajo de las personas con discapacidad 2019', del SEPE, la mayor parte de los jóvenes con discapacidad (20,9%) encuentra trabajo como peón de industria manufacturera, seguidos de un 17% como personal de limpieza en oficinas, hoteles y otros. En tercera posición, aparecen los camareros asalariados con un 15,8%.

El chico joven con discapacidad encuentra trabajo como peón de industria manufacturera, sin embargo, el mayor número de chicas jóvenes con discapacidad se concentra en empleos de personal de limpieza en oficinas hoteles y otros.

El paro, la mayor preocupación de los más jóvenes

Los estereotipos, las barreras y la brecha formativa conducen a muchos jóvenes con discapacidad a la inactividad: el 74,6% no tiene empleo ni lo busca. Sin embargo, con un trabajo digno, los jóvenes pueden abordar el resto de las problemáticas a las que se enfrentan, siendo así la mejor solución para hacer realidad sus aspiraciones, mejorar sus condiciones de vida y darles un papel activo en la sociedad.

En este sentido, el empleo juvenil se convierte entonces en una prioridad mundial para asegurar el crecimiento saludable de la economía global. No perder una generación entera de talento, innovación, ganas de trabajar y diversidad es todo un reto para las empresas actuales.

Para los jóvenes con discapacidad, al igual que el resto de los jóvenes en el mundo como asegura el informe Global Millennials 2019 de Deloitte, el desempleo se presenta como un gran miedo y una de sus principales preocupaciones con un 87%.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “los jóvenes son para nosotros, las empresas, el motor de desarrollo. Por ello, es imperativo potenciar el acceso al mercado laboral de los jóvenes con discapacidad, asegurándonos que la discapacidad pasa a un segundo plano y se valora al candidato por su talento y su potencial. Solo así, lograremos un futuro más justo e inclusivo tanto en la empresa como fuera”.

Comentarios
Lo más