​Un cambio de baremación de la Junta en las oposiciones de Maestro ‘deja’ sin plaza a varias salmantinas: “Siento que me han robado lo que es mío, y voy a ir hasta el final”

​Un cambio de baremación de la Junta en las oposiciones de Maestro ‘deja’ sin plaza a varias salmantinas: “Siento que me han robado lo que es mío, y voy a ir hasta el final”
Foto de la oposición de Educación Infantil que se celebró en Salamanca
​Un cambio de baremación de la Junta en las oposiciones de Maestro ‘deja’ sin plaza a varias salmantinas: “Siento que me han robado lo que es mío, y voy a ir hasta el final”

Al aplicar una normativa diferente de la recogida en la convocatoria del concurso para el cómputo de los cursos de formación online, estas charras han perdido las centésimas justas que las han dejado sin plaza. Sin embargo, no dudarán en acudir a la vía judicial para que haya “justicia”

El pasado 22 de junio, miles de personas se presentaban en Castilla y León a las oposiciones de Educación que repartían un total de 1.026 plazas de Educación Primaria (287); Lengua Extranjera -inglés- (204); Educación Infantil (185); Pedagogía Terapéutica (123); Educación Física (103); Audición y Lenguaje (72) y de Música (52).

Unos exámenes que ya de por sí son complicados y que requieren gran tiempo de preparación, normalmente años. Pero no sólo se trata de las pruebas que tienen lugar en el mes de junio, sino que a la hora de obtener plaza, también se tiene en cuenta otros factores, como la experiencia previa, la formación académica -la nota al final del Grado- o los cursos de formación.

Precisamente, uno de estos cursos de formación, están siendo los causantes de una disputa entre la Junta de Castilla y León y algunos opositores, que han pasado de ver cumplido su sueño al obtener una de las plazas a estar viviendo un drama en el que se han quedado sin esa plaza ni ninguna otra. ¿El motivo? Un cambio de baremación de la Consejería de Educación en los cursos de formación online que les ha hecho perder las centésimas justas que cambian su futuro no sólo a corto plazo, sino también a largo.

Así lo denuncian varios opositores junto a los sindicatos, entre ellos CSIF. Argumentan que, en la convocatoria de las oposiciones se recogía una orden diferente y que, según creen, sólo se puede aplicar a los funcionarios que ya ejercen docencia en los centros públicos. Es decir, “a quienes ya tienen plaza y quieren presentarse a un concurso”.

De esta manera lo explica Tania, una de las afectadas, en conversación con SALAMANCA24HORAS. Considera que en su caso, al no estar trabajando de manera previa, no se le podría aplicar el baremo que ha utilizado la Junta de Castilla y León, y por tanto tendría que obtener los dos puntos completos de este apartado y no el 1,26 que le han otorgado. Una diferencia reseñable, puesto que ese 0,74 más la colocaba en el puesto 253 de 286. Es decir, obtendría una plaza como profesora de Educación Primaria.

Pero su sorpresa es aún mayor cuando observó, junto a otros afectados, que su baremación si estaba realizada de manera correcta para las listas de interino. Además, también pudo constatar que dicho cómputo no se dio por igual a todos los opositores ni en todas las provincias. Es decir, que “se había aplicado sin seguir un orden lógico”. No se había baremado igual ni en todas las provincias ni a todos los opositores, algo que hizo crecer su indignación.

Tania no lo dudó ni un segundo, ya que su futuro está en juego. Por ello, junto a otras personas afectadas, ha planteado un recurso de alzada que, de resultarles favorable, significaría que obtendrían esas plazas que se les han ‘arrebatado’. No son los únicos, puesto que otros afectados también han planteado un recurso de reposición porque, en su caso, les afecta en el tema de las interinidades.

Pero ahí no acabará la cosa. Esta salmantina asegura que, en caso de que el recurso de alzada les sea rechazado, acudirán a la vía judicial. Concretamente, a la contencioso-administrativa, lo que haría que esta confrontación se dilatase más en el tiempo de lo que lo va a hacer. Y es que no parece, salvo sorpresa mayúscula, que ese recurso vaya a tener una resolución antes del 2 de septiembre, fecha en la que los docentes se tienen que incorporar a sus puestos.

“Estas dos años a conciencia preparándote las oposiciones, las apruebas y, de golpe, se te viene el mundo encima”

Tanto Tania como el resto de afectados lo que pretenden es que se les escuche. “Hemos elevado quejas al Procurador del Común en toda Castilla y León, al Defensor del Pueblo y al presidente de la Junta. Queremos hablar, que se nos escuche, porque no pretendemos que se ponga algo que no es”, relata, recordando que “es de justicia”.

El sindicato CSIF está con estos afectados desde el principio puesto que, en su opinión, la baremación aplicada no es legal al no haberse publicado en la convocatoria. “No es muy normal, porque tienes todo hecho. Leí la orden de convocatoria y presenté todo. Estás dos años a conciencia preparándote las oposiciones, tengo una media de 8 y saqué la plaza. Pero, de golpe, se te viene el mundo encima”, explica esta charra.

Sobre todo cuando este criterio para baremar no se ha aplicado por igual en todas las provincias. Sí ha ocurrido en Burgos (donde se hacía el examen para Educación Primaria) o Palencia (para maestro de Educación Física). Una afirmación de la que tienen pruebas: “Hemos hecho un grupo, contactado varias personas, y tenemos información de primera mano”.

Tania, eso sí, no espera nada de la Junta. De hecho, el recurso de alzada podría dilatarse en el tiempo hasta tres meses, momento en el que podrían aceptárselo o rechazarlo. Y, mientras tanto, la vida sigue y tiene que cumplir con los requisitos del concurso. Por ello, ahora está seleccionando las vacantes “aunque sé que no me las van a dar por posición”.

Toda la espera, eso sí, se lleva muy mal. Tania estuvo bastante tiempo sin dormir, y sigue sin saber qué pasará cuando ha visto que, en un principio, obtuvo una de las plazas hasta que el baremo cambió. “Si aceptan el recurso me darían una de las plazas. No sé en qué provincia, pero me da igual, sólo quiero mi plaza”, relata.

En el caso de que se lo rechacen sólo queda la vía judicial. Ahora mismo no tienen abogados -cuentan con la ayuda de CSIF- y el grupo de afectados está consultando cuál puede ser el mejor especialista entre los letrados, porque no dudan en que llegarán “hasta el final. Tenemos las de ganar”.

“Estaba dentro hasta con la baremación mal, pero las reclamaciones me han dejado fuera”

Otra de las afectadas es Mónica. A esta charra, que también se presentó a las oposiciones de Educación Primaria, el cambio de baremación ‘sólo’ le ha quitado 18 centésimas. Pero, aunque parezca poco, ha sido lo justo para quitarle su plaza, ya que en el listado provisional estaba dentro.

“Tenía plaza por encima de 14 personas, pero las reclamaciones que hubo hicieron que me superasen”, concreta. Ella, igualmente, ha interpuesto el recurso de alzada y, como Tania, su baremo está bien en las listas de interinos, algo que no entiende cómo puede suceder. “Esa plaza es nuestra, y siento que me han robado lo que es mío”, lamenta.

También con la ayuda de CSIF, desde el sindicato ya le han advertido de que es probable que la Junta tenga “silencio administrativo” y les toque acudir a la vía judicial, pero “no nos vamos a quedar de brazos cruzados, yo al menos”. Tampoco duda, pues, en ir hasta el final, y más cuando “no en todas las provincias han baremado igual. En Educación Infantil -examen que se hizo en Salamanca- se ha baremado bien, mientras que en Burgos -Educación Primaria- no, ya que han aplicado algo que no es legal y está destinado a los profesores con plaza o a los sexenios”.

Puede pasar mucho tiempo, incluso años, hasta que la justicia se pronuncie. En el caso de que les dé la razón, la Junta les tendría que compensar económicamente por el tiempo que no han trabajado cuando les correspondía, pero eso no es lo que más les preocupa, sino el hecho de que ese cambio no anunciado les ha privado de su sueño. “Siento que me han robado algo que es mío y voy a ir a por todas”, reitera. 

“Sabemos que la vía judicial es muy costosa, y la Administración presiona porque la gente se echa para atrás”

Dentro de ese grupo de personas afectadas que lucha de manera conjunta se encuentra Pilar, una vallisoletana que ha trabajado en Salamanca durante algunos meses este último curso. Ella es quien confirma que, cuando salió la convocatoria, la normativa era diferente a la finalmente aplicada. “En el apartado de méritos venía perfectamente marcado, pero ha ocurrido que sacan una ley que es exclusivamente para el funcionariado en formación permanente”.

Pilar, a diferencia de sus compañeras, hizo el examen de Educación Física, aunque la situación es la misma. Actualmente está solicitando una de las plazas vacantes “porque si no lo haces, te echan”, pero sigue luchando por su futuro. Tampoco tiene dudas e irá a la vía judicial ya que, además, “si ganas te compensan económicamente por los daños causados, pero la Administración es poderosa”.

En el caso de ganar, ella, como sus colegas, sería repuesta en la plaza que le tocó, pero el asunto, lejos de resolverse en los próximos días, probablemente se disperse en el tiempo y dure años.

Igualmente, hay que tener otro detalle en cuenta, tal y como relata: “sabemos que la vía judicial es muy costosa y la Administración presiona porque la gente se echa para atrás”. Pero ella, con una plaza fija en juego, no quiere ni pensar en la posibilidad de no reclamar lo que se merece, aunque sabe que es “luchar contra una pared”.

Ella ha vivido, además, un “año durísimo” porque ha compaginado el trabajo con estudiar las oposiciones: “Tienes que trabajar tus 40 horas más opositar, que no es dedicarle una hora toda las tardes. Fastidia bastante que ocurra esto, porque parece que no valoran tu esfuerzo y sacrificio”.

Pilar confía en que “haya un poco de justicia” y que la Junta corrija, porque ha habido quejas “de todo el mundo: de los opositores, del profesorado y de los sindicatos” por una situación que es “bastante duro. Que nos trate así la Administración no es nada sano ni para uno ni para otros”, sentencia.

Comentarios
Lo más